Imagen de Patricia Camácho Álvarez

Patricia Camácho Álvarez

Gerente de Educación Fundación Compartir

Postularse, cada vez más fácil

Publicado: Mar, 09/02/2016 - 08:00

Conozca cómo el curso de acompañamiento que brinda la Fundación Compartir se ha convertido en el aliado de maestros y rectores que quieren postularse al Premio Compartir.

Hace 18 años la Fundación Compartir inició un trabajo que no tiene descanso. Es un proceso compuesto por una sucesión ininterrumpida de actividades, con identidad propia, que contribuyen al mejoramiento de la calidad educativa y se unen para darle vida al Premio Compartir a la excelencia de los maestros y rectores.

Durante este tiempo, la Fundación ha mantenido una conversación directa con los educadores para generar reflexión sobre la práctica educativa y de liderazgo, además de promover su mejoramiento y profesionalización, para invitarlos a postularse al Premio.

Esta actividad, (la postulación), requiere de un escrito de tres páginas en el cual los educadores cuentan qué hacen, cuáles son su logros, cómo llegan a ellos y, lo más importante, evidencian que cumplen con los requisitos definidos por la Fundación para ser premiados y reconocidos como maestros y rectores excelentes. (Lea: Premio Compartir: proceso de evaluación y selección)

Condensar todo esto en tres páginas de manera coherente y exhaustiva, y a la vez resumida y concisa, no es una tarea fácil. De hecho, esta es una de las mayores dificultades que experimentan los educadores, al preguntárseles sobre las razones por las que no se presentan al Premio Compartir.

En respuesta a esto, la Fundación ha diseñado diferentes estrategias para apoyarlos en el proceso de construcción del texto de postulación; algunas de estas estrategias fueron talleres de escritura presenciales en las diferentes regiones del país, en los cuales expertos guiaban la escritura a partir de preguntas relacionadas con los criterios de selección del Premio y con la gramática y la redacción. Esta experiencia, que mostraba buenos resultados en cuanto a la calidad de los textos, lograba impactar solo a un bajo número de educadores.

¿Cómo lograr un mayor impacto con los talleres? ¿Cómo motivar el mejoramiento de las prácticas de maestros y rectores a partir de la reflexión sobre el quehacer en el aula y la institución educativa? ¿Cómo lograr más y mejores postulaciones? Fueron, entonces, algunas de las preguntas que desvelaron al equipo de la Fundación. Cuestionamientos que se comienzan a resolver desde un tímido acercamiento a la virtualidad que Compartir realiza durante el primer semestre de 2014. En ese momento decide ofrecer, a través del correo electrónico, retroalimentación a los educadores por parte de tutores expertos en las diferentes áreas.

Esta incipiente idea, se ve altamente potenciada por el proceso de innovación tecnológica que empieza a darse en la Fundación a partir del año 2015. Con esa nueva visión y entendiendo el gran poder de las tecnologías de de la comunicación, se diseña en la plataforma Schoology, el primer curso de acompañamiento virtual para todos los docentes y rectores que requieren apoyo en la construcción de la propuesta.  

Este proceso se hace realidad en mayo de ese año, cuando se abre el curso para 2000 maestros y rectores con el apoyo de 17 tutores. Al curso se inscribieron 1788 educadores, de los cuales 567 consolidaron un texto que se convirtió en su postulación al Premio Compartir. (Lea: La tecnología para la educación se gradúa del salón de clase y llega a la sala de juntas)

Con las lecciones aprendidas de esta exitosa experiencia y con la satisfacción de haber encontrado un camino eficiente y altamente efectivo para el proceso del Premio Compartir, la Fundación ofrecerá a partir del 28 de marzo de 2016, 4 cursos de acompañamiento virtual, de un mes de duración cada uno, en el que se encontrarán maestros y rectores con unos tutores expertos en las áreas y en los criterios del Premio que deberán cumplir con dos objetivos fundamentales:

  1. Propiciar en sus alumnos el mejoramiento a partir de la reflexión individual, del contacto con otras experiencias y de la incorporación de los criterios que definen la excelencia en su quehacer diario.
  2. Guiar a los maestros y rectores en la construcción y escritura de la postulación.

Compartir está convencida que estos cursos contribuyen a que el proceso de postulación al Premio sea cada vez más fácil, tanto por el apoyo en la escritura del texto como por el acompañamiento que se le da a los educadores en la construcción de prácticas pedagógicas y de liderazgo de la más alta calidad.

Para la Fundación Compartir es un orgullo consolidarse como una entidad innovadora que adecúa sus prácticas a las características del siglo XXI, sin abandonar su objetivo. (Lea: Fundación Compartir y Schoology, juntos por los rectores y maestros de Colombia)

¡Maestros y rectores, el curso de acompañamiento es para ustedes, la calidad educativa es para todo el país!

Imagen de Patricia Camácho Álvarez

Patricia Camácho Álvarez

Gerente de Educación Fundación Compartir

Compártalo

Califique este artículo
Promedio: 5 (1 vote)