Usted está aquí

Febrero 10, 2016

¿De dónde viene el español?

El origen del español o castellano se remonta al imperio romano y en su historia está la razón de ser de nuestra forma de hablar y escribir.

Un 6,7% de la población mundial habla español, lo que equivale a unos 470 millones de habitantes del mundo. Y eso, sin contar aquellos que están aprendiendo este idioma, lo que equivale a unos 90 millones de personas en todo el planeta. Las cifras, fueron entregadas en el informe “Español lengua viva” realizado por el Instituto Cervantes, donde además se aprecia un crecimiento notable en el uso de este idioma en distintos medios. Es además, la tercera lengua más usada en el internet, superada solo por el inglés y el chino. También es el segundo idioma más usado en Facebook y Twitter, con un crecimiento monumental desde el año 2000 hasta el 2013.

El español o castellano, nació en la península ibérica entre el siglo VI d.C. y el siglo IX-X d. C., aproximadamente entre el año 500 y el año 800 o 900 d. C. Es una de las llamadas lenguas romances, que son básicamente versiones modificadas del latín, un idioma que está en desuso hace varios siglos pero que fue la cuna del portugués, catalán, rumano, francés, italiano, entre otras. Todas estas pertenecen a su vez al conjunto de lenguas indoeuropeas.

Sin lugar a dudas, es un buen momento para hablar español. Pero antes de seguir pensando sobre su futuro, conviene quizás retomar un poco sus orígenes y de dónde viene este idioma. El español o castellano, nació en la península ibérica entre el siglo VI d.C. y el siglo IX-X d. C., aproximadamente entre el año 500 y el año 800 o 900 d. C. Es una de las llamadas lenguas romances, que son básicamente versiones modificadas del latín, un idioma que está en desuso hace varios siglos pero que fue la cuna del portugués, catalán, rumano, francés, italiano, entre otras. Todas estas pertenecen a su vez al conjunto de lenguas indoeuropeas.

La historia del español inició entonces con los romanos, cuando en el siglo III a.C, penetraron la península Ibérica e invadieron los pueblos que ahí se encontraban. Ellos hablaban otros idiomas como el ibérico, celtibérico, cántabro, entre otros. Sin embargo, luego de la invasión los romanos impusieron su cultura, métodos, tecnología y por supuesto, su idioma. Este fenómeno fue similar en toda Europa mientras duró el célebre imperio romano, lo que produjo un poderoso proceso de aculturación cuya influencia vemos hasta nuestros días. Para el siglo I. de C., una gran parte de estas lenguas ya habían desaparecido.

El Imperio Romano siguió funcionando normalmente hasta su ocaso, en el siglo V d.C. Evidentemente, todas sus estructuras políticas e institucionales cayeron, lo que afectó también la esfera social y cultural. Europa queda fragmentada y comunidades aisladas de campesinos establecieron sus propias normas y sistemas para poder subsistir. Es en este contexto donde surgen las deformaciones del latín, entre esas el “romance castellano”, típico de la región que dio origen al Reino de Castilla y que se expandió por toda la península durante la Edad Media.

Es ahí donde surgió la primera versión del español o castellano, que en su primera versión tenía no solo una influencia del latín vulgar, sino que también tenía vocablos provenientes del griego, celta y germánico. Más adelante, en el siglo VII, la invasión de los musulmanes llevaría a que este “romance castellano” adquiriera una fuerte influencia del idioma árabe y que hasta el día de hoy aún existan vocablos provenientes de esa época.

Enlaces de referencia

etimologias.dechile.net/general/?historia

www.mecd.gob.es/austria/dms/consejerias-exteriores/austria/difusion/El-espa-ol-lengua-viva-2014/El-espa%C3%B1ol-lengua-viva-2014.pdf

Escrito por
Columnista
Promedio: 4.2 (13 votos)
Estadísticas: .