Protagonistas Premio Compartir

Omar Cáceres Galvis
Rector Ilustre

Omar Cáceres Galvis

Gimnasio El Hontanar

Bogotá D.C.

Educando para recuperar el planeta

La idea de trabajar por un ideal educativo fundamentado en la protección del medio ambiente y en el uso racional de los recursos naturales, ha sido el eje vocacional de mi gestión al frente del proyecto educativo institucional del Gimnasio El Hontanar y que ha logrado comprometer a toda la comunidad en la responsabilidad  que  implica  la  consolidación  de  una  conciencia  ambiental  en  los niños  y  jóvenes,  dirigida  a  la  conservación  del  entorno  natural.  Esta  preocupación, muy ligada a  la educación y surgida de la alarmante degradación sistemática  del medio ambiente  natural  y  de  sus  repercusiones  directas,  ha  sido  el  motor  de  un liderazgo pedagógico participativo encaminado a enseñar a los niños a aprender a vivir de  una manera sostenible, buscando fortalecer sus competencias y las actitudes necesarias para cambiar las actuales formas de pensar, los valores y las decisiones en función del desarrollo sostenible.

En este sentido, el Proyecto Educativo del Gimnasio El Hontanar, bajo mi liderazgo, ha consolidado un énfasis ambiental que ha incluso trascendido a las familias de la comunidad educativa y ha impactado de forma favorable el contexto local a partir de la implementación de proyectos sociales como el de “ecoladrillos” (que busca la reducción de residuos no biodegradables y su reciclaje en botellas PET para posteriormente donarlas a fundaciones encargadas de la construcción de locaciones en sitios vulnerables) , o el liderazgo de programas que convoca organizaciones pares, como la Red de Colegios por la Protección del Planeta. Así mismo, esta intención institucional se ve fortalecida con proyectos pedagógicos que confluyen en un currículo interdisciplinar con una transversalidad profundamente ambiental, que hacen del aprendizaje una experiencia significativa y motivante para los niños y jóvenes estudiantes del plantel. Estas iniciativas, han hecho al colegio merecedor de distinciones como el Premio a la Excelente Gestión Escolar 2011 y el Premio de responsabilidad Ambiental 2013.

Consciente  de  que  la  educación  es  el  arma  más  poderosa  para  salvar  el  planeta,  he logrado mantener un sistema integrado de gestión que involucra las normas de Calidad (ISO 9001:2008) y la norma ambiental Iso 14001:2004 como un camino necesario para mejorar los procesos institucionales pero también para fundamentar el compromiso de toda la comunidad en torno a la conservación del medio, el correcto uso de los recursos y la protección de la naturaleza. Gracias a esta convicción, el Gimnasio El Hontanar es uno de los pioneros en el país en el área educativa, en obtener la certificación medioambiental y en  implementar  programas  de  gestión  encaminados  al  logro  de  este  énfasis académico-formativo.

Ha  sido, a partir de este compromiso, como toda la comunidad ha logrado identificarse con el colegio y se ha empoderado de los diferentes procesos (Directivos-Académicos-Administrativos), buscando cada vez mejores resultados a través del monitoreo de indicadores, de la medición periódica, de la evaluación y de la retroalimentación constante de la marcha institucional.   El modelo de Gestión PHVA (Planear, Hacer, Verificar, Actuar), se ha constituido así, en la estrategia más adecuada, que he propuesto y desarrollado para cumplir con este objetivo.  De aquí surgen los planes de mejoramiento, las alianzas estratégicas con entidades del entorno, la disposición de recursos y las dinámicas de benchmarking con otras instituciones con las que se interactúa a partir de actividades académicas, culturales, deportivas, científicas y ambientales.  En toda esta dinámica de gestión, ha estado siempre presente mi directriz, para orientar y señalar el camino, estimular, reconocer, acompañar, evaluar, retro-alimentar y re-direccionar los procesos institucionales.  Este estilo de liderazgo, me ha integrado y familiarizado cercanamente con los padres de familia, los alumnos, los profesores, administrativos y colaboradores, quienes a raíz del entusiasmo y el compromiso observado, se sienten identificados con mis expectativas y el ideal educativo del plantel que dirijo.  Pero en todo este escenario, hay unos valores institucionales promovidos como ejes del proceso y que han guiado el actuar de todos quienes participan en la misión institucional.  El Respeto, la Responsabilidad, la Honestidad, la Tolerancia y el Compromiso, han sido los valores característicos concertados, formulados y validados  mediante un ejercicio de reflexión conjunta que ha logrado construir una sana convivencia y una resolución de conflictos a partir del diálogo y del trabajo en equipo, un sentido de pertenencia institucional, una cultura de buen trato y una intención clara de construir una familia educativa feliz, armónica y pacífica. Este clima institucional de convivencia y disfrute del aprendizaje, se ha venido reflejando en los resultados de las evaluaciones de la satisfacción del cliente que superan el 98%, la excelente relación y comunicación que existe entre el colegio y los padres de familia, los bajos resultados de los indicadores de correctivos disciplinarios aplicados a los alumnos, la ausencia de problemáticas de difícil manejo, los excelentes resultados académicos en las Pruebas Saber que ubican al colegio en el Nivel Muy Superior (100 primeros colegios del país), la retención de la población, el crecimiento de la comunidad educativa cuyo indicador ya llega a los casi mil (1000) estudiantes, el ambiente de alegría y de compromiso con la calidad que se evidencia en los profesores y empleados y en general, la excelente percepción de las partes interesadas sobre el PEI del Gimnasio El Hontanar.

Vale la pena destacar aquí también, el posicionamiento que nuestro colegio ha logrado gracias a su trabajo por la protección del medio ambiente, en el contexto educativo de Bogotá.  Toda esta nueva y mejor “situación institucional” ha sido fruto del   empoderamiento participativo y de la constante observación del direccionamiento estratégico, oportunamente fortalecido con el reconocimiento, el estímulo, el necesario trabajo en equipo, el apoyo, la cooperación y la comunicación asertiva con todos los miembros que comparten este liderazgo. De forma natural, este clima organizacional ha trascendido a las aulas y ha afectado de manera positiva la participación de los estudiantes en su propio proceso de formación. El aprendizaje colaborativo y por proyectos, la atención especial a niños con rendimientos superiores así como a los niños con dificultades y el enfoque académico de “poner en práctica lo que se aprende”, ha sido un factor de motivación constante para que los estudiantes del colegio, alcancen sus metas, logren buenos desempeños y sobre todo no se conformen con “saber”, sino con aplicar lo que saben en contextos cotidianos. Por esta razón, he trabajado asiduamente y en equipo con los profesores para lograr ambientes de aprendizaje significativos, que desarrollen las inteligencias de los alumnos y les proporcionen un redescubrimiento de sus capacidades, que incluso los lleve a avanzar en aprendizajes autónomos en las diferentes áreas.

Actualmente el colegio, tiene una oferta variada de actividades curriculares que cumplen con este objetivo y que ha hecho necesario incluso, la mayor disposición de recursos humanos, académicos, pedagógicos y de infraestructura. Algunas de estas actividades, son lideradas y controladas directamente por esta rectoría para asegurar aún más el cumplimiento de este propósito fundamental: el desarrollo del potencial humano de los estudiantes. Entre estas actividades sobresalen: Proyectos artísticos, proyectos especializados, proyectos deportivos, salidas de campo, expediciones pedagógicas a diferentes regiones de Colombia y del exterior, jornadas de apoyo a niños con necesidades especiales, participaciones intercolegiales, jornadas de creatividad, acción y servicio, Olimpiadas internacionales, evaluaciones externas de Inglés, de habilidades y competencias académicas, implementación del Bachillerato Internacional, creación de grupos de estudio con enfoques colaborativos y clubes de interés, entre otras.

Para el desarrollo de todo este proyecto institucional, he logrado establecer alianzas estratégicas con entidades que han apoyado de manera eficaz el cumplimiento de las metas diseñadas y propuestas bajo mi dirección. Cabe mencionar aquí, la activa participación de organizaciones como el ICONTEC e INALCEC para el desarrollo de los sistemas de gestión; La Secretaría de Medio Ambiente, la Fundación Siembra Colombia, la Fundación Ana Restrepo del Corral, la Supervisión de la localidad 11 de Suba (UPZ CASABLANCA) y la Red de Colegios por la protección del planeta, para la mejora de los programas de gestión ambiental; Fundacies, Asocoldep, AACBI, ACCE, para la capacitación de los maestros y personal de la institución; Los grupos educativos Helmer Pardo y Milton Ochoa, para el seguimiento evaluativo de los procesos académicos de los alumnos;  La Organización del Bachillerato Internacional para la  capacitación  de  los maestros internacionales; La Universidad de la Sabana para la continuidad de los alumnos en la educación superior y su inmersión desde ya a la vida universitaria, Las empresas Siempre Colombia y Urbe Caminante, que contribuyen con la organización de las expediciones pedagógicas por Bogotá y Colombia; la organización “International House” que aplica en representación de la Universidad de Cambridge los exámenes de Inglés a los alumnos para valorar su nivel de proficiencia; Travel & Education y BEO, que implementan los programas de inmersión en el exterior; la ACAC (Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia) que apoya los programas institucionales de investigación y el Grupo Educativo Nueva Inglaterra que permite un intercambio de experiencias valiosas entre los colegios que la conforman.

Como se ha dicho, el logro de todos los propósitos institucionales aquí plasmados, ha sido fruto de una relación de confianza y de apoyo mutuo entre la familia, la institución y las partes interesadas, traducido en una unión de voluntades, una labor comprometida, un marcado liderazgo y una participación plena de un equipo humano altamente identificado con el mejoramiento continuo y la búsqueda de la calidad educativa del  plantel.  Tanto es este compromiso, que el colegio ha avanzado en  procesos de inclusión con niños que presentan algún tipo de inhabilidad. Ejemplo de ello es la permanencia en el bachillerato de un niño invidente, con excelentes resultados académicos, incluso mejores, que estudiantes que no presentan ningún   tipo de discapacidad; en primaria hay otros casos similares. Con este propósito, he logrado conformar y mantener un equipo de profesionales y terapeutas que ayudan a los niños en sus dificultades académicas y les proporcionan herramientas y mejores condiciones para alcanzar los resultados esperados. Así pretendo hacer realidad el anhelo de aplicar la teoría de la diferenciación de los procesos pedagógicos en el aula.

Este modelo de gestión PHVA ya mencionado, implementado y desarrollado eficazmente bajo mi orientación, ha sido la clave que ha garantizado el cumplimiento de los objetivos estratégicos y el logro de los resultados aquí descritos. El Sistema Integrado de Calidad y Medio  Ambiente,  se  compone  de  procesos,  cuyo  desarrollo  se  va  evaluando periódicamente a través de reuniones semanales en las cuales se definen las acciones de mejora necesarias para el logro de la eficacia de los mismos. En estas reuniones, se evalúan además los resultados de pruebas externas que se contrastan con resultados internos, para producir los planes de mejora respectivos en cada una de las áreas de gestión institucional.

Así se hace evidente el giro del PHVA (Planear-Hacer-Verificar-Actuar) en todos los componentes del sistema del colegio.

Lo mismo ocurre con el manejo de los recursos financieros, donde a partir del direccionamiento estratégico, propongo a la junta directiva las prioridades de inversión, que son evaluadas y priorizadas de acuerdo al impacto que representan para el cumplimiento de los objetivos estratégicos dispuestos en el sistema integrado. Muestra de ello, es la inversión actual que el colegio realiza con la construcción de su nueva sede y con la implementación del programa diploma del bachillerato internacional así como con las acciones  de  capacitación  emprendidas  con  todos  los  miembros de la comunidad para lograr cada vez mejores condiciones y escenarios de aprendizaje favorables para el cumplimiento cabal de la misión institucional. En síntesis y para finalizar el presente escrito, parafraseando al gran Nelson Mandela, “no hay un arma más poderosa para cambiar el mundo y recuperarlo de la destrucción, que la misma Educación”. Aquí subyace la convicción que motiva toda esta gestión y el sentido de la labor pedagógica realizada por este servidor en la institución.