Protagonistas Premio Compartir

 Jahuira - Carlos Germán Duque Martínez
Rector Ilustre

Jahuira - Carlos Germán Duque Martínez

Colegio Ideas

Cali, Valle del Cauca

La pedagogia esencial… herramientas de base para la consolidación Del proyecto educativo del colegio ideas

En la ciudad de Santiago de Cali, en el piedemonte de la Coordillera Occidental bordeado por el cauce del Rio Cañaveralejo, se encuentra ubicado desde 1979 un nicho ecológico en el que habita una Aldea Pedagógica conocida como Colegio Ideas del cual soy su rector y fundador. A la fecha contamos con 22 promociones de bachilleres.

La huella en el camino

A principios de los años 70 emprendí un largo viaje por los pueblos de América, que me llevó a recorrer las culturas y costumbres de esta tierra mestiza plena de conocimiento y saber. La memoria ancestral, la ritualización, la estructura organizacional de carácter comunitario, el sentido de pertenencia y el profundo respeto entre unos y otros, me permitió entrever un proyecto pedagógico  en ciernes con el orden natural como fundamento para la comprensión del todo, desde donde surgieron las bases de la que hoy denominamos en el Colegio Pedagogía Esencial.

Los primeros pasos de una idea

En 1979 al llegar a Cali, inicie la restauración de   este espacio y comienza a configurarse la aldea pedagógica con la participación de un pequeño grupo de niños y niñas con edades entre 5 y 8 años. En este marco de cualificación cultural y ambiental, el puntal de referencia siempre ha sido la construcción de una historia de vida que garantice memoria, raíz, identidad y por consiguiente, la valoración de sí mismos y del entorno que habitamos. La participación de la comunidad en el proceso a través de largas y entrañables jornadas de trabajo, permitió que cada rincón del espacio escolar habitara en el sentimiento de todos con un significado que le daría sentido a la prospectiva institucional. En este punto se comienzan a decantar los principios esenciales del proyecto pedagógico, la justificación de sus acciones, las expectativas, el desarrollo organizacional, la metodología de trabajo y fundamentalmente la esperanza de un proyecto de vida, al que denomine el Acto de construir. Ecología del Alma para un currículo divergente, cuya estructura orgánica la cimentamos sobre una base de carácter sistémico con 4 componentes: Personal o del Desarrollo Humano, Curricular, Administrativo y de Herramientas. Cada uno de estos ejes se manifiesta como una unidad en la variedad y como variedad en la unidad, permitiendo la autonomía de cada eje y la presencia de todas en el todo organizacional.

De cómo se consoilidan las herramientas para el aprendizaje

La revegetalización del predio, la consolidación del bosque secundario a orillas del Rio Cañaveralejo, nos invitó a observar un currículo latente implícito en cada acto de vida que permite observar el todo para llegar sutilmente a las partes. Entonces, al sembrar la guadua vimos en ella la historia, la geografía de los pueblos, la lógica matemática, la biología, entre otros, desde allí surgió el Taller de Investigación con los estudiantes como protagonistas del proceso. A la herramienta básica de trabajo en los Talleres de Investigación se le denominó Proyecto de Interés Común, a la cual en términos metodológicos se le establecieron 5 momentos… El Asombro, La Exploración Sensible, El Contacto Directo, La Abstracción – Contrastación y La Construcción desde donde los estudiantes en subgrupos abordan la construcción del conocimiento con un carácter demostrativo que permite implementar nuevas opciones de transformación y cambio en el universo personal y escolar, cuya planeación se registra en la Bitácora de proyectos.

Por otro lado, la presencia de los padres en la cualificación del proyecto, los invitó a un espacio de interacción al que se le denominó Taller de Extensión, para compartir sus historias de vida, abonando a la elaboración cultural de padres y estudiantes y a la valoración de la obra de otros.

Asumí el papel formal de director de preescolar y primaria en 1984 al obtener la 1º categoría del escalafón docente y el de rector en 1985 al obtener la 7º categoría, lo que me permitió en 1987 ofrecer el primer grado de la Básica Secundaria. Las diversas áreas del conocimiento se trabajan en el Taller de Herramientas con docentes formados en el colegio. Para el plan de estudios se establece un cuadro de unidades temáticas atravesadas por los cuatro elementos del orden natural… tierra, agua, aire y fuego, para dar una línea de acción a los objetos de la investigación. El docente planifica y registra su experiencia pedagógica en la Bitácora de Acción y en el libro de las memorias. En 1993 graduamos la primera promoción de bachilleres y desde esta, los egresados interesados forman parte del proceso como docentes en los talleres colectivos con propuestas de actividades electivas dirigidas a estudiantes de diferentes cursos pero con intereses afines.

Para fortalecer el círculo de alianzas y la identidad entre los estamentos se creó el Taller de Integración el cual abre el espacio para la celebración y el festejo de eventos significativos, tales como el día de la semilla, ofrenda donde recordamos la siembra histórica de nuestro territorio, la noche del fuego, escarcha de media luna y el concierto de las aguas entre muchas otras.

De esta manera, los cinco talleres fueron transformándose en voceros de los distintos estamentos de la institución, autónomos en sí mismos pero complementarios en el proceso formativo. Por este mismo sendero, en aras de la consolidación de un verdadero sentido de pertenencia, identidad y arraigo, cada uno de los espacios del territorio escolar fue encontrando su carácter y lugar en la memoria de la comunidad; por ello, nos encontramos con el bosque de los vientos, el callejón de juanita, el parque de las mariposas, la media luna y la casa del maíz, entre otros tantos lugares plenos de reconocimiento por parte de la comunidad con sus propios mitos y leyendas que le dan trascendencia al empoderamiento, la prospectiva y la sostenibilidad de la aldea pedagógica.

De cómo se visibilizám los logros y las dificultades

Todo el bagaje histórico en torno a la experiencia pedagógica y mis procesos de formación, contribuyeron a enriquecer la autoevaluación permanente del proyecto pedagógico sobre la base de una constante convocatoria a la reflexión, al estudio y a la búsqueda de alternativas de transformación, para ello se definen cuatro pautas determinantes que dimensionan la evaluación: el raciocinio lógico o la capacidad de argumentar y que visibiliza integralmente el asunto, el raciocinio abstracto o la capacidad de entender las partes de un todo, la memoria o la capacidad de guardar información significante y el desempeño desde donde se configuran las actitudes, valores y se pone en práctica lo aprendido. Este es el universo del equilibrio dinámico que desde la ecología del alma y la pedagogía esencial procura el encuentro con una antigua y nueva ética, estética y ecología de la convivencia. Desde siempre hemos participado de las pruebas que presenta el ICFES y nuestros resultados han oscilado en las categorías denominadas Muy Superior y Superior para nuestra satisfacción, así no contemplen una mirada holística de la realidad nacional y del ser como entidad individual, social y trascendental . Esta variable también es aplicable a las pruebas SABER dirigidas a la básica primaria (3º y 5º) y secundaria (9º), ya que la prueba se aplica en el mes de octubre cuando los estudiantes de calendario A están terminando su curso y los estudiantes del calendario B, como es nuestro caso, apenas lo inician, propiciando una seria desigualdad en la validez de los resultados.

Desde siempre la guitarra y el canto han sido mis compañeros de viaje, así, con la participación de niñas y niños se propició el nacimiento de la agrupación fuego sagrado que de generación en generación se ha encargado de cantarle a todos nuestras historias.

Valga la anotación, la excursión de las 22 promociones, se han realizado bajo mi acompañamiento en un viaje por tierra de 25 días por nuestra Colombia. Dinámica de gestión y emprendimiento por parte de padres y estudiantes que se traduce en una profunda valoración y aprendizaje de la realidad y belleza de nuestro país.

La estructura organizacional y administrativa del colegio se optimiza por el singular manejo de las finanzas, que formula para sus ingresos unos costos fijos y una dinámica de subsidio acorde con la antigüedad de los estudiantes. Así mismo, el personal que labora adquiere el derecho de estudio para sus hijos, los hijos de egresados tienen un tratamiento especial y en este orden de ideas, lo que se obtiene por parte de la comunidad es la certeza del apoyo institucional y esta dimensión se expresa positivamente en la presencia de grupos familiares y en la búsqueda conjunta de soluciones a nuestras necesidades económicas, lo cual hemos dimensionado con el nombre de Proyecto Trueque. Por consiguiente, los ingresos y los egresos se autogestionan de conformidad con los intereses y las necesidades del común.

De lo local a lo nacional

Desde 1981 forme parte del equipo fundador de la red nacional de innovaciones educativas lo que me permitió interactuar con experiencias alternativas que se venían desarrollando a lo largo y ancho del país, entre otras experiencias que se fueron gestando y que formaron parte de una mesa de trabajo portadora de un mensaje determinante para la elaboración de nuevas líneas de acción en el universo educativo del país. Con la nueva constitución y la expedición de la ley 115 de 1994 varios       factores en términos de innovación desarrollados en el colegio fueron avalados y adquirieron un carácter formal. Este fue el marco ideal para que en1997 iniciara con el apoyo de la comunidad educativa y los coordinadores de la red de innovaciones, la expedición pedagógica nacional, a través de un plan piloto en el área rural de la ciudad de Cali con el cuerpo docente del colegio como equipo investigador y una mesa de trabajo de carácter nacional. A mediados del año 2000 el Colegio Ideas obtuvo el premio Planeta Azul por la recuperación integral de nuestro territorio, ejercicio que contó con  la participación de nuestra comunidad, tesistas egresados del colegio y organizaciones de base del sector, entre otros. Dos organizaciones internacionales, la ODAEE (Organización de las Américas para la Excelencia Educativa) y el CIHCE (Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa) nos otorgaron en el año 2006 y 2008 premios a la calidad de la educación y a la gestión administrativa del Colegio.

La experiencia adquirida desde lo pedagógico y social, en el Acto de Construcción de nuestro colegio, la restauración del territorio, la red nacional de innovaciones educativas, la expedición pedagógica nacional, entre otros, me permitió en el 2008 formular un nuevo proyecto denominado Cali, Ciudad de las Aguas, que abarca los ejes pedagógico, social y técnico en torno a la restauración integral de la cuenca del Rio Cañaveralejo como plan piloto replicable en las demás cuencas de la ciudad. Este proyecto de construcción colectiva ha logrado integrar saberes y experiencias de entidades oficiales, privadas y comunitarias que desarrollan acciones conjuntas, partiendo de una mirada que garantice la sostenibilidad del territorio que habitamos, la cualificación de la memoria y la prospectiva armónica que le depara a futuras generaciones.

Ahora bien, como telón de fondo en este mismo orden de ideas he acuñado una frase que logra definir con profundo compromiso nuestra realidad y que reza a la letra “Los pueblos cosechan cuando se cultiva el corazón”…