Una puesta en el aula diferente permite a los estudiantes desarrollar habilidades como la expresión y comprensión oral.

Este artículo pretende desarrollar los siguientes puntos: en primer lugar, se  presentará la descripción del proceso de lectura y escritura que lleva a cabo la docente en su lugar de trabajo, en segundo lugar, se mostrará el objetivo planteado en el desarrollo del proyecto, en tercer lugar, se evidenciará la importancia del acompañamiento de la docente en el aprendizaje de la lectura y la escritura en los niños, en cuarto lugar, se describirán los aspectos relevantes que intervienen en la lectura y por último se presentará una breve conclusión demostrando la importancia y óptimo desarrollo del proyecto.

En la socialización de la experiencia de la profesora Arias y el conversatorio de la misma en la Universidad de la Salle, se puede resaltar la importancia de incentivar el proceso de la lectura y la escritura desde la educación inicial en sus estudiantes, es decir desde los grados más pequeños.

Esta puesta busca despertar en ellos el gusto y la motivación temprana por la lectura y la escritura, para así permitir el conocimiento de lo que los rodea en los contextos próximos por medio de proyectos de descripción, redacción y relatos relacionados directamente con su cotidianidad, como lo son su barrio, su familia, su mascota etc., como lo manifiesta Larrosa (2003) “la imaginación, como el lenguaje, produce realidad, la incrementa y la transforma” p.27.

El propósito de este proyecto desarrollado por la profesora Arias, es reafirmar a los niños como interlocutores activos y válidos en la sociedad, incluida la institución educativa y brindar un espacio escolar con diferentes situaciones y estrategias pedagógicas y didácticas; partiendo desde lo más sencillo, de cómo pasar las hojas de una revista, estructura de diversos tipos de textos, cuadrillas de organización de textos etc., con el objetivo de que con el tiempo les guste más la lectura y la escritura y más importante aún que lo hagan casa vez mejor.

En el transcurso del seguimiento y apoyo por parte de la profesora para con sus estudiantes, podemos ver el empoderamiento que posee al apropiarse del saber pedagógico que tiene, al romper todas las barreras que se presentaron en la puesta en marcha de este plan asimismo al hacer una relación adecuada entre la disciplina que posee y la entrega del conocimiento, en palabras de Saldarriaga (2015) “el grupo de la Historia de la práctica pedagógica ha querido pensar la posibilidad de lo que hoy llaman “empoderamiento” del maestro como sujeto de su saber, de entablar combate por la reconfiguración del estatuto intelectual del maestro” p.55, esto por medio diferentes actividades como (textos, cartas, relatos por medio de fotografías y demás) en el proceso de lectura y escritura de los niños en el aula, es decir hay una planteamiento explorador, que hace altamente participativos a los estudiantes en el aula de clase, en la institución educativa e incluso en la sociedad que los rodea.

La profesora Arias afirma que la lectura involucra los aspectos “lector-escritor-contexto”, lo cual permite una construcción de significado que abre puertas a múltiples experiencias para así transformar la perspectiva del receptor, esto se logra con el apoyo del cuerpo docente y de los padres de familia, es ahí donde la imaginación juega un papel crucial.

Según Larrosa (2003) “le lectura, como el fármaco, el viaje o la traducción, es algo que forma o transforma al lector” p.47., por esta razón cabe resaltar que el proceso de lectura y la involucración de diversos agentes permite la producción de una realidad y la transformación de experiencias de la vida cotidiana. Por consiguiente el proceso de lectura que se lleva a cabo debería estar acompañado de los padres de familia, ya que permite enriquecer la relación padre-hijo-lectura. Según García (2014) “las actividades de lectura realizadas en el ámbito doméstico tienen un efecto permanente”, como resultado a esto el gusto por la lectura puede crecer o permanecer en los niños si se ve un incentivo por parte de su familia.

Para concluir podemos ver como una puesta en el aula diferente a lo que se ha venido desarrollando por años en la lectura y escritura en el aula, permite a los estudiantes desarrollar habilidades como: la expresión y comprensión oral, manejo adecuado de la lengua e incluso manejo del público por medio de situaciones reales que harán que los estudiantes se conviertan en seres participativos e interlocutores en el entorno que los rodea.

Referencias

García, A. (2014). Leer en casa con los niños por qué es importante. Recuperado de http://www.consumer.es/web/es/educacion/extraescolar/2014/02/12/219312.php 

Larrosa, J. (2003). La experiencia de la lectura. Barcelona. Fondo de cultura económica.

Saldarriaga, O. (2015). Del oficio de maestro. ¿De intelectual subordinado a experto subordinador?

*Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad estricta del autor.
Compártalo
Califique este artículo
No hay votos aun

Contenidos relacionados

El arte de enseñar

El enseñar se convierte en un arte cuando el maestro es capaz de reconocer a sus estudiantes como seres humanos y es reconocido dentro de la comunidad como persona que influye en el futuro.

Nos enseñan a enseñar pero no a aprender

Cuando las reglas del juego están claras, es más fácil entender la dinámica y dar mejores resultados.

Juguemos un rato

Aunque el sector educativo le tenga fastidio al juego en los procesos de enseñanza aprendizaje, este es una forma de aprender de lo bueno y lo malo.