Un hombre de paz en tiempos de guerra

Como dijo el caminante en su largo caminar, todo cabe en un bolsillo, sabiéndolo acomodar, y si el bolsillo es Colombia, todos cabemos en paz. 

Las palabras tienen el sentido de la vida, la convivencia y la cultura que les precede, en tanto volver esto canción es una ventana que de cierta manera nos invita a conocer y despertar sensaciones a cerca de un lugar, de una población, sin contar los sentimientos que de alguna forma permean todo el discurso que tiene, letras que en ese pasado se volvieron canción.

LAS DIABLURAS

*Un diablo se cayó al agua
y otro diablo lo saco
y otro diablo que pasaba
dijo que diablos paso*

*El diablito engarrotado dijo
que voy a saber
a lo mejor fue la diabla
la diabla de mi mujer*

*La diabla que estaba oyendo
pego el grito yo no fui
no me explico por qué
diablos siempre me hecha
el muerto a mi*

*Lo que pasa es que es
un diablo parrandero y borrachín
que no para en los inviernos
y va siempre por ahí*(BIS)

*El diablo saco la mano
la diabla se la esquivo
ella le dio su mordisco
y él le dio su caspaton*

*Ella le piso la cola y eso
al diablo le dolió pegando
tal alarido que en todas partes se oyó*

*El pobre diablo no hallaba
que decir ni cómo
hacer para quitarse
de encima la diabla
de su mujer*

*Entonces con todas
sus fuerzas le pego tal
empellón que la diabla
cayó hay mismo
donde el diablo se cayó*(BIS)

*La diabla estaba en el agua
y otro diablo la saco y
otro diablo que pasaba
dijo que diablos paso*

La diablita engarrotada
dijo fue el diablo mayor
que por pisarle la cola
me tiro de un empellón

*Y el diablo que estaba oyendo
hay mismo le contesto
eso le pasa por necia
fue usted quien comenzó*

*Se quedaron alegando
nunca supe en que
paro porque yo salí corriendo
cuando el diablo me miro*(BIS)

En su llegada a Bogotá para realizar sus estudios secundarios le apodaron de muchas maneras por su acento campesino, pero a este “campero o campeche” como solían llamarlo  solo faltarían unas semanas para que con sus coplas y su forma de ser provocara la admiración de muchos de sus compañeros por la nobleza de su dignidad.

Cuando referenciamos a este hombre Jorge Luis Velosa Ruiz, Nacido en Ráquira – Boyacá un 6 de octubre de 1949, escribimos a cerca de quien con su estilo inigualable y su grupo CARRANGUEROS DE RÁQUIRA abriría las puertas al mundo con su estilo popular, inclusive invitados al Madison Square Garden, donde cuenta como anécdota que la limosina no los recogió por su forma de vestir, dado que la indumentaria era en ese entonces al igual que ahora ruana y sombrero.

Sus letras hablan y describen nuestro entorno campesino “de la tierrita” que a todos de alguna forma nos permite recordar quienes somos y nuestro pasado más digno y humilde, muchas de sus letras no pierden vigencia, por las costumbres y mañas sociales que nos precedes desde tiempos ancestrales.

EL MARRANITO

Este es el cuento de un ser humano
Que se comporta como un marrano
Y un pajarito me dijo un día, que le cantara esta melodía (BIS)

CORO

Oiga marranito se le cayó el papelito
Oiga marranote recójalo y no lo bote
Oiga marranito se le cayó el papelito
Oiga marraneta arrójelo en la caneca

Cuando va al parque lleva comiso
Y los papeles arrojan al piso
Y cuando el carro va manejando, siempre cositas anda
botando (BIS) (CORO)

Si está en la calle o está en la plaza
Hace basura como en la casa
Y si de pronto sale de paseo, lo deja todo lo más de
feo (BIS) (CORO)

Como la vida le vale nada
Le vive haciendo su marranada
Y porque todo vuelve un chiquero, me cae gordo y no
lo quiero (BIS) (CORO)

En su estructura poética y formal no descuidaría la parte infantil ya que con forma de ser invita al público infantil a observar y ser parte de los valores,  nobleza, las bondades del campo y desde luego los animales.

LA RUMBA DE LOS ANIMALES

Que de todos los animales
se fueron a una promesa “Bis”

El perro tocando tiple
y el ratón la pandereta

El gato tocando chucho
y el armadillo la trompeta “Bis”

El perro le digo al gato
y el armadillo al ratón
no se me adelante mucho
por qué se me pierde el son “Bis”

Que de todos los animales
se fueron a una promesa “Bis”

El perro tocando tiple
y el ratón la pandereta

El gato tocando chucho
y el armadillo la trompeta “Bis”

El perro le digo al gato
y el armadillo al ratón
no se me adelante mucho
por qué se me pierde el son “Bis”

Paralelos a su éxito el expedicionario Jhon Linch quien recorrió los humedales y ríos del departamento de Boyacá, encontró dos nuevas especies de ranas al bautizarles les dio los siguientes nombres: 

Pristimantis carranguerorum

Pristimantis Jorgevelosai

 

Lea el texto completo en este enlace.

 

Texto escrito por:
José Darío Prada, licenciado en Educación Básica con Énfasis en Educación Artística.
Aprendiz de tango. Escritor aficionado. 

*Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad estricta del autor.
Imagen de Alianza Compartir - Libreta de bocetos

Alianza Compartir - Libreta de bocetos

Libreta de Bocetos, blog de maestros de arte

Compártalo
Califique este artículo
No hay votos aun

Contenidos relacionados

Realidad de las escuelas rurales en La Guajira: espacios informales y falta de recursos

Las precarias condiciones con las que los niños del departamento estudian influyen en los bajos resultados de logro educativo.

La magia de los idiomas

Aprender un idioma tiene implicaciones culturales que a veces pasan desapercibidas.

Por una sociedad con más educación y menos miedo

Vivimos en una sociedad corroída por el temor, una en la que invertir en la guerra es mejor negocio que poner unos pesos en la alcancía con la etiqueta “educación”.