Usted está aquí

Aircheck Pedagógico: Una oportunidad de salir de la Luz roja a la verde

Una de las conclusiones de estos meses de “aprender en casa” es que urge la necesidad de darle un vuelco a los métodos pedagógicos.

Octubre 9, 2020

La virtualidad en el sector educativo sigue en su proceso de implementación y de reflexión, es evidente que a paso muy lento se está tratando de cambiar el chip de que la pedagogía virtual en colegios e instituciones de educación superior es únicamente estar conectados a Internet, sin tener en cuenta la necesidad de adaptarse y apropiar esta nueva dinámica a su quehacer diario en el aula de clase.

Una de las conclusiones de estos meses de “aprender en casa” es que urge la necesidad de darle un vuelco a los métodos pedagógicos. Muchas escuelas y universidades están gastando dinero en adquirir dispositivos y equipamiento de mediana y alta gama para sus aulas inteligentes, con la falsa premisa de que la tecnología lo cambia todo, y no es así, ya que contar con tecnología moderna y pedagogía anticuada, no genera verdaderos resultados si no existe innovación en las técnicas de aprendizaje.

Es por esto que en esta oportunidad, quiero compartirles una primera pincelada para ir descubriendo técnicas que les permita a los docentes a innovar por medio de la autoevaluación, discernimiento y reingeniería de su clase virtual, ya sea por Zoom, Meet, Whatsapp, Skype, etc, por medio de un ejercicio que hacen los locutores para ir mejorando sus salidas al aire en las diferentes frecuencias radiales del mundo y que es conocido como el  ‘Aircheck’, que podría traducirse como ‘Chequeo al aire’, y es usada principalmente para que los directores de emisora escuchen, critiquen y orienten a sus equipos y lograr los resultados esperados de sintonía.

Esta técnica parte de una premisa muy sencilla: escuchar y observar una grabación de su clase y hacer un ejercicio de autoevaluación, de lo que hizo durante el tiempo de la sesión, hacer críticas constructiva, analizar las reacciones y roles que asumieron sus estudiantes, identificar aciertos y fallos más fácilmente, revisar la eficacia y/o necesidad de los materiales virtuales (videos y otros) utilizados, verificar si los tiempos están bien establecidos, si las reglas de ese compartir están claras, bien definidas y son cumplidas por todos.

La técnica para realizar un Aircheck Pedagógico puede resumirse en los siguientes pasos:

  1. Grabe sus sesiones de clase durante la semana.
  2. Escoja únicamente una sesión en particular. No debería mezclarlo con grabaciones de otros horarios.
  3. No escoja una clase que haya sido particularmente mala o buena. Busque algo al azar de un día cualquiera.
  4. No se dedique solo a alabar lo positivo o a criticar lo negativo. Más bien comience por lo que salió bien y que merece reforzarse y repetirse más a menudo. Luego encuentre segmentos que pudieron hacerse mejor.
  5. Identifique alternativas de solución y cambio si quisiera o pudiera reforzar la temática vista. Use siempre ejemplos específicos, respaldarse por el diseño del nuevo plan de clase.
  6. Lo más probable es que su “ego pedagógico” comiencen a disculparse diciendo que tiene mala suerte porque ese error sólo ocurrió en esa clase y que todo fue perfecto. Esto es típico y no debe ser motivo de discusión. Sea claro, directo y no se achante frente a lo autoevaluado.
  7. Haga un ejercicio de evaluación de la experiencia virtual con sus estudiantes, sea honesto con ellos. Haga muchas preguntas y escuche. Pregunte el por qué, que piensan de esto o aquello. Evite demostrar reacciones negativas hasta que pueda hacerlo de forma calmada y racional.
  8. Ya con todas esas observaciones propias y ajenas, podría pensar para su clase:
  • Busque humor, pasión, fluidez, claridad y elementos de interés, de provocación de reto.
  • ¿Cómo quiere que le respondan sus estudiantes? ¿Cuál es el rol que espera de ellos?
  •  ¿Funcionó como esperaba? Si no funcionó, ¿por qué?
  • ¿Ha notado sus muletillas y frases repetitivas?
  • ¿Por qué se le olvidan ciertas cosas?
  • ¿Entregó información útil? ¿Está repitiendo su clase magistral de aula o está innovando con nuevos recursos?
  • ¿Qué quería decir en esa frase en particular y por qué terminó diciendo otra cosa?
  • ¿Se dio cuenta de que se desvió de la historia que estaba contando?
  • ¿Vio que dio muchas vueltas para cerrar su historia? ¿Sabía de antemano cómo terminaría?
  • ¿Por qué habló de 3 o 4 temas diferentes durante su intervención al aire? ¿Por qué se extendió tanto?
  • ¿Está escuchando lo que dicen sus compañeros de virtualidad? ¿Les presta atención? ¿Los interrumpe demasiado? ¿Sabe seguirles el juego?

9. Termine cada sesión con metas alcanzables que puedan ser logradas fácilmente para la próxima sesión que haya sido programada. Deje que sean sus estudiantes los que fijen esas metas.

10. Elabore un informe con los resultados de la sesión y guárdela, de forma que pueda hacer seguimiento al progreso de cada talento. Le será muy útil en el momento de comenzar la siguiente reunión.

11. En su próxima reunión, comience haciendo un repaso y evaluando si se cumplieron las metas establecidas en la sesión anterior.

El ‘Aircheck’, le irá permitiendo a diseñar estrategias didácticas que faciliten el trabajo colaborativo entre alumnos, propiciar discusiones virtuales, en cómo pueden proponerse proyectos que puedan hacer uso de valiosas herramientas digitales, la incursión en algunas dosis de personalización en función de necesidades específicas, entender y comprender es que una clase no puede ir más allá de 15 a 20 minutos y que el resto del tiempo lo dedique a apoyar a los estudiantes en los procesos de aprendizaje y por último que sería bueno aprovechar la virtualidad en poner en contacto a los alumnos con estudiantes de otras instituciones dentro y fuera de la ciudad y del país, así como convocar invitados virtuales que, en forma breve, realicen intervenciones.

Tómese su tiempo. Al principio le parecerá difícil preparar una sesión de Aircheck Pedagógico, tenga en cuenta que no sólo es un ejercicio muy sencillo sino que además puede ser divertido y le ayudará a reforzar su labor docente, para pasar rápido y con acción pedagógica transformadora a la luz verde de la era virtual.

 


Imagen Jos van Ouwerkerk en Pexels

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Bloguero invitado
No hay votos aun
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.