El éxito escolar no riñe con el bienestar de niños y adolescentes

Es un imperativo que nuestros niños y adolescentes vayan a una escuela en la cual se hace un esfuerzo personal y colectivo por aprender.