Creado el: Lun, 04/05/2009 - 19:00 por Palabra Maestra

Un preescolar con talento

Mayo 2009

Adriana Salazar Varón

 
Maestra Ilustre 2002
 
Directora del Preescolar Talento

Educar para la felicidad y desarrollar el potencial de los niños en un ambiente de valores son los pilares fundamentales del Preescolar Talento. Somos un equipo conformado por una sicóloga, una fonoaudióloga, una terapista ocupacional (quienes hacen el seguimiento al desarrollo de los alumnos y trabajan con las docentes), un coordinador académico y la directora. Nuestro currículo lo dividimos por dimensiones: actitudes, ética y valores, cognitiva, comunicativa y corporal y cada una tiene programas, objetivos y actividades definidos.

Dimensión de actitudes, ética y valores

En Talentos, diariamente se enfatiza la formación de valores, la autoestima y socialización mediante un programa de socioafectividad y actividad lúdica denominado “La bienvenida”, que consiste en funciones de títeres, narración de cuentos y dramatizaciones dirigidas a los niños, para que aprendan acerca de valores, normas de seguridad, buenos hábitos y convivencia. Es un momento de alegría en el que interiorizan mejor lo que aprenden pues cada uno puede explicar el significado de cada valor y las consecuencias de asumirlo o no. Esta actividad permite también, generar sentido de pertenencia al preescolar.

El programa va acompañado de una carpeta de apoyo dirigida a los padres de familia que se envía semanalmente a las casas con una lectura sobre educación y una hoja para colorear en familia, relacionada con el valor de la semana. La experiencia nos ha mostrado que estas actividades impactan más en los niños que un llamado de atención. Asimismo, dada la importancia de las familias en la educación de los niños, organizamos una escuela para padres con ciclos de conferencias y talleres para brindarles herramientas que les ayuden a reflexionar sobre la forma de educar a sus hijos.

Dimensión cognitiva

Nuestro eje fundamental es la teoría de modificabilidad cognitiva de Reuven Feuersten, quien sugiere la figura del maestro como mediador y propone la formación de una estructura mental óptima en los niños a través de las siguientes operaciones mentales, las cuales nos resulta más significativo estructurar: identificación, diferenciación, representación mental, transformación mental, comparación, clasificación, codificación-decodificación, proyección de relaciones virtuales y, análisis y síntesis.

De esta manera, cada docente debe tener clara en la planeación cuál es la operación mental que pretende trabajar, cómo motivar su actividad y cómo evaluar el nivel del aprendizaje. En esta dimensión los niños aprenden nociones matemáticas y de lectoescritura, al tiempo que se divierten con proyectos de ciencia y experimentos físicos. Lo más importante es desarrollar el gusto por el aprendizaje y mantener viva la curiosidad. Consideramos fundamental la lectoescritura porque sabemos que en ello radica buena parte del énfasis de la escolaridad.

También incluimos un programa de desarrollo del pensamiento, con el cual queremos trabajar en estructura mental a través de ejercicios de encajes, rompecabezas, seriaciones, secuencias, copias de modelos y el trabajo con bloques lógicos, entre otros. Utilizamos paquetes infantiles de computador para apoyar a niños menores de 3 años, y para los mayores ofrecemos actividades que fomentan el aprendizaje de las matemáticas y la lectoescritura.

Así mismo contamos con el programa de ajedrez, que se apoya en el método “Juega el maestro y ganan los niños”, de mi autoría, y que comprende una guía para el docente y siete cartillas para los niños. Enseñamos ajedrez como recurso pedagógico para desarrollar ciertas habilidades mentales: atención, memoria, capacidad de solucionar problemas, cálculo, visualización, percepción, planeación, rigor mental, análisis sistemático, pensamiento abstracto, pensamiento hipotético, crítico y creativo, y pensamiento lógico. Además porque fomenta el respeto, la responsabilidad, la cortesía, la paciencia, la tolerancia, la perseverancia, la disciplina y ayuda a aprender a asumir la derrota y el triunfo. Adicionalmente enseñamos ajedrez a los padres de familia pues les sirve para afianzar la relación con sus hijos. Justamente “Ajedrez en el aula de preescolar” fue la propuesta presentada al Premio Compartir al Maestro 2002, con la cual obtuve el galardón de Maestra Ilustre, distinción que nos llenó de entusiasmo y nos abrió más puertas para impulsar el proyecto.

En el caso de los menores de 3 años, la meta es alcanzar un desarrollo perceptual óptimo que asegure unos buenos cimientos a los canales para conocer la realidad y por ende que favorezca el aprendizaje.

Dimensión comunicativa

El objetivo principal es contribuir a desarrollar la lengua materna, por lo que incluimos un programa de articulación con ejercicios concretos para anticiparnos a dificultades, y fomentamos la comprensión y expresión con diversas actividades, por ejemplo, la visita a la biblioteca, donde se impulsa el deseo por aprender a leer y a escribir. De igual forma, se procura facilitar la adquisición del inglés como segundo idioma.

Dimensión corporal

Es el eje fundamental del proyecto de Talento. Nos basamos en los conocimientos de Glenn Doman, quien plantea que el desarrollo de la inteligencia se basa en el desarrollo motor, y asegura que la capa de mielina en el cerebro aumenta en los primeros seis años de vida si se realiza con suficiente frecuencia e intensidad un buen programa físico con ejercicios de patrón cruzado como gatear, arrastrarse y braquear. Por ello nuestros niños asisten a diario al gimnasio para hacer estas rutinas y otros ejercicios de coordinación, equilibrio y circuitos motores. Así hemos logrado incrementar sus niveles de atención y hemos observado los cambios significativos que alcanzan aquellos que carecieron de una estimulación adecuada y por tanto tienen periodos de atención bajos. Con el programa de gimnasia ratificamos que la atención tiene sus raíces en el movimiento.

También trabajamos la motricidad fina. Buscamos que nuestros alumnos logren habilidades suficientes para el manejo de algunas herramientas (lápiz, punzón, tijeras) que les faciliten el aprendizaje de la escritura. Nuestro coordinador académico escribió la colección de cartillas “Trazos”, utilizada para apoyar el proceso de lectoescritura. Este trabajo nació tras 10 años de experiencia en Talento.

Otros proyectos

Para acercar a los niños a las manifestaciones artísticas y fomentar en ellos el goce y el amor por el arte, ofrecemos clases de música en las cuales se tratan temas como el ritmo, el pulso, la entonación y los instrumentos de percusión. El preescolar también cuenta con una tuna conformada por 23 niños que se han presentado en distintos escenarios y con una “preorquesta” conformada por instrumentos de percusión y flautas dulces. A partir de los 3 años de edad, todos nuestros niños inician el aprendizaje del violín, basados en el reconocido método Suzuki. Resulta sorprendente la rapidez con que empiezan a tocar canciones cortas, a cuidar y disfrutar el instrumento y a trabajar en equipo.

Con nuestro programa de arte los niños se sensibilizan con el tema; cada semana tienen un espacio para el arte, un día al mes se dedica exclusivamente a esta disciplina y cada semestre aprenden sobre la vida y obra de un pintor. De esta forma brindamos las herramientas necesarias para que alcancen el desarrollo de su potencial, abran su mente al universo y tengan más oportunidades para adaptarse al mundo como seres armónicos, equilibrados y felices.
 

Preescolar Talento

Compártalo

Califique este artículo
No hay votos aun