Imagen de Ángela Bohórquez S.

Ángela Bohórquez S.

Columnista

Cinco habilidades esenciales para la vida profesional

Publicado: Dom, 14/06/2015 - 09:00

Sin importar su vocación o elección profesional, para poder tener una trayectoria exitosa como empleado o independiente se requieren un manojo de habilidades esenciales que seguramente le permitirán a los jóvenes tener éxito en lo que se propongan. 

En un mundo laboral altamente competitivo, es vital deben aprender a sobresalir con sus mejores habilidades. Aunque hay conocimientos específicos de acuerdo a cada ocupación, existen habilidades transversales que pueden ayudar a que la carrera profesional de cualquiera sea exitosa. A continuación, listaremos algunas de las habilidades que pueden ser de gran utilidad en un futuro no muy lejano, ya sea en la universidad o en su primera experiencia laboral.

Comunicación

Un profesional que no sabe comunicarse enfrenta muchas dificultades en su vida laboral. Si no sabe escribir un correo correctamente o dar a entender sus ideas en una reunión, es difícil visibilizar su talento. No se trata de ser el más extrovertido, el mejor escritor ni de entablar una relación de amistad con todos lo que le rodean, sino más bien de comunicar asertivamente sus propuestas e inquietudes, de tal manera que puedan ser entendidas e inclusive incorporadas. Ningún hombre es una isla y, en la vida como empleado o como dueño de su propia empresa, va a necesitar con toda seguridad comunicarse constantemente con muchas personas. Es mejor ir teniendo esta idea clara desde el aula e iniciar ejercicios de debate y redacción que sirvan para potenciar esta habilidad.

Hablar en público

Muy ligada a las habilidades comunicativas, también es esencial aprender a expresar las ideas ante audiencias más grandes. La idea de hablar en público puede poner nervioso a cualquiera, y esto evidentemente se trata de una sensación perfectamente normal. Lo importante es poder dejar de lado ese pánico escénico y aprender a manejar audiencias diversas, desde gerentes sofisticados hasta desconocidos en la calle, por poner dos ejemplos. Para ello, es recomendable que desde el salón de clase los jóvenes puedan aprender a presentar sobre cualquier tema ante sus compañeros y puedan desarrollar habilidades de expresión oral que les permitan generar interés en sus palabras y dar a entender conocimientos diversos con claridad y orden.

Investigación

No hay que saber todo en este mundo, pero si tener habilidades para encontrar lo que se requiera. “Yo sé quién sabe lo que usted no sabe” y además, yo sé encontrar exactamente lo que estoy buscando, son dos premisas importantes en el mundo profesional. Aunque a primera vista suena como una actividad que se ve a diario en las aulas, lo cierto es que se deben buscar métodos para que los estudiantes mejoren y perfeccionen sus técnicas de investigación más allá de Google y puedan moverse en una biblioteca o a través de otras fuentes de información para poder resolver interrogantes y generar nuevas ideas.

Trabajo en equipo

La sociedad se ha construido de manera colectiva, por lo que el trabajo en equipo se convierte en una habilidad esencial para sobresalir en el mundo profesional. No se trata solamente de formar equipo con los amigos de siempre, sino saber trabajar con personalidades y culturas diversas, aprendiendo a delegar y a confiar en la contribución del otro. Es quizás una de las habilidades que desde temprana edad se inculca en las personas pero, de las que más cuesta aprender a desarrollar plenamente, debido a la gran diversidad de nuestro contexto.

Análisis y pensamiento crítico

La resolución de problemas diversos forma parte del día a día de cualquier profesional. Para ello, hay que saber tener un nivel de reflexión y análisis que le permita desglosar el problema en varias partes y poder encontrar una respuesta adecuada. No siempre será la más evidente, ni será tampoco inmediata, pero poder tener creatividad e ingenio a la hora de buscar soluciones es una habilidad útil y bien apreciada. El pensamieno crítico además le permitirá crear mecanismos de prevención para evitar futuros inconvenientes. Es una habilidad que la experiencia y las ganas de aprender potencian significativamente.

 

Bonus track

Contabilidad

Aunque no se trata de una habilidad y es más un conocimiento específico, lo cierto es que es un conocimiento necesario en la vida adulta.  Al crecer, muy seguramente los jóvenes tendrán que hacerse cargo de algo más que administrar su mesada, tanto en su vida personal como en su vida profesional. Conceptos básicos como pasivos, activos y patrimonios, además de la lógica matemática que indica si una empresa tiene o no pérdidas financieras le permitirán moverse como pez en el agua durante su vida profesional. No se trata de ser un experto contador, sino de tener claro cómo funciona el hacer dinero en su país y poder entenderlos para su beneficio. En las empresas, los indicadores contables y financieros sirven para medir además el desempeño. Si desea ser independiente, le conviene entender un poco de finanzas para que su negocio salga a flote. Aunque no es una materia esencial, tener esto claro en la cabeza puede ayudarle a mejorar su desempeño. Es conveniente hacia el grado octavo o noveno, tener un espacio que le permita a los jóvenes conocer los conceptos principales de la vida contable y apropiarlos con ejemplos sencillos.

 

Para más información, visite los siguientes enlaces:

Compártalo

Comunicadora social y periodista con experiencia en gerencia y coordinación proyectos digitales. Perdidamente enamorada del maravilloso mundo de Internet: desde los contenidos, pasando por la usabilidad y llegando a la arquitectura de la información. Aficionada a la escritura, la música, las redes sociales, el cine y el café. Actualmente reside en Francia, donde es candidata a Máster en International Management. @mediasconrombos

Califique este artículo
Promedio: 5 (1 voto)