Imagen de José Guillermo Martínez Rojas

José Guillermo Martínez Rojas

Docente e Investigador

13 películas para comprender mejor el bullying

Publicado: Mié, 28/09/2016 - 14:00

Un texto que apoya la elaboración de una propuesta para la transformación de las condiciones institucionales que hacen posible dicho fenómeno en las instituciones educativas.

Extraído de: El manual de convivencia y la prevención del bullying. Diagnóstico, estrategias y recomendaciones. José Guillermo Martínez Rojas. Biblioteca de la rectoría y el equipo directivo. Editorial Magisterio: http://www.magisterio.com.co/libro/el-manual-de-convivencia-y-la-prevencion-del-bullying

Cobardes

(Bullying, donde la víctima se vuelve agresor)

Año de producción: 2008

Dirección: José Corbacho, Juan Cruz

Intérpretes: Elvira Mínguez, Lluís Homar, Paz Padilla, María Molins, Eduardo Espinilla, Ariadna Gaya, Javier Bódalo, Eduardo de la Torre. 

Guión: José Corbacho, Juan Cruz

Fotografía: David Omedes 

Distribuye: Filmax 

Duración: 89 minutos

Público apropiado: Jóvenes y adultos

Género: Drama

Cobardes cuenta el fenómeno de la intimidación a través de la historia de dos estudiantes de secundaria: uno víctima y el otro agresor. Guille, en apariencia un chico como muchos, con buenas notas, deportista y con una familia que le respalda, ha descubierto que actuar de bully en clase le da cierto respeto, por lo que, sin dudarlo, elige una víctima: Gabriel. Se pasa el día acosándole con sus amigos por cualquier pretexto. El motivo por el cual Gabriel es la víctima elegida, es el hecho de tener el pelo rojo.

La película permite hacer un abordaje sobre la dinámica del bullying, y cómo esta puede realmente atormentar a un estudiante que no había tenido problemas en la escuela. Cuando finalmente el bully es descubierto y neutralizado por la acción decidida de los docentes y directivos de la institución, y Gabriel por fin se ha librado del acoso de Guille, todo aparentemente vuelve a la normalidad; sin embargo, en la última escena se insinúa cómo hay un nuevo bully en el grupo, que no es otro que Gabriel.

En muchos casos los estudios sobre el fenómeno del bullying han demostrado que bastantes acosadores son jóvenes que en algún momento de su vida han sido víctimas de la intimidación o de alguna clase de violencia, razón por la cual desarrollan conductas agresivas y de maltrato hacia otros que rápidamente se convierten en intimidación escolar. Esta película puede ser empleada para abrir la discusión sobre esta perspectiva.

Klass

(El bullying y sus papeles)

Año de producción: 2007

Dirección: Ilmar Raag

Intérpretes: Lauri Pedaja, Vallo Kirs, Part Uusberg, Paula Solvak, Margus Prangel

Guión: Ilmar Raag

Fotografía: Kristjan-Jaak Nuudi

País: Estonia

Distribuye: Amrion

Duración: 98 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Joosep, el más débil de la clase, tiene 16 años y su vida no es fácil por su manera de ser, las relaciones que tiene con sus padres y su carácter introvertido y más bien solitario. Joosep se vuelve rápidamente el blanco de los ataques de sus compañeros de clase ante la mirada impasible de varios de ellos y el exacerbamiento de la conducta agresiva por parte de otros. 

Kaspar, uno de sus compañeros de clase, defiende a Joosep de los ataques de los otros estudiantes, pero muy pronto él también comienza a ser víctima de estos ataques. Entre los dos se genera una involuntaria amistad. Kaspar termina por encontrarse aislado, junto a Joosep, del resto de sus compañeros de clase e incluso de su mejor amiga. 

Por su parte, Joosep quiere recuperar su dignidad y ha considerado la posibilidad de inscribirse en una universidad lejana. Pero los compañeros de clase continúan persiguiéndolo con obstinación, no dejándolo en paz y llevando sus actos de maltrato hasta niveles insospechados de crueldad.

Las cosas en su casa no son nada halagüeñas, pues su madre es una mujer más bien apocada y con una baja autoestima, quien parece no darse cuenta de lo que pasa con su hijo; su padre, es un perdedor, aparentemente no hace nada y gusta de la violencia física y de las armas para sentirse alguien. Joosep, por su parte, trabaja elaborando páginas web y percibe unos ingresos que su padre le escatima cada que puede; vive refugiado en su cuarto, sumergido en el computador y aislado del mundo exterior.

La película plantea la “lógica” del fenómeno de la intimidación escolar y de los papeles que este fenómeno tiene: el agresor o agresores, la víctima o víctimas, y los espectadores. Llama la atención cómo el filme presenta de manera cuidadosa el fenómeno de la intimidación, que va adquiriendo cada vez proporciones más grandes, acorralando a sus víctimas y no dándoles la posibilidad de ninguna salida, hasta despojarlas por completo de su dignidad.

Los hechos transcurren en una escuela de secundaria ante la mirada impasible de un grupo de compañeros-estudiantes a quienes parece no molestarles lo que sucede en el aula de clase, pero también ante un grupo de profesores que, en su mayoría, no perciben lo que sucede, o cuando lo captan, no toman las medidas pertinentes para que la situación sea remediada, por lo que la espiral de agresión y violencia se incrementa cada vez más.

Ben X

(Bullying por necesidades especiales)

Año de producción: 2007

Dirección: Nic Balthazar

Intérpretes: Greg Timmermans (Ben), Marijke Pinoy (madre), Laura Verlinden (Scarlite), Pol Goossen (padre), Titus de Voogdt (Bogaert), Maarten Claeyssens (Desmet), Gilles de Schryver (Coppola), Peter de Graef (psiquiatra), An Van Gijsegem (Maaike), Tania van der Sanden (Sabine).

Guión: Nic Balthazar

Fotografía: Praga Khan

País: Bélgica

Distribuye: Film Movement

Duración: 90 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Ben es un joven con síndrome de Asperger —una forma de autismo— que además sufre el bullying por parte de sus compañeros de clase, como consecuencia de su introvertida personalidad y sus singulares intereses. Debido a ello, Ben solo se siente feliz en un juego de rol en línea, en el que da vida al valeroso ArchLord y tiene una agradable amistad con Scarlite.

Sin embargo, la vida de Ben se complica cada vez más, y el nivel de agresión se incrementa cuando sus compañeros de clase lo suben a una mesa, le bajan los pantalones y graban todo en sus celulares. Por si esto no fuera suficiente, los videos con el incidente son subidos a Internet, provocando una profunda crisis en el joven afectado.

Cansado de las burlas, Ben decide que la única manera de terminar con todo es suicidándose. Afortunadamente el joven es detenido por Starlite, quien lo convence de actuar valientemente, como lo haría ArchLord, y buscar una manera de cobrar venganza. Debido a ello, el joven opta por hablar con sus padres para fingir un suicidio y revelar la identidad de sus agresores, situación que será determinante para vivir una vida tranquila en el futuro.

El bullying por necesidades especiales es una de las configuraciones de como este fenómeno se manifiesta en el contexto escolar. Esta cinta permite abordar dicha forma o característica de la intimidación para poner en evidencia sus particularidades, y sobre todo, cómo la discriminación y el maltrato que se hace a aquellos que se salen de los parámetros considerados “normales” no puede ser aceptada o permitida por quienes están en contacto con los estudiantes o son sus formadores. 

Conviene entonces hacer un proceso de formación significativo hacia la tolerancia que implica el respeto y la aceptación de lo diferente o de las personas que son distintas, en un ambiente en el que todas las particularidades de las personas son respetadas y permitidas. Ahora bien, la tolerancia es apenas un primer nivel, o tal vez el más básico, de la aceptación del otro, pero si se puede, habría que avanzar en formar a los estudiantes en el respeto y la total aceptación de la otredad como la forma más elevada de reconocimiento y validación de los demás, más allá de cualquier actitud de mera tolerancia, para evolucionar a formas más elevadas de respeto, reconocimiento y aceptación de los otros, en su total diferencia y aceptación.

Odd Girl Out – Amigas hasta la muerte

(Características del bullying entre mujeres)

Año de producción: 2004

Dirección: Tom McLoughlin

Intérpretes: Alexa Vega, Lisa Vidal, Leah Pipes, Alicia Morton, Rhoda Griffis, Michael Arata

Guión: Richard Kletter (Historia: Richard Kletter, Matthew McDuffie. Libro: Rachel Simmons)

Fotografía: John S. Bartley

País: Estados Unidos

Distribuye: Lifetime Television

Duración: 84 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Una madre y su hija se enfrentan a las acciones intimidatorias de un grupo de compañeras adolescentes del nuevo instituto. La chica empieza a deprimirse cuando se ve condenada al ostracismo por sus compañeros de clase. Incluso, la madre de una de las agresoras ve como normal lo que sucede entre su hija y la víctima de la agresión. La madre de la víctima intentará ayudarla a recuperar su autoestima, a la par que denuncia ante las autoridades de la escuela lo que está sucediendo. 

Los hechos transcurren en una institución de secundaria ante la mirada impasible de un grupo de compañeras-estudiantes a quienes parece no molestarles lo que sucede en el aula de clase, lo cual conduce necesariamente a que la situación no sea remediada, de ahí que la espiral de agresión y violencia se incrementa. Sin embargo, la película también nos permite ver cómo la madre de la víctima, sin tener muchos recursos inicialmente, y si saber exactamente lo que está sucediendo, se constituye en la principal aliada de su hija para sacarla de la agresión en la que se halla inmersa.

La película plantea la “lógica” del fenómeno de la intimidación escolar desde el punto de vista de las estudiantes mujeres y de los papeles que este fenómeno tiene: el agresor o agresores, la víctima o víctimas, y los espectadores. Es significativo el hecho de que el fenómeno de la intimidación en el contexto femenino, es evidentemente muy distinto de lo que es el de los estudiantes hombres. Ellas tienen comportamientos de intimidación que no necesariamente involucran golpes o agresiones físicas, sino más bien estrategias como el difundir rumores, utilizar los medios virtuales para denigrar o lastimar emocionalmente a la víctima, excluir de los grupos sociales, ofender con sobrenombres, “atacar” la autoestima del otro, entre otras muchas manifestaciones. De igual manera, este tipo de agresión causa igual o mayor daño que el físico, porque mina la autoestima y la personalidad de la víctima.

El filme presenta de manera cuidadosa cómo el fenómeno de la intimidación va adquiriendo cada vez proporciones más grandes, acorralando a su víctima y no dándole la posibilidad de ninguna salida, hasta despojarla por completo de su dignidad y llevarla a una severa depresión y al deseo de no querer vivir más.

Elephant

(Posibles causas del bullying)

Año de producción: 2003

Dirección: Gus Van Sant

Intérpretes: Alex Frost, Eric Deulen, John Robinson, Elias McConnell, Jordan Taylor, Carrie Finklea, Nicole George, Alicia Miles, Timothy Bottoms, Matt Malloy

Guión: Gus Van Sant

Fotografía: Harris Savides

País: Estados Unidos

Distribuye: Meno Film Company / Blue Relief

Duración: 81 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Premios: (2003) Cannes, Palma de Oro: Mejor Película y Mejor Director

Alex y Eric son un par de estudiantes marginados que sufren toda clase de burlas y ataques por parte de los jóvenes más populares de su clase. Por si esto no fuera suficiente, las distracciones y el desinterés evita que los maestros tomen acción para terminar con estos maltratos, por lo que ambos jóvenes deciden que la única manera de terminar con todo es haciendo justicia con su propia mano.

Alex y Eric adquieren algunas armas por Internet y elaboran un plan de ataque con el que planean cobrar venganza de sus compañeros. Vale la pena aclarar que antes de comenzar los asesinatos, la dupla se topa con el noble John y le advierten que no entre a la escuela. Una vez adentro los jóvenes intentan volar parte de las instalaciones, y aunque fracasan, toman un par de rifles para dar inicio a una violenta masacre en la cafetería, la cual se extiende lentamente por los pasillos del colegio, afectando a alumnos y maestros por igual. Como si esta violencia no fuera suficiente, Alex asesina a Eric para terminar la sangrienta obra de manera individual.

La cinta aborda, desde una perspectiva no real, las consecuencias que se siguen de un comportamiento intimidatorio generalizado y que cada vez es más común en las escuelas de Estados Unidos: las víctimas del bullying cometen masacres y terminan suicidándose. Si bien la puesta en escena es un poco fantasiosa, los comportamientos intimidatorios que excluyen a un estudiante sí son muy similares a los que habitualmente suceden en las escuelas.

Bang Bang You’re Dead – Escuela de asesinos

(Una posible alternativa para superar el fenómeno del bullying)

Año de producción: 2002

Dirección: Guy Ferland

Intérpretes: Ben Foster, Thomas Cavanagh, Randy Harrison, Jane McGregor, Gary Chalk, Eric Johnson, Janel Moloney

Guión: William Mastrosimone

Fotografía: Robert Aschmann

País: Estados Unidos

Distribuye: Paramount

Duración: 87 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Trevor (Ben Foster), un chico de 16 años que empieza 4.º año de la secundaria, acude a su escuela bajo ciertas condiciones, pues amenazó con poner una bomba y hacer volar a todos. La amenaza despertó la paranoia y el odio de la gente en la escuela. A su vez, un profesor propone realizar una obra de teatro: Bang Bang You’re Dead, la cual habla sobre un chico que, bajo una situación parecida a la de Trevor, cedió a la tentación y mató a sus padres y a cinco alumnos de la escuela.

Tal vez esta sea una de las cintas que mejor aborda el fenómeno del bullying y las causas de la violencia escolar, desde la perspectiva del trabajo que pueden realizar los educadores cuando detectan que se está dando agresión, violencia escolar o bullying en un grupo humano y se toman en serio la posibilidad de intervenir para ofrecer alternativas que no solo permitan la superación del problema, sino además hacer una catarsis sanadora.

La película ayuda a plantear la idea de que efectivamente, para superar los conflictos escolares y especialmente el bullying, se requiere un profundo conocimiento de los estudiantes, de sus intereses, de sus necesidades, y sobre todo, del potencial que cada quien tiene para ofrecer alternativas de salida que los tengan en cuenta; pero además, el docente interesado en contribuir a superar estos conflictos y violencias debe ser tremendamente imaginativo y hacer acopio de mucha creatividad para plantear soluciones que no sean las comunes o las ya desgastadas.

Ondskan – Solo contra sí mismo

(Bullying cuando los profesores están ausentes)

Año de producción: 2003

Dirección: Mikael Håfström 

Intérpretes: Andreas Wilson, Henrik Lundström, Gustaf Skarsgard, Linda Gyllenberg, Marie Richardson, Jesper Salén, Johan Rabaeus, Kjell Bergqvist

Guión: Mikael Håfström y Hans Gunnarsson (Novela: Jan Guillou)

Fotografía: Peter Mokrossinski

País: Suecia

Distribuye: Svenska Filminstitutet / Moviola

Duración: 114 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Erik, un joven de 16 años expulsado de la escuela por su comportamiento violento, recibe la última oportunidad cuando su madre lo envía a un exclusivo colegio privado. Pronto descubrirá que allí los alumnos mayores ejercen un cruel reinado del terror sobre los estudiantes más jóvenes, que raya con la violencia, la agresión injustificada, el atropello y la violación de todos los derechos fundamentales de los estudiantes. El colegio ha funcionado así por muchos años y los maestros, que han normalizado esta forma de control y de disciplina, se mantienen al margen de lo que ocurre.

La película permite hacer un acercamiento al fenómeno de la violencia escolar cuando los profesores están ausentes o deciden deliberadamente ignorar lo que sucede entre los estudiantes y permitir el maltrato de unos con otros. Desde esta condición se genera un ambiente de intimidación y maltrato hacia un estudiante que no se somete a ello y más bien decide responder con más violencia.

Adicional a lo anterior, la película también permite asomarnos a una característica muy particular de los estudiantes cuando deciden ensañarse con uno de sus compañeros: muestra unos niveles insospechados de crueldad, casi hasta el sadismo, porque disfrutan con el dolor y el daño que causan a los otros.

Un puente hacia Terabithia

(La fantasía, una alternativa para huir del bullying)

Año de producción: 2007

Dirección: Gabor Csupo

Intérpretes: Josh Hutcherson, AnnaSophia Robb, Zooey Deschanel, Robert Patrick, Bailee Madison, Katrina Cerio, Devon Wood, Emma Fenton, Grace Brannigan, Latham Gaines, Judy McIntosh, Patricia Aldersley, Lauren Clinton, Isabelle Rose Kircher, Cameron Wakefield, Elliot Lawless

Guión: Jeff Stockwell, David Paterson (Novela: Katherine Paterson)

Fotografía: Michael Chapman

País: Estados Unidos

Distribuye: Walt Disney Pictures / Walden Media

Duración: 95 minutos

Público apropiado: Niños

Género: Drama

Jess Aarons (Josh Hutcherson) es un chico que se siente extraño tanto en el colegio como en el hogar. Se ha entrenado durante todo el verano para ser el más rápido de su clase, pero resulta que llega al colegio Leslie Burke (Robb) y gana la carrera “sólo para chicos”. A pesar de ello, pronto se hacen amigos. A Leslie le encanta contar historias de fantasía y magia y le abre a Jess las puertas de un mundo dominado por la imaginación. A Jess le gusta dibujar, pero hasta entonces no había compartido esta afición con nadie. Juntos crean el reino secreto de Terabithia, un lugar mágico al que solo se puede entrar columpiándose en una vieja cuerda que cuelga sobre el arroyo del bosque. Una vez allí, gobiernan el reino, luchan contra el Maestro Oscuro y sus criaturas y trazan planes para vengarse de los compañeros prepotentes del colegio...

De nuevo, en el planteamiento de una película, en este caso no con jóvenes adolescentes, sino con niños, la fantasía, la creatividad y la imaginación se constituyen en una salida cuando hay intimidación y violencia escolar. Hay ocasiones en que, además de parar la espiral de agresión, también se requiere de salidas creativas y novedosas que permitan a las víctimas de la violencia superar el maltrato que han padecido.

Bullying

(A dónde puede conducir el bullying)

Año de producción: 2009

Dirección: Josecho San Mateo

Intérpretes: Albert Carbó, Joan Carles Suau, Carlos Fuentes, Laura Conejero, Yohana Cobo, Montse Mostaza

Guión: Ángel García Roldán

Fotografía: Nuria Roldós

País: España

Distribuye: Els Quatre Gats Audiovisuals / Plot Films

Duración: 90 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Jordi es un adolescente que cambia de ciudad junto con su madre para iniciar una nueva vida. Pero el destino le reserva una cruel sorpresa, pues cuando traspasa las puertas de su nuevo instituto, cruza sin saberlo la tenebrosa frontera del mismísimo infierno. Pronto comienza a ser víctima de todo tipo de vejaciones y ataques por parte de un grupo de compañeros que se ensañan con él, lo maltratan, lo agreden y le exigen todo tipo de comportamientos que lo degradan como persona. 

Ante esta situación, y no se sabe si por miedo o por ahorrarle problemas a su madre, Jordi decide “manejar la situación” en solitario, sin contar a los demás lo que está viviendo ni la agresión de la que es objeto. Aguanta la agresión, sufre en silencio y trata de complacer a su agresor para intentar que la situación se reduzca o desparezca. Sin embargo, la espiral de agresiones pronto lo dejan sin salida.

La película hace un abordaje del fenómeno de la intimidación, de la crueldad que pueden exhibir algunos estudiantes para con sus compañeros; sobre todo, la manera como la víctima del maltrato se va silenciando, su autoestima y alegría se pierden, y finalmente se encierra en la dinámica del bullying hasta quedar sin alternativas o posibilidades de salida, hundido en una desesperanza aprendida.

Si bien la película parece exagerar sobre la dinámica del bullying, presenta cómo las víctimas del bullying se van sumiendo cada vez más en la espiral de agresiones, despojándose de cualquier posibilidad que les permita superar la agresión, hasta hundirse cada vez más en dicha dinámica y despojarse de su dignidad, lo que irremediablemente las pone en una situación límite, de la que difícilmente podrán salir.

Lat den ratte komma in - Déjame entrar

Año de producción: 2008

Dirección: Tomas Alfredson

Intérpretes: Kare Hedebrant, Lina Leandersson, Per Ragnar, Henrik Dahl, Karin Bergquist

Guión: John Ajvide Lindqvist

Fotografía: Hoyte Van Hoytema

País: Suecia

Distribuye: EFTI

Duración: 114 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Oskar vive en Estocolmo; su timidez y retraimiento lo hacen víctima de abusos por parte de niños de mayor edad o tamaño en el colegio. Constantemente lo molestan, agreden o golpean, y al verse imposibilitado para defenderse, imagina que los acuchilla. Sin embargo, su soledad termina al poco tiempo, cuando llegan nuevos inquilinos al departamento vecino y entabla amistad con la “niña” que es un tanto fuera de lo común, pues además de no sentir el frío de las nevadas, tiene un gusto significativo por la sangre… 

Esta amistad parece beneficiar a Oskar (al menos a corto plazo). Eli, su nueva amiga, se da cuenta de que el niño es víctima constante de acoso, de modo que decide ayudarle y darle la venganza que siempre quiso tener. Sin embargo, esta ayuda fue una sorpresa para Oskar, quien acude a la piscina del colegio y está a punto de ser asesinado, cuando Eli muy sutilmente hace que sus acosadores no vuelvan a ponerle una mano —o pies, cabeza, dedo…— encima.

The River King

Año de producción: 2005

Dirección: Nick Willing

Intérpretes: Edward Burns, Jennifer Ehle, John Kapelos, Rachelle Lefevre, Julian Rhind-Tutt, Sean Mccann

Guión: David Kane - Basado en la novela de Alice Hoffman

Fotografía: Paul Sarossy

País: Reino Unido-Canadá

Distribuye: Myriad Pictures

Duración: 99 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Thriller

Abel Grey (Edward Burns), agente de policía de una pequeña ciudad, investiga la muerte por ahogamiento de August Pierce (Thomas Gibson), alumno de una exclusiva escuela privada. Por temor al escándalo, el centro educativo insiste en que se trata de un suicidio. Sin embargo, Abel descubre por medio de Carlin (Rachelle Lefevre), la única amiga que el chico tenía en la escuela, que August era víctima de acoso escolar y que el acosador era Harry (Jamie King), otro estudiante con quien Carlin había salido en alguna ocasión. Abel sospecha que la iniciación escolar del joven fallecido tuvo unos resultados inesperadamente horribles y solicita la ayuda de la profesora de fotografía, Betsy (Jennifer Ehle), quien cree que el espíritu del muchacho va dejando pistas. A medida que Abel profundiza en su investigación descubre un mundo de corrupción y encubrimiento, y deberá enfrentarse a la verdad acerca de sí mismo; es un hombre manipulado por los fantasmas del pasado.

Después de Lucía

Año de producción: 2012

Dirección: Michel Franco

Intérpretes: Tessa Ia, Gonzalo Vega Jr., Tamara Yazbek

Guión: Michel Franco

País: México

Distribuye: Pop Films

Duración: 93 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Drama

Tras la muerte de su esposa Lucía, Roberto y su hija Alejandra deciden salir de Puerto Vallarta y mudarse a la ciudad de México, con la intención de olvidarse de la tragedia y comenzar de nuevo. Lamentablemente la vida de la joven Alejandra empeora luego de que comienza a ser víctima de burlas, que evolucionan hasta convertirse en dolorosos y constantes ataques contra su persona. Ante esta situación, Alejandra decide ocultar su dolor y vivir en silencio el bullying, con el único objetivo de evitarle mayor sufrimiento a su padre. 

La cinta hace una descripción de cómo se inicia el proceso de intimidación en un grupo de estudiantes, cómo todo esto ocurre por la ausencia y falta de presencia de los profesores, y cómo efectivamente el proceso de agresión va teniendo un proceso de escalada, hasta alcanzar dimensiones verdaderamente monstruosas. La película explora cómo las víctimas del bullying se sienten culpables, optan por el silencio y permiten que la escalada de la agresión se incremente, con la idea de que “de pronto el maltrato termine”.

La cinta tiene la virtud de hacer sentir a los espectadores el maltrato, la agresión, la violencia y la intimidación como formas presentes en la vida de los adolescentes, que se ensañan con sus víctimas y las lleva a la total anulación como personas, a la pérdida de su dignidad y a la búsqueda de medidas desesperadas.

Bully - Documental

Año de producción: 2011

Dirección: Lee Hirsch

Intérpretes: Alex, Ja’Maya y Kelby

Guión: Lee Hirsch, Cynthia Lowen

País: Islandia

Distribuye: The Bully Project

Duración: 98 minutos

Público apropiado: Adolescentes y adultos

Género: Documental

Tras años de ser víctima del bullying, el director de cine Lee Hirsch decidió realizar un fuerte documental en donde explora la vida de varios jóvenes que han vivido en carne propia acosos y dolorosas consecuencias de estos maltratos. El documental también muestra la perspectiva de algunos padres de familia cuyos hijos fueron víctimas de bullying durante varios años.

Por tratarse de un documental, las narraciones están llenas de dolor y tragedia: Alex y Kelby se muestran temerosos por el maltrato de sus compañeros; Ja’Meya terminó encarcelada luego de intentar defenderse violentamente, mientras que los Smalley y los Long recuerdan con dolor el suicidio de sus respectivos hijos, quienes prefirieron terminar con sus vidas antes que continuar sufriendo.

Si bien la cinta no tiene la espectacularidad de una puesta en escena cuidadosa por la estructuración de un argumento y unos recursos narrativos propios del cine, sí posee la poderosa virtud de “poner en escena” las actuaciones realistas y llenas del dramatismo ocasionado por un fenómeno como el del bullying y la violencia escolar. Es notorio y serio el acercamiento a este fenómeno, así como a sus características, y en especial muestra cómo todo ocurre a espaldas de los padres, quienes son los más cercanos a las víctimas y a los agresores pero los desconocen y, por así decirlo, su ignorancia conduce a que la agresión sea doblemente dañina, puesto que las víctimas no reciben el cuidado y apoyo de quienes son sus más cercanos soportes emocionales. 

Imagen de José Guillermo Martínez Rojas

José Guillermo Martínez Rojas

Docente e Investigador

Compártalo

Docente e Investigador de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia, en la Facultad de Educación. Actualmente Decano de la misma facultad. Licenciado en Filosofía y Teología de la Pontificia Universidad Javeriana, Especialista en Legislación Educativa y Procedimientos de la Universidad Autónoma de Colombia, Magister en Educación de la Pontificia Universidad Javeriana, Magíster en Docencia e Investigación Universitaria de la Universidad Sergio Arboleda, Candidato a Doctor en Educación, de la Universidad de Barcelona.

Califique este artículo
Promedio: 5 (1 voto)