Usted está aquí

Del aula a Marte: el poder del aprendizaje global

Con el Proyecto de Acción Climática, más allá de memorizar hechos, los estudiantes explorarán, discutirán, creerán y compartirán sus hallazgos.

Septiembre 1, 2020

El Proyecto de Acción Climática se lanzará por cuarta vez consecutiva en octubre de 2020. Su centro son los estudiantes e involucrará a 1’000,000 de participantes de 100 países. La idea principal es que, más allá de memorizar hechos, los estudiantes exploren, discutan, creen y compartan sus hallazgos a través de videos semanales en el sitio web www.climate-action.info.

El cambio climático, causado principalmente por el aumento de la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera, es real y grave. Debido al calentamiento global, las capas de hielo se están derritiendo y el aumento del nivel del mar está causando inundaciones que afectan a millones de personas. A medida que el planeta se calienta. Habrá tormentas más fuertes, sequías e inviernos más fríos. Los ecosistemas se verán afectados y la vida de muchas especies se verá comprometidas.

Pedir a los estudiantes que memoricen definiciones sobre el cambio climático puede no ser la mejor manera de enseñar sobre este tema tan serio. Como requerimos un cambio de comportamiento, necesitamos a su vez que los estudiantes tengan una comprensión más profunda. Por esta razón, el Proyecto de Acción Climática tiene como objetivo que los estudiantes aprendan directamente de sus compañeros globales, apoyándolos para resolver problemas e incluso tomando medidas.

De esta manera, los jóvenes no solo aprenderán gracias a sus maestros sino también de la interacción con otros estudiantes, dentro de sus aulas y fuera de ellas. Conocerán de primera mano situaciones relacionadas con el cambio climático en todo el mundo, como la experiencia de escuelas irlandesas que tuvieron que cerraron actividades debido a un huracán, el lamentable fallecimiento de dos estudiantes en Sierra Leona debido a avalanchas de lodo, los incendios forestales que ocurrieron en Australia, etc.

La tecnología juega un papel importante en este proceso, pero también tiene sus inconvenientes: una maestra estadounidense decidió abordar las noticias falsas cuando notó que sus estudiantes de 16 años creían todo lo que encontraban en Internet. Y esto demuestra claramente que los maestros deben ser ingenieros pedagógicos: tienen que evaluar el contexto y tratar de hacer la conexión adecuada con la edad de sus alumnos y el tema que enseñan. En años pasados, maestros canadienses e indios apuntaron a la creatividad y al STEM al permitir que sus estudiantes imprimieran arrecifes de coral en 3D, desarrollaran sus propios bioplásticos y su propia planta de biomasa.

El proyecto no les ha temido a los conflictos. A través de videollamadas vía Skype entre países en conflicto, los estudiantes comenzaron a apreciarse mutuamente y notaron que no son tan diferentes después de todo. Iniciamos llamadas entre India y Pakistán, Estados Unidos y Rusia, Palestina e Israel, e Irlanda del Norte e Irlanda. En estas interacciones siempre se contó con un maestro extranjero a estos países como moderador.

¿Cómo enseñar a sentir empatía? ¿Cómo adquirir una comprensión más profunda sobre los estudiantes que viven en otros lugares del mundo, con diferentes culturas, hábitos y religiones? A veces se encuentran a un vuelo de distancia (que es lo suficientemente lejos para tantas personas en el mundo), pero podemos acercarnos gracias a la tecnología moderna. A menudo, la comprensión al otro se transforma en apreciarlo gracias a la empatía. Cuando los estudiantes de Sierra Leona compartieron su historia, las inundaciones que padecieron y la destrucción de la casa de sus maestros, las aulas del mundo se llenaron de empatía por ellos.

El Proyecto de Acción Climática involucra a estudiantes de 6 a 22 años. La docente Katherine Franco de Colombia señaló que la edad no importó en el proyecto que desarrolló con sus estudiantes: idearon prototipos para nuevos autos ecológicos en cartón.

Los estudiantes de la docente Lizmagda López organizaron la primera huelga de acción climática para cambiar la mentalidad de la comunidad escolar y la ciudad. Se disfrazaron de animales o plantas.: fueron la voz de aquellos sin voz.

La idea del Proyecto de Acción Climática es que los estudiantes se cuestionen y propongan soluciones. Para hacerlo, compartirán sus videos y presentaciones semanales en el sitio web https://colombia.climate-action.info. Durante la sexta y última semana del proyecto, realizarán un intercambio virtual. En una entrega anterior, los estudiantes de Lizmagda tuvieron una llamada de Skype con estudiantes en Serbia, que les ayudó a comprender la realidad que viven sus compañeros tan lejos, pero tan cercanos en sus preocupaciones.

Cambiar a diferentes enfoques de aprendizaje, como el colaborativo, implica que el docente se transforma en un guía, pero para conseguirlo, debe contar con ayudas y materiales. Es por eso que proporcionaremos un plan de estudios en español y unos facilitadores que guiarán personalmente a los maestros de diferentes materias: matemáticas, ciencias, español, historia e incluso de educación física.

El proyecto ofrece a los docentes la oportunidad de acceder a una plataforma gratuita en un sitio web que les permite intercambiar ideas, planes de lecciones, mejores prácticas y tener interacciones con colegas en todos los continentes. Así, obtendrán ideas para llevar STEM al aula. A los estudiantes se les ofrece la oportunidad de aprender de sus compañeros globales y se les ofrecen oportunidades emocionantes. ¡Incluso podrán enviar su mensaje y soluciones a Marte!

El proyecto tuvo mucho impacto durante los últimos años: los estudiantes estadounidenses crearon una maleta solar que ahora ofrece electricidad gratis a una escuela africana en un campo de refugiados. Los estudiantes irlandeses invitaron al ministro de medio ambiente y pudieron lograr un cambio nacional con el movimiento de punto verde. Los estudiantes indonesios crean ladrillos ecológicos y fueron noticia en la televisión nacional. Estudiantes indios crearon un carro impulsado por energía solar. Nuestra iniciativa #plantED llevó a que se plantaran 1,1 millones de árboles en dos semanas.

El proyecto cuenta con el apoyo de WWF, ONU, Jane Goodall, Amnistía Internacional, el presidente irlandés, la princesa Esmeralda, el Dalai Lama y Microsoft. Fue cubierto por los medios en 45 países, lo que aseguró que no solo hubiera impacto entre las aulas escolares sino también en la sociedad. Y eso es lo que creemos que es importante. Queremos que los estudiantes resuelvan problemas, tomen medidas y cambien su comportamiento y mentalidad.

Para más información: https://colombia.climate-action.info

¿Quieres unirte al proyecto? https://forms.gle/grJ375wcj66TQ7TAA

 


*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Educador belga, autor, orador y embajador de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En 2018 fue uno de los finalistas del Global Teacher Prize. Apasionado de la tecnología mejorada y el aprendizaje colaborativo. Lider del Proyecto de Acción Climáti
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.