Protagonistas Premio Compartir

Jorge Heriberto Torres Díaz
Gran Rector

Jorge Heriberto Torres Díaz

Colegio Metropolitano de Soledad 2000

Soledad, Atlántico

La educación de calidad rompe el paradigma de la pobreza

“En un país como Colombia, donde la pobreza es la generadora de los grandes problemas sociales, la educación de calidad se constituye en un  factor fundamental de superación”

Desde hace 15 años, lideramos un proceso de calidad y eficacia educativa focalizada en los sectores vulnerables de estrato 1 y 2 del Municipio de Soledad, considerado uno de los entes territoriales más pobres de Colombia, orientando una institución de1900 alumnos,  con estándares de calidad, que se refleja en  el hecho de mantenernos en la CATEGORIA MUY SUPERIOR EN PRUEBAS SABER 11, los beneficios que han obtenido nuestros egresados en la educación superior y en su vida profesional, superando la pedagogía de la pobreza y alcanzando mejor calidad de vida.

Estamos demostrando que la pobreza no es una limitante, para alcanzar resultados de calidad, cuando a los educandos se les descubren y canalizan su capacidad cognitiva,  para lograr proyectos de vida que les permita superar los retos de la inequidad y participar en un mundo globalizado con valores éticos y  convivencia pacífica.

Los mejores logros

Teniendo en cuenta que el colegio está ubicado en una zona urbana marginal, implementamos procesos de planeación participativa, que nos ha permitido  ubicarnos como uno de los mejores del país, (Ver Revista Dinero Números 338-2009/ 362-2010/ 386-2011-411 / 2012).

Resultado de estos procesos, nuestro  egresado DILAN QUEVEDO LARA de extracción humilde, y beneficiado con recursos del Estado ( S.G.P.) fue el mejor bachiller de la Costa Norte y el segundo mejor puntaje en Pruebas Saber 11 del año 2011 y condecorado por el M.E.N, al igual que mediante concursos universitarios, en los últimos  años nuestros egresados han ganado becas completas en Universidades como los Andes, Rosario, Norte y otras como Ecopetrol para estudiar medicina en Cuba e Ingeniería de petróleos en la Universidad Industrial de Santander.

Nuestros egresados han  obtenido un total de 25 DISTINCIONES ANDRES BELLO en las diferentes aéreas.

Para superar la ausencia de oportunidades participamos en los concursos de Banco de Oferentes a Nivel Nacional y Municipal obteniendo los mejores puntajes, para lograr los beneficios del Estado que nos permitan subsidiar a los más pobres y garantizar su permanencia en el sistema  escolar y ofrecerles educación de calidad.

Se han conseguido  900 subsidios educativos con el Sistema General de Participación y la institución con recursos propios beneficia 450 alumnos para superar la inequidad.

Mantenemos costos educativos bajos, para los alumnos que no son subsidiados para contribuir de esta manera a la economía de los hogares más pobres de la ciudad (Promedio mensual por pasión escolar $ 70.000).

Las entidades interventoras de carácter oficial han entregado informes satisfactorios  con puntajes excelentes, como se registra en las actas respectivas.

Se lideran procesos de participación ciudadana y comunitaria.

Estos resultados son posibles porque se mantiene un clima de academia productiva  e incluyente con calidad humana, sentido de pertenecía y oportunidades de superación demostrando que con bajos ingresos se han obtenido altos resultados académicos.

Prueba de estos resultados son los reconocimientos obtenidos: “Orden al Merito Melchor Caro” otorgada por el  Honorable Concejo de Soledad, “Orden de Barlovento en el grado de Gran Caballero” de la Asamblea del Departamento del Atlántico, “Orden del Congreso de Colombia en el Grado de Comendador” y “Condecoración “Simón Bolívar. Cruz de Plata” emanada del Ministerio de Educación Nacional.

Estrategias para lograr los resultados

Se realizó a comienzos del año 2000 un estudio diagnóstico para conocer a fondo la “relación pobreza y bajos resultados académicos”, descubriendo factores como la baja autoestima de los padres para que sus hijos cursen estudios universitarios, a causa de las escasas oportunidades que poseen por la ausencia de recursos económicos para sostener una carrera universitaria. La no aprobación de los exámenes de admisión. Predominio de las madres cabeza de hogar. La violencia intrafamiliar. Los bajos niveles académicos del hogar. El subempleo y las constantes deserciones escolares por la necesidad de  vincularse a la vida laborar, entre otros.

Realidad que nos condujo a  implementar estrategias para superar la PEDAGOGIA DE LA POBREZA  que nos llevo, entre otros, a que los docentes se mentalizarán en el cambio de las aptitudes facilistas, dogmáticas, la ausencia de innovación y compromiso para generar educación de calidad y hacer posible la superación de los paradigmas de la pobreza, con proyectos de alcance universitario y con didácticas superadoras de los bajos estándares de calidad.

Estas estrategias, frente a las deficiencias acumuladas, nos motivaron al aumento de la intensidad horaria de los alumnos de educación  media, que venían trabajando en una sola jornada. En particular  los alumnos de 11º  trabajan mañana y tarde. Sábados en la mañana, los días hábiles de Semana Santa y dos semanas de las vacaciones intermedias, con el fin de aumentar sus niveles cognitivos y responsabilizarlos de la nueva fase de su vida universitaria y de esta manera alcanzar las oportunidades que brindan  las Universidades a los mejores bachilleres.

Se concientiza a los docentes, para internalizar en ellos el alto grado de responsabilidad social que poseemos, para transformar la educación de calidad en una fuente de posibilidades educativas, laborales y económicas para elevar los niveles de vida de nuestros alumnos y sus familias.

Los docentes apadrinan los alumnos que requieren de mayor atención y se les asigna compañeros  tutores para mejorar su rendimiento académico. Se cita a los padres de familia periódicamente para los pre-informes, en particular de los que llevan logros perdidos, para que ellos contribuyan en la superación de las deficiencias, previas indicaciones del profesor titular.

Al iniciar cada año escolar se socializan los resultados de las pruebas saber y se toman como una herencia que es necesario mantener y superar, para ser cada vez más superiores.

Estimulamos la participación  comunitaria al convertir el colegio en el referente de la comunidad, para las reuniones de las J.A.C. Juntas Cívicas, organizaciones culturales y religiosas. A su vez contribuir en la organización de las marchas a favor de los intereses populares.

Manejamos un buen clima corporativo sin conflictos laborales, con recursos financieros muy limitados, pero bien manejados y con resultados muy favorables que demuestran la eficacia de un proyecto pedagógico para superar la inequidad social, en procura de una sociedad más calificada, justa y con oportunidades para enfrentar el mundo de la globalización.

Epílogo

Los estudiantes de los sectores sociales excluidos, cuando tienen oportunidades de calidad educativa y se  canaliza su potencial de aprendizaje, superan las barreras de lo imposible.