Conozca la importancia innegable de la lectura, el empoderamiento y las diferentes estrategias como un conjunto de herramientas en el aula.

La enseñanza del proceso de lectura ha tenido un giro impresionante en las últimas décadas gracias a maestros que no se conforman con estrategias sobrevaloradas, sino que renuevan su concepto y su aplicación para llevar a cabo su cometido: Enseñar más allá de lo establecido y de manera diferente.  Se instaura entonces una fuerte conexión entre la lectura, el empoderamiento docente y las estrategias que se utilicen para alcanzar la meta satisfactoriamente, dicho lazo se crea a partir de planteamientos que tendrán lugar a lo largo de éste artículo.

Para Larrosa (2003), la lectura como formación se da indiscutiblemente en la producción de textos, logrando así, la formación de lectores capaces de construir y producir un saber, gracias tanto a la lectura como a la experiencia que ésta genera. Considero que, gracias a ello y además del aporte del autor, se logra transformar al lector, ampliando su imaginación, infundiendo conocimiento y por qué no, induciendo al pensamiento crítico partiendo del hábito de leer entendiendo también la funcionalidad y la significación de dicho proceso.

Pero ¿Cómo lograr introducir la lectura como hábito a niños y niñas? Es algo que también se preguntaba la profesora Ruby Arias (2011) quien plantea: “¿Qué practicas pedagógicas debo implementar para que la adquisición del lenguaje escrito deje de ser un ejercicio mecánico y más bien se convierta en un proceso de pensamiento que le dé oportunidad al estudiante de participar en la sociedad? (p1).

Para las preguntas planteadas anteriormente, un tema que se relaciona directamente sería el empoderamiento docente. Considero pertinente traer a colación a Saldarriaga (2006), ya que él plantea el empoderamiento del maestro como la apropiación del saber pedagógico, la autonomía desde sus propias teorías y el saber hacer, dando pasos agigantados más allá de lo pre establecido y de lo ya planteado. El empoderamiento del que se ha venido hablando, si bien es salir de la zona de confort y realizar actividades inéditas, considero que trasciende las barreras del conocimiento y lleva al maestro a apersonarse de su mágico poder no solo en el aula de clase, sino también en la sociedad a la que pertenece, dando herramientas útiles y preciadas a sus estudiantes para dar un giro utópico a los diferentes contextos en los que se desenvuelven.

Entonces, ¿Cómo todo lo planteado encuentra su conexión? Pues bien, la profesora Ruby Arias da cuenta de ello con su experiencia ya que el empoderamiento que ella posee al proponer y enseñar de maneras diferentes el proceso de lecto-escritura a niños y niñas de Primero y Segundo grado, creándoles el hábito y el gusto por leer y escribir, diseñando estrategias basadas en experiencia, dándoles la oportunidad de elegir qué libro es de su total agrado e interés y además que puedan llevarlo consigo a casa para compartir con sus familiares y/o amigos, logrando así,  transformar de a poco la realidad de sus estudiantes a través de la increíble experiencia que ella propone y dándoles la herramienta para desarrollar la imaginación y el pensamiento tanto critico como reflexivo.

Además, el proceso de enseñanza de la lectura considero que podría ser pobre y poco trascendental sin el empoderamiento de parte del maestro y sin la construcción de nuevas estrategias para la enseñanza de dicha herramienta enriquecedora.

Para concluir, quisiera hacer un llamado a aquel maestro que me leyese, ya que considero de suma importancia los elementos propuestos a lo largo del este artículo para generar pensamiento, empoderamiento de la asombrosa labor docente y creación de nuevas estrategias para fomentar la lectura, la escritura, la enseñanza de una lengua extranjera, las matemáticas, o cualquier área que se desee y a partir de ello cambiar vidas y contextos sociales. Además, quisiera aprovechar el espacio para alentar a quienes están en búsqueda de nuevas estrategias para que no decaigan en el intento, ya que es asombroso lo que se puede llegar a hacer con amor hacia la profesión, poder y conciencia, la herramienta de la lectura para conocer y ahondar en aguas desconocidas y disposición para ir más allá.

Referencias

Arias, R. (2011) ¿Cómo lograr introducir la lectura como habido a niños y niñas desde la experiencia? Bogotá D.C.

Larrosa, J.  (2003) La experiencia de la lectura. México: Fondo de cultura económica.

Saldarriaga, O. (2006) Del oficio del maestro. Prácticas y teorías de la pedagogía moderna en Colombia. Bogotá D.C: Magisterio.

*Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad estricta del autor.
Imagen de Angélica María Bermúdez Bernal

Angélica María Bermúdez Bernal

Estudiante de la Universidad de La Salle.

Compártalo
Califique este artículo
No hay votos aun

Contenidos relacionados

Encuentre algunos aspectos valiosos a tener en cuenta al momento de implementar un programa de protección de datos personales

Encuentre algunos aspectos valiosos a tener en cuenta al momento de implementar un programa de protección de datos personales. 

La reflexión a partir de un proyecto lecto-escritor

Cavilación sobre la propuesta pedagógica ‘Animales peligrosos que ayudan a escribir’ de la profesora Ruby Arias en el colegio Carlos Arturo Torres, de Bogotá, Colombia.

7 reflexiones para ser provocadoras en jornadas pedagógicas

Pensamientos para hacer discernimiento sobre la práctica docente, el quehacer de la escuela y el verdadero sentido de la misión educativa.