Usted está aquí

Mayo 15, 2018

Gracias Maestros

Es imperioso dar a nuestros educadores el lugar que merecen en la sociedad.

Ser Maestro se ha convertido, en esta coyuntura política de elecciones presidenciales que vivimos los colombianos, en “disculpa” para el debate. Ya sea por el reconocimiento que se da a su importancia como orientador de la vida de otros o por los cuestionamientos acerca de cómo realiza dichas orientaciones. Es decir: si orienta para que sus estudiantes sean autónomos o para ser manipulables. Sin duda es una profesión fundamental en la construcción de país.

Ser maestro es algo más que estar en un aula. Hay otras profesiones que tienen por naturaleza educar:

  • Ser maestro es el médico que orienta a su paciente para que aprenda a cuidar su salud;
  • Ser maestro es el terapeuta, psicólogo o psiquiatra, cuando orienta para que otro descubra las respuestas a sus preguntas, para que se descubra a sí mismo;
  • Ser maestro es aquel que es luz para otros en su camino cuando el propio no tiene aún la luz adecuada.

Todos esos son maestros, claro. Pero hay un grupo de maestros que en nuestro país son casi medio millón de mujeres y hombres, que todos los días acompañan a nuestros niños, niñas y jóvenes en el colegio en su proceso de crecer, de aprender a aprender, de descubrir… si es un artista, un político, un deportista, un matemático, un bailarín, un escultor, un poeta, un relacionista, un empresario, o un poco de todo, y por supuesto, un buen ciudadano.

Ser maestros es la profesión del presente y del futuro.

Es imperioso dar a nuestros maestros el lugar que merecen en la sociedad. El reconocimiento que merecen. Son los maestros, desde sus aulas, los responsables de liderar el cambio de nuestro país.

¡Felicitaciones Maestros!


Imagen Diseñado por Freepik

Escrito por
Directora de Desarrollo y Liderazgo Pedagógico
No hay votos aun
Estadísticas: .