Imagen de Andrés Moncada

Andrés Moncada

Productor de contenidos digitales

Cirilo y Susanita, los amigos de trapo para las clases de la primera infancia en Usme

Publicado: Mié, 28/12/2016 - 16:00

La profe Claudia García los inventó, pero son los más pequeños del colegio Chuniza, en Bogotá, quienes les dan vida. Junto a ellos, niñas y niños aprenden respeto, tolerancia, solidaridad y amor.

“Este año vienen a acompañarnos dos amiguitos. Se llaman Cirilo y Susanita. Ellos son unos niños que vienen de lejos y son muy amigos desde el jardín. Cirilo protege a Susanita porque ella usa muletas, la ayuda a pasar la calle y a hacer las tareas. Ellos se quieren mucho y los vamos a recibir con mucho cariño y a proteger durante el año”, de esta manera la profesora Claudia García inicia el relato sobre la importante ‘visita’ que llega al colegio.

Cirilo es un niño afrodescendiente y Susanita es una niña con discapacidad motora. Aunque son muñecos, gracias al relato y a la magia de la profesora Claudia, cobran vida y se convierten en ‘amigos’ de las niñas y niños de la primera infancia del colegio Chuniza.

“Con Cirilo y Susanita los niños aprenden sobre el respeto al otro, la diferencia, la solidaridad hacia los demás. Estos temas de convivencia y tolerancia se trabajan de manera permanente en los colegios, pero yo quise adaptarlos para trabajarlos en edades tempranas para que niñas y niños relacionen y acepten esas diferencias. Más que muñecos, a lo largo del año, se convierten en amigos de los niños”, dice Claudia, docente de primera infancia con más de dos décadas de experiencia.

El propósito de la iniciativa es que los niños en formación interioricen valores, virtudes y cosas positivas por medio del juego y las actividades lúdicas que atrapan su atención y les permiten digerir mejor las enseñanzas de la maestra porque se crea un ambiente de aprendizaje interactivo y participativo donde la imaginación y el juego son sumamente importantes. 

“Con esta experiencia pedagógica buscamos que esos personajes que nos inventamos dinamicen las actividades durante el año. Nuestros muñecos nos ayudan no solo a interiorizar valores, sino también les facilitan a los niños aprendizajes de otras áreas como matemática básica, habilidades comunicativas, lectoescritura”, destaca la docente.

Aprendo jugando con Susanita y Cirilito

Luego de introducir a los personajes y de contarles a los niños sus historias de vida, comienza la interacción de los pequeños con los muñecos. Todos se comprometen a cuidarlos y se turnan durante la jornada para hacerlo. En una bitácora se van consignando los cuidados y las aventuras que viven los niños acompañados por sus nuevos amigos.

El que mejor se porte con ellos, el que más los cuide y los proteja, es destacado por la maestra para que se lo lleve a su casa el fin de semana y comparta con él y su familia.

Como afirma la profe Claudia, el ‘juego’ que se entabla con los muñecos, “sirve para hacer una reflexión de cómo se portó el niño esta semana, no solo con los muñecos, sino con los demás. Si fue grosero con alguien, si fue irrespetuoso con algún compañerito o algún maestro, entonces hacemos un trabajo de autoreflexión con los chicos”.

Además de ayudar a la maestra a que los niños sean más solidarios y más respetuosos con el otro, Cirilo y Susanita han servido para vincular a los padres en el proceso de formación de los niños.

“Cuando los niños se llevan los muñecos a la casa, los papitos son los que describen lo que pasó el fin de semana y ellos mismos diligencian las bitácoras, así logramos integrar a las familias dentro del proyecto, lo cual es una ganancia muy grande. Además de que los niños aprendan valores de forma lúdica. De cierto modo ellos sienten un compromiso del colegio, eso afianza lazos de los niños con los padres, los nutre”, destaca la maestra.

Un salón con un ambiente solidario, unos niños respetuosos y tolerantes, son los logros que ‘Aprendo Jugando con Cirilo y Susanita’ le ha representado a la institución. “Los niños del salón son muy solidarios y esa solidaridad se ha afianzado: esa ayuda al otro, ese respeto a la diferencia. Valores que se evidencian en el aula, en la convivencia”, remata la docente, quien lleva a la práctica la consigna de que jugando se aprende mejor.

Imagen de Andrés Moncada

Andrés Moncada

Productor de contenidos digitales

Compártalo

Comunicador social y periodista con 8 años de experiencia en medios de comunicación. Posee conocimiento y práctica en comunicación digital y aplicación de estrategias en la Web. En los últimos años ha dedicado su trabajo a investigar, redactar y dar a conocer diferentes historias. @AndresMonk.

Califique este artículo
No hay votos aun