Creado el: Vie, 04/09/2015 - 13:00 por Palabra Maestra

Maestros con buena educación

La nueva evaluación docente debe ser vista como una herramienta de apoyo que retroalimenta la labor de los docentes.

Durante el desarrollo de la Cumbre de Líderes por la Educación, organizada por Semana Educación el pasado 2 y 3 de septiembre, contó con la participación de expertos en temas educativos se tocaron diferentes temas relacionados con la educación en Colombia.

Uno de estos temas, sin duda, tiene que ver con la nueva evaluación docente la cual, ha recibido fuertes críticas por parte de algunos sectores quienes consideran a esta evaluación como un mecanismo que pretende “rajar” a los profesores puesto que, según argumentan, no brinda las herramientas necesarias para que el profesor pueda ser evaluado.

Este fue uno de los argumentos esgrimidos por el presidente de Fecode Luis Grubert, quien señaló que el gobierno se encuentra muy ocupado en compararse y replicar casos de éxito de otros países  cuyo contexto es totalmente diferente al de Colombia.

“Los docentes en Colombia necesitan, primero, que se les garantice un sistema de formación continuo y de calidad que genere profesionales en docencia que puedan afrontar cualquier tipo de evaluación y obtener buenos resultados”, señaló Grubert. A su vez el líder sindical manifestó que sin bases sólidas en la formación docente no se puede mejorar la calidad educativa.

Uno de los panelistas invitados durante esta sesión de la Cumbre fue el viceministro de Educación Luis E García de Brigard, quien de manera clara y muy sencilla explicó los beneficios que trae este tema. A su vez, respondió a las inquietudes y argumentos de Grubert manifestando que esta evaluación lo único que busca es mejorar el desempeño de los docentes a la vez que brinde mecanismos que permitan una retroalimentación.

De igual manera García de Brigard manifestó que en la actualidad hay muchas oportunidades de mejora por lo que se debe seguir trabajando. Una de ellas, y tal vez uno de los aspectos más llamativos que se presentaron durante el desarrollo del debate, fue coincidir con Luis Grubert, al manifestar  que se está evaluando a los maestros sin tener en cuenta que también hay fallas en su formación.

De otro lado, el viceministro, respondió la pregunta hecha por el líder de mesa, Rafael Orduz (Gerente General de la Fundación Compartir), en la que hacía referencia al  gran número de universidades que cuentan con acreditación de alta calidad. García de Brigard fue enfático al decir que la gran mayoría de programas de licenciatura no cuenta con acreditación de alta calidad, y es justo ahí donde se encuentra el primer reto.

En la mesa también participaron Paz Portales, experta regional de la Unesco; Emiliana Vegas, directora de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); Martina Roth, directora de Estrategia de Educación en Intel y Marlén Martínez, rectora del Colegio San José.

De otro lado, Paz Portales expuso de manera contextual diversos aspectos relacionados con los 6,4 millones de docentes que tiene América Latina.  Paz, señaló que uno de los aspectos más preocupantes, en la problemática de los docentes es la baja remuneración y el poco tiempo que los docentes pueden dedicar a la planificación de sus clases.

La Coordinadora Regional Programa Educativo de la Unesco manifestó que existe un bajo nivel de formación al ingresar a carreras relacionadas con la pedagogía  por lo que se debe hacer un seguimiento preciso que permita identificar en dónde se debe priorizar.

Según Portales se debe prestar atención a la pertinencia, la cual califica ella como el eje de toda la formación “No se trata de enseñar por enseñar, se debe tener en cuenta qué es lo que se está enseñando y hacer un seguimiento a cada plan de estudio de las carreras de pedagogía puesto que sin duda, en su gran mayoría, no están centradas en las necesidades de aprendizaje del estudiante ni en las necesidades de la escuela.

Por su parte, Martina Roth, Directora de estrategia global de educación de Intel calificó de “mágica” a la pedagogía ya que “prepara a los estudiantes para el futuro”. Roth, destacó la importancia que tiene esta labor e hizo un llamado a los líderes de cada país a renovar su compromiso con los educadores.

Otro de los aspectos que resaltó Roth fue el de la importancia en la capacitación por parte de los docentes y agregó que la apuesta por la tecnología en la educación es importante pero que los maestros deben ser los mentores y guías para desarrollar en los alumnos las habilidades del siglo XXI, ahí la importancia de capacitaciones y preparación.

Otro de los temas que se trataron fue el expuesto por Emiliana Vegas, Directora de Educación del BID, quien habló sobre las ocho metas de política docente, en la que se destaca la preparación a los docentes, la cual, según Vegas, debe hacerse con experiencias y entrenamientos útiles. “La práctica hace al maestro, reza un dicho popular y en el caso de los profesores la aplicación de estas palabras es literal”. Indicó Vegas. 

Vegas insistió en que se debe hacer un esfuerzo que permita que los mejores estudiantes decidan ser docentes. “Los candidatos deben ser los mejores. Hay que buscarlos poniendo más exigencias”,  indicó. A esta opinión se sumó Paz Portales quien insistió  en la necesidad de definir estándares que deben cumplir los maestros, tanto para entrar a la carrera del magisterio como para su posterior evaluación. 

Compártalo

Califique este artículo
Promedio: 3.7 (3 votos)