Usted está aquí

Septiembre 11, 2018

OCDE Revisión de Recursos Escolares: Colombia

 

Colombia es un país con diversidad geográfica y cultural. El país se ha urbanizado bastante debido a la migración rural a urbana como resultado de las malas condiciones de vida y la violencia en las áreas rurales. Sin embargo, la vida rural sigue desempeñando un papel significativo en Colombia: tomando en consideración la densidad y la distancia, poco más del 30% de la población y entre el 60% y 76% de los municipios pueden considerarse rurales.

Aunque la economía nacional ha crecido fuertemente desde el cambio de siglo, después de una profunda recesión a finales de los años noventa, el desarrollo económico ha sido desigual en todo el país. El índice de desigualdad de Colombia en materia del PIB per cápita en las regiones es más del doble que el promedio de la OCDE y un poco mayor al de los demás países latinoamericanos como Chile, México y Brasil. La topografía del país influye en estas desigualdades regionales, la cual limita las conexiones entre las regiones debido a la ausencia de infraestructura eficiente.

Las instituciones deficientes, las pocas conexiones entre áreas rurales y urbanas y un enfoque en las actividades tradicionales de agricultura también contribuyen a las desigualdades regionales. La pobreza en las áreas rurales ha disminuido junto con las tendencias nacionales, pero las diferencias en las áreas urbanas siguen siendo sustanciales.

En el año 2017, la pobreza multidimensional seguía siendo más del doble para los colombianos rurales en comparación con los habitantes de las áreas urbanas, y sigue siendo particularmente grave en áreas remotas.

Las desigualdades sociales y económicas basadas en la geografía afectan particularmente a las minorías étnicas de Colombia, las cuales están altamente concentradas en regiones con mayor pobreza y, en el caso de comunidades indígenas, en áreas rurales y dispersas.

Aunque la transición a una sociedad de posconflicto sigue siendo una tarea y un reto a largo plazo, la firma del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en el año 2016 constituye un logro notable. Los acuerdos de paz prometen un mayor bienestar social y prosperidad económica, particularmente para la población rural, a través de un compromiso con una reforma rural integral.

Esta reforma también compromete a Colombia con la implementación de un plan específico para la educación – un Plan Especial de Educación Rural – el cual puede desempeñar un papel clave para cerrar las brechas educativas entre las áreas rurales y urbanas.

Aunque Colombia ha progresado en cuanto a la generación de mejores oportunidades educativas para los niños y los jóvenes en áreas rurales, todavía existe gran camino por recorrer para mejorar el acceso y la calidad de la educación para los estudiantes en áreas rurales.

Por ejemplo, la tasa de matrícula neta de los estudiantes que viven en las ciudades y aglomeraciones y los estudiantes en áreas remotas sigue teniendo una diferencia de más de 20 puntos porcentuales en la educación básica secundaria y media. De forma más global, todavía existen diferencias significativas entre las áreas rurales y urbanas en cuanto a los resultados educativos.

En el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) 2015 de la OCDE, los estudiantes rurales en Colombia obtuvieron un puntaje promedio de 38 puntos por debajo de los estudiantes en zonas urbanas del país, lo cual equivale a más de 1 año escolar.

El mayor grado de pobreza en las áreas rurales explica la diferencia de desempeño, pero los estudiantes de áreas rurales se enfrentan a barreras adicionales. Notablemente, los estudiantes suelen tener menores aspiraciones en cuanto a su educación superior.

La educación rural provee oportunidades como clases menores, pero también implica retos. Las condiciones laborales menos atractivas a menudo hacen que sea difícil atraer y mantener docentes con un alto nivel de calidad, y la poca cantidad de estudiantes implica un reto para ofrecer un currículo amplio, por ejemplo.

La Revisión de Recursos Escolares identificó las siguientes prioridades para mejorar la efectividad del uso de los recursos en el sistema escolar de Colombia, y para apoyar los esfuerzos para cerrar las brechas entre las áreas rurales-urbanas.

 

Reseña: OCDE

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .