¿Qué tan competitivos somos?

La corrupción tan alta, tanto en el sector oficial como en el privado, nos impide ser competitivos. Por eso necesitamos calidad en la educación. 

Esa fue la pregunta del foro internacional que se realizó dentro del marco de la celebración de los 10 años del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec), y que organizaron la Universidad del Rosario, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y El Tiempo, el pasado 5 de octubre de 2017.

Dentro de los aspectos que se mencionaron cabe resaltar que Colombia, desde el año 1950, está en el nivel de economías de renta media renta media o renta per capita es la relación que hay entre el PIB (Producto Interno Bruto) y la cantidad de habitantes de un país. 

De acuerdo con la definición que ofrece el Banco Mundial (2005), el estrato de ingreso medio está compuesto por aquellos países cuya renta per cápita se encuentra entre los 766 y los 9.385 dólares (de 2003).[1]

Para pasar a ser un país de renta media a alta, es necesaria la movilidad social o movilidad socioeconómica, término que se usa el en el sentido de la posibilidad de ascender o descender de clase social, para llegar a la renta alta hay que concentrarse en posibilidades ascendentes.

Lo anterior se logra con educación de calidad y excelente prestación de servicios públicos, lo triste del asunto es que ni lo uno ni lo otro lo tenemos en Colombia, el próximo gobierno tiene un gran desafío por eso debemos elegir al mejor, es decir el más capacitado.

La buena noticia es que en Colombia en los últimos años hemos tenido una desaceleración económica sin embargo seguimos creciendo más que nuestros países vecinos latinoamericanos.

La pobreza en los últimos 15 años se ha reducido, generando una clase media consolidada del 30 % de la población. Sin embargo cada 4 de 10 colombianos están  en riesgo de volverse pobres por condiciones enfermedades que les toque cubrir, llegar a la edad de jubilación sin pensión o desempleo.

Nos falta una visión a largo plazo y mayor seguimiento a las políticas públicas y los programas es así que para dar el salto de medio a alto Colombia debe mejorar la calidad de su gobierno, gastar bien los impuestos de los contribuyentes, ofrecer una educación de calidad para todos, invertir en infraestructura, diversificar las exportaciones y desarrollar su sistema financiero.

Hoy en día, no estamos resolviendo los problemas de las condiciones básicas de salud y la educación, el gasto público no se prioriza en programas de desarrollo y bienestar ni es eficiente. En los paisajes desarrollados el gasto público este es un factor de crecimiento que afecta hasta 10 puntos en la movilidad social en Colombia apenas llega a 1 punto y la corrupción tan alta tanto en el sector oficial como en el privado que nos impide ser competitivos.



[1] http://www.eldiario.es/ayudaenaccion/Desarrollo-renta-media_6_120797937....

 
*Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad estricta del autor.
Imagen de Javier Pombo

Javier Pombo

Director de Innovación Educativa de la Fundación Compartir

Compártalo
Califique este artículo
No hay votos aun

Contenidos relacionados

Zoom Prim, nuevo método de enseñanza de francés de Macmillan Education

Conoce esta colección que, con un enfoque práctico, basado en el trabajo colaborativo, la interculturalidad y las inteligencias múltiples, enseña esta segunda lengua.

Bancadas por la educación

El movimiento ciudadano Todos por la Educación se dedicó en abril, y parte del mes de mayo, a instalar en 6 ciudades las “Bancadas por la Educación”. Conozca de qué se trata.

Compartir Jugando, clave para afianzar la relación con los estudiantes

La Metodología Convivencial contribuye a dejar atrás el modelo tradicional en el cual el educando solo es el receptor y le permite convertirse en el principal gestor de cambios para sí mismo y su entorno.