Usted está aquí

Febrero 2, 2019

Formar buenos cristianos y honestos ciudadanos a través de una educación de calidad

Conozca la propuesta pedagógica implementada por José Javier Zapata Hincapie, rector de la I.E.D Centro Social Don Bosco, ubicada en Barranquilla, Atlántico.

 

P. José Javier Zapata Hincapie
Año:
2017
Categoría: Rector                          
Región:
Barranquilla, Atlántico
Institución Educativa: I.E.D Centro Social Don Bosco

 

En el barrio Rebolo “Zona Negra” de Barranquilla, un lugar en el que se convive con la delincuencia, la drogadicción, el vandalismo y la descomposición familiar, se erige una Institución Educativa Distrital fundada y administrada por la comunidad Salesiana, de la cual soy miembro, con la misión de cambiar esta realidad a través de la única estrategia que conocemos: La Educación con y para los jóvenes.

En el año 2012 cuando fui nombrado rector de esta casa con la responsabilidad de unificar administrativamente las obras que hacen parte ella, me inquietaban muchos aspectos de los que iba reconociendo; la lista de interrogantes era interminable he aquí algunos de ellos: ¿Cómo Formar integralmente con base en los principios del Evangelio y la pedagogía salesiana para generar acciones orientadas a la construcción de un proyecto de vida acorde a las necesidades de la sociedad actual? ¿Cómo Satisfacer las necesidades y expectativas de nuestros estudiantes y padres de familia buscando su permanencia y continuidad? ¿Cómo promover el liderazgo en todos los estamentos de la comunidad educativa, principalmente en los jóvenes, para que cada vez respondan de mejor manera a las necesidades de su contexto? ¿Cómo garantizar la sostenibilidad de la presencia salesiana a mediano y largo plazo? ¿Cómo potenciar las competencias del talento humano para asegurar un óptimo clima laboral y esto impacte en su vida laboral y personal?

Para dar respuesta a estos interrogantes mi estrategia consistió en respaldar la implementación de un modelo de gestión que desde mi comunidad ya se venía trabajando en la mayoría de las casas, comprometiéndome a acompañar y liderar este sistema de gestión de calidad, para internalizar en la cultura organizacional los principios del mismo, de acuerdo a la norma ISO 9001, que son: Enfoque al cliente, Liderazgo, Participación del personal, Enfoque basado en procesos, Enfoque de sistema para la gestión, Mejora continua, Enfoque basado en hechos para la toma de decisiones, Relaciones mutuamente beneficiosas con el proveedor; para ello partí del empoderamiento de los miembros de la comunidad educativa especialmente de aquellas personas que lideran los procesos institucionales a través de mesas de trabajo, reuniones, retroalimentaciones, encuestas, que dieron como resultado la caracterización de la IED, realizados estos diagnósticos se siguió trabajando en equipo desde todas la gestiones en la elaboración de planes de mejora que me permitieron estar en constante evaluación y ajuste de los procesos misionales y de apoyo, conduciéndome a tomar las acciones para alcanzar las metas propuestas, por ejemplo, en el proceso pastoral que es la columna vertebral de nuestra misión, se permitió que implementáramos acciones que animan a la comunidad educativa a formarse en valores, a tener claro su proyecto de vida y participar activamente en la transformación que necesita la sociedad.

Otra parte quizá la más importante la constituyó el fortalecimiento del proceso académico mediante el trabajo de todo el cuerpo docente en el diseño y aplicación de un currículo que responda a las necesidades educativas de nuestros formandos y del sector, que está al día con los requisitos legales pero que al mismo tiempo expresa con solidez que formamos con un carácter y una identidad enteramente Salesiana.

Esta dio como resultado la implementación de temáticas, asignaturas y metodologías cada vez más estructuradas. Posterior a esta primera fase se comunicaron y desplegaron los procesos para después de ellos hacerles mediciones constantes y hacer los ajustes correspondientes para la mejora continua y la toma de decisiones basada en hechos.

Al evidenciar situaciones que la institución no podía resolver lideré proyectos de cooperación con el sector público y privado que han permitido ocupar de manera positiva y en jornada contraría el tiempo libre de nuestros estudiantes: 250 niños gozan de la jornada escolar complementaria recibiendo formación deportiva, danza, música, teatro y manualidades; 272 estudiantes de 9°-10°-11° obtendrán doble titulación al graduarse ya que reciben formación en los siguientes programas técnicos: Diseño gráfico, reparación y mantenimiento de PC, peluquería, cocina, soldadura, mecánica industrial, logística, mercadeo y ventas a través del convenio de articulación con nuestra propia ETDH, además he creado una institución abierta al servicio de la comunidad brindando en espacio para que funcione un centro médico, formación técnica en convenio con el Sena, escuelas de artes y oficio (oratorio salesiano) completamente gratis los días Sábados para los niños del sector, así como diferentes grupos y organismos gubernamentales hacen uso de las instalaciones con que cuenta nuestra institución contribuyendo a ser agentes de cambio de la comunidad y manteniendo la filosofía del fundador.

Esta experiencia la he venido acompañando desde hace 3 años con toda la comunidad educativa de la presencia Salesiana en Barranquilla que la constituyen la IED Centro Social Don Bosco, el Colegio Salesiano de San Roque y la ETDH centro social don Bosco, impacta a 2.847 niños, 240 en los grados de preescolar, 1199 en la educación básica primaria, 1070 en la básica secundaria y media vocacional, 270 en el sector de educación para el trabajo y desarrollo humano, 306 en el Colegio Salesiano de San Roque. Son niños y jóvenes de los sectores populares de Barranquilla y del Atlántico.

Son muchos los resultados de los que puedo dar cuenta con la implementación del sistema de gestión de la Calidad Educativa pastoral, pero en este aparte quiero mencionarlos en plural porque a través de ello quiero hacer un reconocimiento, a la labor de todo un equipo de trabajo compuesto por 165 personas que hacen parte de esta familia, como ellos mismos lo expresan:

  1. Hemos recibido por tres años consecutivos el certificado de calidad otorgada por ICONTEC e IQNET bajo la norma ISO 9001, NTC 5555,5666 y 5581,
  2. Logramos hacer realidad la unificación administrativa de las tres obras que comprenden la presencia Salesiana en Barranquilla para garantizar la sostenibilidad de las mismas tanto pastoral, como financiera y pedagógicamente,
  3. Contamos con la prestación del servicio y los procesos misionales documentados, controlados y evaluados,
  4. Logramos consolidar un proyecto educativo claro que reúne los parámetros de un diseño curricular alineados a los lineamientos del Ministerio, soportado en un modelo pedagógico vivencial de nuestro carisma dando respuesta a las necesidades de nuestra comunidad y promoviendo cambios significativos en la formación de los niños, niñas y jóvenes que educamos,
  5. Transversalizamos toda la gestión institucional al proyecto pastoral para garantizar la formación integral de nuestros educandos y el cumplimiento de la misión logrando que ellos sean modelos a seguir para su comunidad,
  6. Logramos que el Centro social don Bosco goce de una alta satisfacción de la comunidad a tal punto que hemos podido mejorar los índices de aprendizaje de nuestros estudiantes lo que permitió que en el año inmediatamente anterior contáramos con 22 de los 140 estudiantes que presentamos a las pruebas Saber 11° como candidatos a las becas del Ministerio de Educación Nacional, llegando a ser una de las instituciones públicas con más posibilidades de recibir este premio,
  7. Desarrollado un modelo propio de enseñanza para el nivel preescolar apuntado a implementar estrategias de estimulación neurocognitiva para los 240 niños que atendemos en este grado; ubicando a este nivel a la vanguardia pedagógica y logrando verdaderos aprendizajes en este grupo poblacional,
  8. Desde la pastoral hemos implementado campañas como “ Póngale 5 al Ambiente” para bajar los índices de violencia no solo al interior de la institución si no por fuera de ella, dándole así solución asertiva a los conflictos ,
  9. Se implementó la gestión Humana, que en el sector educativo era inexistente para acompañar a los empleados mediante los procesos de inducción, seguimiento y retiro de los mismos, un plan de capacitación permanente, evaluaciones de desempeño y la medición del impacto de las mismas, promueve el trabajo en equipo, como parte del ambiente de la comunidad educativa, lo que contribuye positivamente al mejoramiento del clima laboral,
  10. La propuesta ha trascendido a la comunidad a través de intercambios con pares de las diferentes gestiones, nuestros coordinadores de proceso asisten permanentemente a eventos en los que comparten sus experiencias significativas en las gestiones que lideran,
  11. Hemos recuperado con el apoyo de la comunidad un 80% la planta física garantizando instalaciones en óptimas condiciones para la prestación del servicio educativo, talleres de alta tecnología y servicios que nada tienen que envidiarle a instituciones de otros sectores, todo lo anterior como resultado de revisiones constantes a lo que hacemos y a la toma de decisiones basados en evidencias, lo que repercute directamente en el sentido de pertenencia de nuestros estudiantes, en su formación y en el ambiente positivo que se construye en el día a día de la vida institucional.

Concluyendo la implementación de un sistema de gestión de la calidad pastoral, ha impactado positivamente no solo mi práctica administrativa y pedagógica de infinitas formas, tantas que este escrito podría quedar corto para hablar de todas ellas, si no a la organización interna de sus diferentes procesos, llevándome a una disciplina constante de mejora continua y la superación de las limitaciones que he identificado en mi gestión.

La calidad es el compromiso que motiva a toda la comunidad educativa para seguir fortaleciendo el sistema de gestión para lograr una presencia activa que evangeliza y educa con espíritu salesiano a los niños y jóvenes, en la que todos sus miembros se sientan como hasta hoy satisfechos en ella y sigamos formando seres humanos capaces de transformar la realidad en la que vivimos, porque se convierten en personas diferentes a las que recibimos con la vivencia de su identidad pastoral inspirada en el carisma de San Juan Bosco.

Es cierto que aún nos falta mucho camino por recorrer para alcanzar las metas a donde queremos llegar, todavía hay muchos obstáculos por vencer y muchos retos por conquistar pero ya tenemos internalizadas estas prácticas organizacionales y pedagógicas, que constituye la garantía en las mismas, tratando de superar las dificultades que en el día a día se nos presentan, para seguir soñando y acercándonos al liderazgo del Centro Social Don Bosco siendo el punto blanco en la zona Negra.

No hay votos aun
Estadísticas: .