Usted está aquí

Hacer Vs. Ser: un cambio de mentalidad para la cuarentena y más allá

¿Cuál es la diferencia entre estos dos estados mentales? ¿Cuál es más importante? ¿Cómo mantenerlos en equilibrio?

Octubre 12, 2020

36 horas. 36 horas hasta que nos despidiéramos de los niños y del aula hasta ... no estábamos seguros de cuándo. Todavía no estamos seguros.

Mi co-maestra, Madeleine, y yo hicimos una lista. Así es como hacemos frente a las tareas insuperables: hacemos listas.

Madeleine recopiló el trabajo para llevar a casa en una línea de montaje a través de la alfombra. Fotocopié libros para escribir. 10 libros x 27 niños ... eso es mucho papel. Simplemente presione “Iniciar."

Hora de que los niños se vayan. Bolsas empacadas, más llenas de lo habitual. Cada partida se sintió como una extremidad que era arrancada de mí.

Otra lista

Llenamos nuestras bolsas con currículum, lecturas, papel de tabla, marcadores y papel de escribir. El Agente Santiago comenzó el recorrido nocturno, todo sonrisas, como siempre. Date prisa, el edificio cierra a las 6:00.

Ay, no. Las plantas Las mascotas. ¿De qué nos estamos olvidando?

Otra lista

Dejamos nuestras maletas y fuimos a la tienda de comestibles. ¡No te toques la cara!

20 días después y el ritmo de las listas, el ritmo de hacer, no se ha detenido. Quizás ha sido el ritmo de la vida por mucho más tiempo. Lo siento ahora, más que nunca.

La mente en el trabajo

Hacer listas, junto con otras actividades mentales como escribir, planear lecciones o chatear por video con alguien (todos, en cuarentena), activan patrones de actividad cerebral, conocidos como estados mentales. Estos patrones cambian, como los engranajes de un automóvil, a medida que nos movemos de una actividad a otra. Hay dos estados principales de la mente:

  • hacer: terminar tareas hacia una meta predeterminada.
  • ser: permitirse que experimente el actual momento.

Ciertamente hay momentos en que el funcionamiento en modo de hacer es benéfico, tal vez incluso necesario. Pero puede llegar a ser problemático cuando el estado hacer procura las cosas que no puede alcanzar, por ejemplo sensaciones deseadas, identidades y autoestima. En este estado, la mente continúa comparando nuestra realidad actual junto a nuestra realidad “ideal” percibida. Insatisfecha, la mente en el estado hacer genera tareas para compensar las deficiencias.

Zindel Segal, profesor de psicología en la Universidad de Toronto, se refiere al estado hacer, en su estado problemático, como un acto impulsivo. Sugiere, en "La diferencia entre 'Ser' y 'Hacer'" que la atención plena puede ayudar a tomar conciencia de modos mentales inútiles y útiles y "cambios de marcha" cuando sea necesario.

Engranajes de cambio

Muchos de nosotros estamos en un estado perpetuo de hacer ... es agotador. Hay mucho por hacer, muchos roles para hacer malabares y una presión tácita que perdura.

Pero cuando enseñamos desde un estado de hacer, corremos el riesgo de impartir una cultura de hacer a los niños, una cultura de comparar, competir para alcanzar objetivos y apresurarse para terminar las tareas. En el hacer colectivo, se le quita tiempo al ser colectivo.

En el ser colectivo, el espacio se abre para que los sentimientos emerjan y se liberen, para procesar eventos, para experimentar la realización, espacio que se puede abrir a través de la escritura. Sí, ahora, más que nunca, el tiempo para hacer en colectivo al escribir no debe eclipsar el tiempo para colectivamente ser escritores.

Entonces, antes de hacer otra lista de cosas "para hacer", antes de compartir una lista de cosas para que sus estudiantes "hagan", tómese un momento para hacer una pausa (considérelo una orden COVID-19 de nosotros aquí, en Nueva York). Haga una pausa cada vez que sea necesario un cambio en los engranajes mentales, de hacer a ser. 

Pausa y pregunta:

  • ¿Es lo que estoy tratando de lograr / crear tareas para una fuente externa o interna? (Si es externo, como organizar los armarios, ¡continúe! Si es interno, como grabar el minilesson virtual perfecto, recuerde que ninguna cantidad de práctica lo hará posible y cambie al estado ser).
  • ¿Lo que estoy haciendo en este momento es útil o inútil para mi bienestar actual, personalmente y como profesor de escritura?
  • ¿Lo que estoy haciendo en este momento está alineado con mis valores como persona y como maestra de escritura?
  • ¿Es lo que les pido a los estudiantes que hagan en este momento útil o inútil para su bienestar actual como niños y como escritores?
  • ¿Lo que les pido a los estudiantes que hagan en este momento permite la libertad de expresar quiénes son como niños y como escritores?

Hacer, a través del estado ser

Si bien hacer y ser son fundamentalmente diferentes, podemos alinear lo que se debe hacer (es decir, no negociables) con identidades y valores. Al planificar nuestras tareas diarias de esta manera, nos preparamos a nosotros mismos y a nuestros estudiantes para que sean en este momento.

Ambos estados mentales cumplen roles positivos y productivos en la vida diaria. A medida que nos volvemos más conscientes de los momentos en que hacer y ser son saludables y no saludables, podemos hacer cambios en las rutinas y tareas para nosotros y para los niños, por escrito y más allá.

Contenido publicado originalmente en Two Writing Teachers bajo licencia Creative Commons. 

Traducido por Daniela Saavedra Rodriguez. 

 


Imagen olia danilevich en Pexels

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Co-autora de Two Writing Teachers certificada en educación infantil y juvenil.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.