Usted está aquí

Mayo 17, 2017

Cómo le cambió la vida a Nancy Palacios Mena con el Premio Compartir

De acuerdo con la Gran maestra 2015, después de esa noche mágica la vida nunca volvió a ser la misma. 

El Premió Compartir abrió no muchas, sino todas las puertas para alcanzar anhelos y cumplir sueños. Este gran reconocimiento me dio la oportunidad de conocer escuelas en muchos lugares del país y de compartir mi experiencia pedagógica con futuros maestros y maestros en ejercicio.

En el transcurso de estos dos años terminé mis estudios de doctorado y posdoctorado en ciencias sociales niñez y juventud. Fruto de estas investigaciones se han producido algunas reflexiones sobre  escuela, y la vida de los niños y sus familias materializadas en ponencias, artículos y un libro en coautoría con otra profesora; algunos de estos textos ya salieron y otros serán publicados próximamente. También he tenido la oportunidad de hacer intercambios educativos y estancias de trabajo en Argentina, Brasil y España.

En una de las decisiones más dolorosas de la vida, dejé la educación primaria y secundaria para vincularme a la docencia universitaria. Desde este nuevo rol sigo completamente ligada a la escuela, ahora desde dos tareas fundamentales, hacer investigación educativa y aportar en la formación de maestros. En el campo de la investigación me interesa fundamentalmente indagar sobre las prácticas pedagógicas en ciencias sociales y en etnoeducación en primaria y secundaria. En el campo de la docencia espero poder acompañar procesos formación y cualificación de maestros en ejercicio y maestros en formación.

Todavía extraño mucho mi salón de clases, a los compañeros  a los niños y a sus familias, me hace falta su sonrisa, sus abrazos y su cariño, pero estoy segura que desde este nuevo lugar también puedo seguir aportando para que cómo a mí, la educación cambie la vida de muchas personas.

 

Escrito por
Gran Maestra – Premio Compartir (2015)
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .