Creado el: Lun, 02/01/2017 - 12:00 por Palabra Maestra

Ahorra para asegurar la educación para sus hijos

Decidir el método de ahorro de acuerdo a las posibilidades económicas es esencial para garantizar la mejor formación para los menores.

Según un estudio de El Observatorio de la Universidad Colombiana, la posibilidad de que un joven de medianos recursos ingrese a estudiar en una universidad privada es cada semestre más difícil, ya que mientras el salario mínimo entre 2007 y 2014 aumentó en un 42%, el promedio del incremento en los valores de matrícula osciló entre un 80% y 120%.

Garantizar el acceso a la educación superior es una de las preocupaciones de muchos padres hoy en día al ver el incremento en las matrículas universitarias.

Por eso, para que pagar la universidad de su hijo no se convierta en una pesadilla, estas son algunas opciones para ahorrar y asegurar la educación de sus hijos.
 
1. Seguro educativo: esta es una alternativa a largo plazo que puede evitar dolores de cabeza, lo recomendable es adquirir un seguro educativo cuando todavía son pequeños para que las cuotas sean bajas. Este seguro puede utilizarse para la educación básica, secundaria o universitaria;  para la educación superior el seguro cubre cinco años o 10 semestres de universidad, también existe la posibilidad de utilizarlo para estudios en el exterior.
 
2. Cuenta de ahorros especial: tener una cuenta especial que garantice el ahorro del dinero para este proyecto a largo plazo es una buena iniciativa si se conserva el dinero en la cuenta por varios años. Tener una cuenta donde se consigne un monto mensual fijo sin utilizar funciona para que al finalizar se obtenga lo suficiente para costear varios semestres universitarios.
 
3. Reducir costos: los regalos son una alegría para los hijos pero se debe pensar que este gasto podría ser una inversión para un regalo mucho más importante para su futuro como la educación, también algunos familiares obsequian dinero para las fiestas o cumpleaños, piense en invertir ese dinero para destinarlo en su futura universidad.
 
4. Incluir a los hijos: esta es una buena práctica para incluir a los hijos en el hábito del ahorro, enseñarles la importancia del ahorro para su educación genera un gusto propio al hacer un pequeño aporte económico a una inversión para su futuro.

Compártalo

Califique este artículo
No hay votos aun