Creado el: Vie, 07/04/2017 - 08:00 por Palabra Maestra

El coordinador que le apuesta a la convivencia saludable en un colegio oficial de Bogotá

Resolver pacíficamente los conflictos y aliviar las tensiones que existen en el interior de la comunidad educativa son algunos de los objetivos de este proyecto liderado por Antonio Puentes.

Desde Güicán de la Sierra, Boyacá, hasta los colegios de Bogotá, hace 28 años llegó a la educación oficial un maestro apasionado por la enseñanza, comprometido con mejorar la convivencia y dejar huella en las comunidades educativas.

Él es Antonio José Puentes. Un boyacense convencido de que ser educador es una de las labores más altruistas por la posibilidad de compartir todo lo que sabe con otros. Inició su carrera como profe de Filosofía en diferentes instituciones, y desde hace cuatro años se desempeña como coordinador del colegio Jorge Eliécer Gaitán, donde es el líder del proyecto ‘Convivencia Saludable’.

Desde que se graduó de la Escuela Normal de Güicán, en 1981, supo que la educación era lo suyo, pues ser maestro le ofrece la oportunidad de trabajar en beneficio de los demás. Hoy mantiene intacta esta vocación y piensa que lo que más lo motiva es que con su labor como coordinador puede ayudar a brindar bienestar a todos los integrantes de su comunidad educativa.

“Para mí lo importante es que los estudiantes, profesores y padres entiendan que nuestro paso por el colegio o por el barrio es una oportunidad para convivir, relacionarnos positivamente unos con otros y aprender de los demás”, afirma Antonio, a quien sus estudiantes ven como un “maestro comprometido y cercano, que nos motiva a manejar nuestras emociones, a compartir más con los compañeros y a mejorar nuestra convivencia”, como dice Óscar Sierra, del curso 902.

Justamente, a partir de esa motivación, es que desde que llegó al colegio se propuso transformar las relaciones interpersonales en el interior de este, una meta que ha ido alcanzando gracias a su proyecto ‘Convivencia Saludable’, que fue reconocido como una de las mejores experiencias para ser socializadas en el marco del Foro Educativo Distrital 2016.

Esta es una propuesta transversal para la prevención y resolución pacífica de los conflictos que surgen en el día a día en el interior de la escuela, para la que, junto con el Comité de Participación y Convivencia, ha diseñado tres cartillas que sirven de guías de trabajo desde preescolar hasta grado 11º e incluyen actividades lúdicas como juegos de roles, obras de teatro y productos culturales.

“La convivencia es un tema apasionante por la posibilidad de aportarles a los otros y de mejorar las relaciones de las personas”, asegura, tras explicar que estas guías se utilizan como insumo para las direcciones de curso, las clases de Ciencias Sociales y la ‘Cátedra Gaitanista para la Paz’.

En sus palabras, gracias a esta iniciativa, que nació en 2014, han logrado solucionar hasta en un 80% las dificultades que se presentan en la convivencia cotidiana. Pero más importante que eso, el proyecto ha propiciado una cultura de diálogo, mediación, tolerancia y respeto entre todos los integrantes de la institución, lo que ha permitido que, por ejemplo, los padres asistan al colegio desprevenidos, dispuestos a recibir una enseñanza para mejorar las relaciones con sus hijos.

Su sueño es llegar a más colegios para compartir los logros, los beneficios y el bienestar que trae para la comunidad este proyecto, “que se llama convivencia saludable porque nos permite exactamente eso: estar saludables, sentirnos mejor, enfermarnos menos y disminuir las tensiones”, dice.

En este 2017, el coordinador se propone capacitar a 200 líderes en convivencia saludable, entre ellos, los representantes al gobierno escolar, quienes serán gestores y constructores de paz para el colegio, la localidad y la ciudad.

Un líder de su comunidad educativa

Todos los días, desde las seis de la mañana, Antonio está listo para recibir a los estudiantes de esta institución educativa ubicada en el barrio Popular Modelo. Para él, ser coordinador, más que un ‘cargo’, es una oportunidad para “ser un líder, servir a los demás y motivar a profesores, estudiantes y padres de familia”.

Por eso, a sus colegas directivos docentes, los invita “a plantear alternativas para el aprendizaje, pero especialmente, proponer nuevas formas para mejorar las relaciones. Hay que estar siempre haciendo algo diferente y no dejar que nuestra labor se vuelva rutinaria”.

Coordinadores como Antonio, que son los líderes de las transformaciones en las comunidades educativas, participarán el próximo 24 de abril en el IV Encuentro Distrital de Directivos Docentes Coordinadores, que reunirá a más de 700 directivos docentes para intercambiar saberes, experiencias y conocimientos que aporten a la construcción de la política educativa de la ciudad.

Compártalo

Califique este artículo
No hay votos aun