Usted está aquí

Enero 5, 2019

Escolarización en casa, iniciativa incluyente para niños, niñas y jóvenes con discapacidad

Conozca la propuesta pedagógica de Ruth Emira Garcés Albornoz, rectora de la Institución Educativa Cadena Las Playas, ubicada en Apartadó, Antioquia.

 

Edgar Gregorio Meneses Moncada
Año:
2017
Categoría: Rector                          
Región:
Popayán, Cauca 
Institución Educativa: Institución Educativa Comercial del Norte

 

El Programa Escolarización en Casa es una estrategia educativa mediante la cual atendemos en su domicilio, a niños, niñas, adolescentes y jóvenes con discapacidad quienes por diversas razones no han ingresado al Sistema Educativo, y no se pueden escolarizar debido a sus condiciones de salud o razones familiares, sin límites de edad ni condicionado por georreferenciación.

Inicia en 2013 como una idea a raíz de la formación en el Modelo CIDEP para Preescolar, el cual adopta el Consejo Directivo en sus dos modalidades: preescolar escolarizado y prescolar no escolarizado, ese mismo año. La modalidad No Escolarizada que consiste en que un maestro itinerante atiende a los niños y niñas en edad preescolar en sus casas y ellos deberán tener encuentros dos veces por semana en la Institución Educativa, fue adaptada para la atención de niños, niñas y jóvenes con discapacidad.

En 2014 iniciamos con la matrícula aproximada de 14 niños, niñas, adolescentes y jóvenes a quienes contactamos gracias a la participación activa de los estudiantes, docentes y padres de familia divulgando la estrategia y recomendándonos posibles usuarios. Los nuevos estudiantes con diversas discapacidades provienen del seno de hogares de bajos recursos económicos, algunos de sectores del municipio con muchas deprivaciones y pobreza, otros de Hogares Sustitutos del ICBF.

 Una vez contactamos a la primera madre sustituta para ofrecerle el Programa para atender a los NNA y jóvenes con discapacidad a su cargo, ella se encargó de informar a otras madres sustitutas de nuestro Programa; así atendemos estudiantes de 4 hogares sustitutos. En 2015 el ICBF se enteró de nuestra estrategia y de lo que hacíamos con los chicos bajo su protección, nos contactó y pidió que atendiésemos otros usuarios del Programa Hogar Gestor. Nuestra matrícula aumentó, pero nos quedaba un escaño por salvar desde 2014: no teníamos ni plaza ni docente para que desarrollase la tarea.

Así las cosas, todo 2014 y hasta abril de 2015, un grupo de voluntarios (rectora, docente orientadora, docentes de aula, bibliotecaria, estudiantes del servicio social del estudiantado, docentes de otras instituciones educativas que les llamó la atención el Programa, practicantes del Programa de Desarrollo Familiar de la FUNLAM) conmigo a la cabeza y con la ayuda invaluable de la Docente Orientadora, emprendimos la titánica tarea de enseñar a los nuevos estudiantes.

Nos doblamos en nuestras responsabilidades y cada semana, dos veces en ella, nos desplazábamos a las casas de los chicos con nuestras actividades académicas preparadas en las que le llevábamos registro de asistencia, fotos, evidencia escrita de lo desarrollado con cada niño, niña, adolescente o joven. La docente Orientadora se encargó de asistir a los voluntarios en las adaptaciones curriculares y de ayudarnos a entender la discapacidad y su comportamiento en los niños, niñas y adolescentes que atendemos. Fue una ardua tarea, sobre todo por el amplio desconocimiento que teníamos del tema, pero muy gratificante al ver las caras de alegría de nuestros estudiantes predilectos (porque se convirtieron en los mimados de la Institución, al punto que cuando llevábamos a algunos de ellos al colegio, los estudiantes se encargaban de ellos en un cuidado y amistad increíbles) cuando llegábamos a sus casas a atenderlos.

conformamos un Equipo al que denominamos Comité de Educativa Inclusiva con calidad, conformado por docentes, la docente Orientadora, una madre de estudiante con discapacidad, la personera escolar, un coordinador y la rectora, en el cual socializamos cómo va la experiencia, también mantenemos informado al Consejo Directivo quien aprobó la adquisición del Kit de Inclusión al cual nos referimos más adelante.

Dos principios han guiado el desarrollo de este Programa: Uno, todo niño puede aprender, y dos, no es un favor que se les hace, es su derecho; y un aprendizaje muy importante: La escuela le cambia la vida a la gente.

Este Programa generó algunas necesidades al nivel institucional:

1) la necesidad de sensibilizar a todo el personal adscrito a nuestra Institución cualquiera fuera su rol: docente, padre o acudiente, estudiante. Así que desarrollamos muchos diálogos con la comunidad educativa sobre el respeto a la diferencia y la aceptación de que todos somos diferentes; el respeto por el otro es un valor del que hemos estado muy pendientes por inculcar en nuestra comunidad educativa, y los resultados no se han hecho esperar: la respuesta de los estudiantes escolarizados ha sido más de lo que esperábamos, son de una sensibilidad, empatía y solidaridad, increíbles. A algunos de los chicos escolarizados en casa para quienes transportarlos es realmente difícil o doloroso, y que están matriculados en alguno de los grados, los estudiantes y director de grupo de esos grados se tomaron muy en serio su responsabilidad con ellos al punto de visitarlos en casa, comentarles las cosas que aprenden en el colegio, celebrarles los cumpleaños, enviarles presentes o una tarjeta multiplicada por cada niño del grupo. Los padres de familia han mostrado también sensibilidad. Con los docentes hemos logrado que se involucren desarrollando adaptaciones curriculares con los estudiantes con discapacidad que están escolarizados, y aunque es más lento el avance con los docentes, hemos logrado la sensibilidad, el respeto, la consideración y el trato justo en muchos. El respeto por la diversidad se está convirtiendo en una cultura institucional y somos reconocidos en el municipio como una Institución con un perfil incluyente. ¡La Secretaría de Educación recomienda nuestro colegio a muchos padres y cuidadores de niños y niñas con discapacidad!!

2) La necesidad de formación a los docentes en temas relacionados con discapacidad, hace parte de las acciones durante las Semanas de Desarrollo Institucional. ¡Estamos avanzando hacia la inclusión educativa!!

3) El desarrollo del Programa ha visibilizado algunas deficiencias en nuestra vida institucional: la falta de dotación de herramientas didácticas que le facilite el trabajo al docente y el aprendizaje de los estudiantes con discapacidad, razón por la cual, la Docente Orientadora y yo hicimos una pasantía por Tecnoayudas, una Empresa incluyente que trabaja en favor de las personas con discapacidad del Continente, y allí conocimos de legislación para la discapacidad, software y dispositivos que facilitan el desarrollo de habilidades cognitivas, de convivencia y otras, fue así como adquirimos un Kit de Inclusión que contiene un software, dispositivos y capacitación a los docentes, siendo la única institución que tiene tal cosa en el municipio. En compañía con la docente orientadora le hacemos acompañamiento a los docentes para su uso, y el seguimiento y la evaluación. En la evaluación anual de desempeño de los docentes, evaluamos el uso, la apropiación que hace el docente de las herramientas.

La secretaría de educación nos asignó una plaza con una Educadora Especial en abril de 2015 y a ella le entregamos la gran mayoría de los chicos que atendíamos los voluntarios. Nuestra docente orientadora organizó una estrategia de atención para mejorar los procesos relacionales de los chicos y sus familias, de tal manera que se reúnen dos veces a la semana en la casa de alguno de ellos por georreferenciación, para recibir las clases. Es una verdadera fiesta cada clase y estamos viendo los avances académicos y en lo relacional de los estudiantes del Programa. Así las cosas, tenemos 5 grupos en barrios y el colegio y atendemos de manera particular a aquéllos que definitivamente no se pueden trasladar o no se deben trasladar. Hemos alternado la formación académica con la generación de espacios para la recreación y el sano esparcimiento.

En el PMI de la Institución acordamos acciones de mejoramiento para nuestro Programa y nos dimos cuenta que necesitamos un Modelo Pedagógico Incluyente, un PEI incluyente, y le estamos trabajando a eso. Ya tenemos sistematizado la información que recogimos de los Grupos Focales para la construcción del modelo y vamos camino hacia esa gran meta. Utilizamos la Guía 34 del MEN para la planeación y seguimiento a las metas institucionales. Realizamos reuniones periódicas la docente orientadora, la educadora especial y yo para planear y evaluar cada acción, cada meta que nos proponemos. A la fecha ya tenemos 1 grupo de preescolar y 1 grupo de primaria bajo esta estrategia. Les presento informes a los padres y acudientes de la Institución en la asamblea de final y comienzo del año y se les anima a recomendarnos a sus amigos que tengan niños, niñas y jóvenes con discapacidad sin atención educativa.

Otra de las ganancias o aprendizajes que particularmente me dejó en el primer año esta experiencia, fue el reconocer que no sabía nada de discapacidad, y que, si pretendía llevar al colegio a convertirse en uno Incluyente, yo debía tener los elementos teóricos para hacerlo. Así que, en marzo de 2015 me matriculé en una maestría en Discapacidad y todo lo que he construido teóricamente me está sirviendo para direccionar el trabajo en el colegio.

A la fecha, estamos haciendo gestiones con el SENA para avanzar en la inclusión laboral de los estudiantes mayores de edad. Ya adelantamos diálogos con el Director del SENA regional Urabá para iniciar con ellos un proceso de formación para el posterior empleo. Tenemos escrito el proyecto que ya está en ejecución, pues pensamos seriamente en el desarrollo del proyecto de vida de los chicos y en mecanismos para superar la pobreza, en el marco de las políticas mundiales y nacionales en discapacidad y en inclusión. Estamos a la espera de la visita de un funcionario del SENA, pues ya diligenciamos los formatos de matrícula y están en manos de la Entidad.

Escrito por
Rectora de la Institución Educativa Cadena Las Playas, ubicada en Apartadó, Antioquia
No hay votos aun
Estadísticas: .