Existen diferentes aspectos a considerar en el momento de elegir el colegio con el que soñamos que nuestros hijos aprendan, crezcan, se diviertan y sean felices

Cuando se es padre y se debe iniciar la búsqueda y posterior elección de colegio para los hijos es preciso empezar a sortear los diferentes dilemas sobre lo que para cada uno es fundamental en un proceso educativo de calidad.  La encrucijada no es menor atendiendo que de esta elección se puede estar influyendo de manera importante (positiva o no tanto) en la vida de los hoy niños y mañana adultos.
He aquí una breve mención de dilemas que pueden ser comunes en esta tarea de elección.

  1. Educación diferenciada (es decir femenino o masculino) vs colegio mixto. ¿Logran los niños y niñas mejores aprendizajes cuando estudian en colegios de un solo sexo?  ¿Será mejor el desarrollo de habilidades sociales en los colegios mixtos?
  2. Religiosos vs Laicos.  ¿Existe mayor disciplina en los colegios dirigidos por comunidades religiosas?;  ¿son los colegios laicos los más idóneos para formación en cultura democrática y participativa
  3. Bilingües vs no bilingües  ¿será mejor aprovechar cuando pequeños que aprendan una lengua extranjera? o ¿será mejor que afiancen sus habilidades y destrezas comunicativas de su lengua materna? 
  4.  ¿Colegio grande o pequeño? ¿Será mejor un colegio donde aprenda a “defenderse” desde pequeño en entornos de difíciles? o ¿será mejor un colegio donde los educadores realicen un acompañamiento más personalizado? 
  5.  Modelos educativos tradicionales o disruptivos. ¿Será más recomendable colegios con estructuras formativas académicas clásicas pero de reconocidos resultados? o ¿serán mejores los colegios con modelos pedagógicos innovadores que parten de los propios intereses de los niños?
  6. Ubicado en el vecindario o en el otro extremo de la ciudad. ¿Será mejor un colegio reconocido pero lejano? o ¿Será mejor un colegio con menor reconocimiento pero cercano?
  7.  Similar o diferente a la formación de alguno de los padres. ¿Será mejor “malo” conocido que bueno por conocer?

Seguramente se pueden agregar otros cuantos dilemas, sin contar las opiniones o comentarios que familia y amigos pueda realizarle a nuestras listas preliminares de colegios, sin embargo lo más importante es procurar elegir el colegio donde nuestros hijos puedan estar cómodos, tranquilos y ante todo felices.  Espero en mi caso equivocarme lo menos posible. ¡Si por casualidad está esta en esa situación, éxitos en ésta tarea!

*Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad estricta del autor.
Imagen de Oswaldo Ospina Mejía

Oswaldo Ospina Mejía

Asesor Fundación Compartir

Compártalo
Califique este artículo
Promedio: 4.5 (2 votos)

Contenidos relacionados

Explorando el Mindfulness en las clases de inglés

El resultado: estudiantes motivados, envueltos en su proceso de aprendizaje y, sobre todo, satisfechos y convencidos de su potencial.

 

No soy lo que escribo, soy lo que tú sientes al leerme

Un libro es la ventana abierta a la creatividad e imaginación de un niño.