Usted está aquí

Diciembre 29, 2018

Del mito a la realidad: la innovación en la transformación de una escuela pública

Lea la propuesta pedagógica que ha implementado por la rectora del Colegio Distrital Jorge Nicolás Abello

 

Matilde Inés Camargo Rodríguez
Año:
2017
Categoría: Rector                          
Región:
Barranquilla, Atlántico 
Institución Educativa: Colegio Distrital Jorge Nicolás Abello 

 

La IED Jorge Nicolás Abello es una escuela que ofrece sus servicios en el barrio Los Andes de la ciudad de Barranquilla. Hoy es reconocida como una de las mejores instituciones educativas del país debido a que obtuvo el mejor Índice Sintético de Calidad en secundaria a nivel nacional en 2016; sin embargo, esto no fue siempre así. La institución tiene poco más de 60 años de fundada y nunca se había destacado entre las escuelas públicas del distrito de Barranquilla. En 1998, al llegar a la institución en calidad de rectora, esta sólo prestaba sus servicios en el ciclo nocturno en la modalidad de bachillerato comercial y contaba con sólo siete aulas. Encontramos una institución con poco desarrollo organizacional, con una planta física muy deteriorada y con un personal docente que vivía desmotivado ante su realidad, lo cual también se hacía visible en el desempeño de los estudiantes quienes en su mayoría eran trabajadores mayores de edad o jóvenes cuya edad sobrepasaba el límite de escolaridad convencional.

Siendo consciente del contexto de la escuela, nos propusimos mejorar al máximo sus condiciones, teniendo siempre en mente que lo qué se necesitaba era algo a lo que llamamos en su momento “Transformación Integral”, la cual sólo podría ser lograda a través de la innovación y del desarrollo de proyectos que impulsaran el cambio. En primer lugar, organizamos los procesos administrativos e hicimos trabajo propio de coordinación para conocer el contexto y la población de la escuela. Asimismo, gestionamos ante Secretaría de Educación, la inversión para el mejoramiento de la planta física, acciones que nos ayudaron a reformar el ambiente institucional. Por otro lado, una vez logrado lo anterior, visionamos una escuela que no sólo ofreciera sus servicios en la jornada nocturna sino que lo hiciera en todos los niveles de formación para brindar educación a niños y jóvenes de la comunidad. Fue 2002 el año en que el colegio inició clases desde transición a undécimo grado, en las modalidades académica y comercial, jornada mañana y tarde y pasamos de siete aulas que encontramos en la nocturna a 30 aulas. Desde entonces y hasta la actualidad sostenemos convenios con instituciones como el SENA y el Instituto Tecnológico de Soledad, Atlántico (ITSA).

Ahora bien, se había logrado transformar la escuela, pero de una manera parcial, continuaban los resultados bajos en las pruebas saber. Todavía faltaba mucho que hacer para lograr nuestra meta de conseguir una institución que prestara un servicio de calidad a niños y jóvenes de sectores populares de la ciudad. Conseguir la excelencia no era fácil, por lo cual visionamos diferentes proyectos para conseguir lo soñado. Uno de los primeros pasos para lograrlo fue apoyar el bilingüismo en la institución, por lo que dirigimos nuestras acciones administrativas a organizar la escuela, de tal manera, que la enseñanza del inglés tomara un lugar predominante y se convirtiera en parte fundamental de la cultura institucional. El apoyo a la transformación de un ambiente escolar bilingüe jugó un papel importante en las decisiones tomadas a partir de ese momento. Para lograr posicionar el inglés fue necesario gestionar ante Secretaría de Educación la incursión de nuevos maestros que dominaran la lengua y a su vez promover la capacitación docente de aquellos que se encontraban en la escuela y que necesitaban mejorar su nivel de inglés. Sin embargo, para poder lograr que el inglés tuviera relevancia entre los estudiantes y de igual forma en la comunidad educativa, era necesario aumentar la intensidad horaria de esta asignatura que en un principio sólo se estudiaba tres horas a la semana. Es aquí donde nace la idea de optar por la Jornada Única como estrategia para aumentar el tiempo dedicado a las actividades pedagógicas y pasar de esta manera de dos horas semanales a seis horas de inglés en el año 2007, para luego ir aumentando hasta llegar a veinte horas semanales en la actualidad. De igual manera, otras áreas del saber se vieron beneficiadas, tal como pasó con las áreas básicas (Ciencias Naturales, Matemáticas, Español y Sociales) las cuales también incrementaron su intensidad horaria permitiendo así un mejoramiento en el desempeño de los estudiantes, lo que se vio reflejado en los resultados de la prueba SABER, la cual en estos años de gestión ha pasado de nivel bajo a nivel superior.

La escuela empezó a ser reconocida tanto en la comunidad, como a nivel distrital, por ser la primera institución educativa pública con Jornada Única, la cual empezó de manera progresiva en el año 2007 en los grados de Transición a Primaria, para luego extenderse a toda la institución educativa, lo que fue respaldado por una resolución emitida por parte de la Secretaría de Educación de Barranquilla número 06089 de Noviembre de 2011. Las buenas relaciones con la administración local y la gestión ante los entes correspondientes nos permitieron obtener una segunda sede para nuestra escuela en la que actualmente funciona el preescolar y parte de la básica primaria. Con lo anterior, apuntamos a una mayor cobertura y pasamos de treinta a cuarenta aulas, beneficiando a muchos más niños y jóvenes de la localidad y a su vez, manteniendo la planta docente para la implementación de la Jornada Única, que sólo ha representado ventajas para la institución y que ha sido elemento fundamental para llegar a la excelencia, puesto que nos ha permitido transformar la escuela y ha abierto espacios de innovación y cambio.

Por todo lo anterior, desde el año 2013 la IED Jorge Nicolás Abello se ha convertido en un modelo a seguir entre las escuelas públicas, no sólo del Distrito de Barranquilla, sino de toda la región Caribe. Somos pioneros en la implementación del bilingüismo al obtener reconocimiento de escuela pública bilingüe, expedida por SED Barranquilla (Resolución 05844 de Octubre 14 de 2015) así como de la Jornada Única. De igual manera, somos líderes en proyectos sociales tales como nuestro Proyecto Social Abellista, en el que a partir del convenio con la Secretaria de Educación de Barranquilla, llevamos nuestra escuela a los sectores más vulnerables de la sociedad barranquillera y de las poblaciones aledañas, tales como el Centro de Rehabilitación Femenino El Buen Pastor de Barranquilla y el Centro de Rehabilitación del Menor Infractor, El Oasis, también en la ciudad de Barranquilla, en donde graduamos como bachilleres a los internos, utilizando la educación como el mejor medio de ayudar a aquellos que buscan una segunda oportunidad. Con este alto contenido de trabajo social hemos impactado a la comunidad, a tal punto, que nuestros estudiantes también son impulsados a desarrollar el espíritu colaborativo, por lo que aquellos con excelente nivel de inglés realizan su proyecto de alfabetización enseñando inglés en las escuelas del sector que presentan necesidades especiales, tal como lo realizamos desde el año 2010 con instituciones educativas como el Marie Poussepin, en 2011 con el Javier Sánchez y desde el año 2015 con el CDI del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Por otro lado, el haber conseguido un promedio de 9,64 en el índice sintético de calidad, nos posicionó como el mejor colegio de Colombia en secundaria, y permitió a nuestros estudiantes aspirar a ser candidatos a los campamentos internacionales, donde 16 de ellos fueron favorecidos, luego de presentar una prueba aplicada por MEN y Cambridge, ha sido el resultado de un trabajo arduo producto del esfuerzo sinérgico de sus docentes, coordinadores y padres de familia que dijeron sí a todos las propuestas planteadas desde nuestra administración y que nos han acompañado en este camino que hoy nos lleva a ser una escuela renovada. Del mismo modo, haber trascendido como institución innovadora se debe en gran parte a los procesos de evaluación constante y al diseño e implementación de planes de mejoramiento en los que siempre apuntábamos a ofrecer el mejor servicio para nuestra comunidad estudiantil. A partir de la evaluación continua se pudieron detectar las falencias y las debilidades de la institución y convertirlas en posibilidades de mejoramiento, lo cual realizamos hasta la fecha.

Finalmente, seguimos visionando la escuela como la institución que permitirá el cambio que nuestra sociedad requiere para salir adelante. Por lo tanto, continuamos en la búsqueda de la excelencia a través de proyectos futuros tales como la posibilidad de implementar un bachillerato internacional que les permita a los estudiantes el poder lograr proyectarse en su futuro y expandir sus horizontes. Parte de este sueño ya se está materializando al realizar convenio con instituciones como el Colombo Americano, la cual graduará a nuestros estudiantes como bachilleres Técnico Asistente Administrativo Bilingüe. De igual manera, es nuestra meta lograr posicionar a todos nuestros egresados como personas exitosas que progresan y que generan un gran aporte y desarrollo a nuestro país.

Escrito por
Rectora del Colegio Distrital Jorge Nicolás Abello, ubicado en Barranquilla, Atlántico, Colombia.
Promedio: 4.5 (2 votos)
Estadísticas: .