Usted está aquí

La importancia de conectarse con los estudiantes y sus familias durante el cierre de escuelas

Estudiar a distancia también es un desafío para los padres y las familias de los estudiantes, por eso su rol en esta situación es fundamental.

Septiembre 5, 2020

En este momento, es más importante que nunca que mantengamos una comunicación abierta con nuestros estudiantes y sus familias.

Admitiré que llamar a los padres y tutores de mis alumnos es un desafío para mí. No es que no quiera hacerlo. Siendo honesto, una vez que termina, siempre me alegro de haberlo hecho. Mantener una comunicación abierta con los padres es esencial para satisfacer las necesidades de los estudiantes, para comprender de dónde vienen y qué tipo de apoyo necesitan; pero solo hablar por teléfono con alguien que no conozco me acelera el corazón.

No ayuda que a veces llames a un padre y sea en un mal día, y no ayuda que una llamada de un maestro a menudo sea una mala noticia. Me encanta hacer llamadas telefónicas positivas a casa, pero cuando el tiempo es limitado, hay ciertas llamadas que se deben hacer (el "método sándwich" es importante aquí: observación positiva, malas noticias, observación positiva). A veces los padres pedirán consejos que no estás completamente seguro de cómo dar; a veces te los darán la vuelta; a veces parecerán derrotados por otra llamada frustrada de la escuela; y a veces prometen intervenciones que nunca sucederán. Pero a menudo, la llamada será productiva y conducirá a mejoras en la clase.

Todos los años me esfuerzo para aumentar el alcance de mis padres, sabiendo que es mi debilidad, pero ahora, a medida que los distritos de todo el país hacen la transición al aprendizaje remoto, la comunicación con los padres y tutores de nuestros estudiantes es más importante que nunca. Las familias enfrentan la ansiedad de tener que manejar la educación de sus hijos desde casa y muchas de esas mismas familias enfrentan simultáneamente la incertidumbre sobre cómo accederán a los recursos básicos. Los distritos que pueden están presionando por el aprendizaje digital, consiguiendo que los estudiantes se instalen con WiFi y Chromebooks gratuitos, pero para las familias nuevas en la tecnología o que experimentan inseguridad en la vivienda, tendrán desafíos significantes.

En mi escuela, dividimos a nuestros alumnos de noveno grado entre los maestros de contenido básico. Cada uno de nosotros es responsable de controlar a un grupo de aproximadamente 20 estudiantes durante las próximas semanas. Cualquiera que conozca a un maestro sabe que nosotros hacemos más que preparar lecciones y enseñar; analizamos datos, desarrollamos planes de estudio, nos comunicamos con las familias, presentamos recursos importantes a los estudiantes y abogamos por ellos; limpiamos, escuchamos, atamos zapatos y ponemos curitas. Eso no desaparece cuando las aulas cierran.

Sí, nos aseguraremos de que todos nuestros estudiantes y sus familias sepan cómo acceder a sus herramientas de aprendizaje en línea y obtener ayuda académica cuando sea necesario, pero también nos aseguraremos de que los estudiantes sepan cómo acceder a los alimentos, el alojamiento y los servicios de salud mental; estaremos allí para hablar sobre sus miedos y abordar sus preocupaciones; les daremos herramientas y estrategias para ayudar a mantener saludables a sus familias y les recordaremos cómo discernir entre información precisa e inexacta mientras todos trabajamos para mantener seguras a nuestras comunidades y seres queridos. Somos un recurso para nuestros estudiantes y sus familias, y estamos en una posición privilegiada para crear acceso y estabilidad en nuestras comunidades al enfrentar juntos esta crisis. Este es el momento de intensificar, de tomar la iniciativa. Ahora mismo. Puedes comenzar con dos pasos simples.

  1. Crear acceso. Establece una página web central donde tus alumnos puedan acceder a herramientas de aprendizaje en línea, así como a información sobre recursos básicos como alimentos, vivienda, atención médica y servicios de salud mental. En nuestra escuela, trabajamos con nuestro (increíble) consejero para reunir una carpeta de recursos en nuestra página de Google Classroom "Aprendizaje en línea". Familiarízate con esos recursos para poder comunicarlos a las familias que pueden no tener acceso digital.
  2. Crear estabilidad. Ponte en contacto con los padres y tutores y los mismos estudiantes. Inicie un hilo de correo electrónico o realice una llamada telefónica, pero está al pendiente. Hazles saber que continuarás al pendiente durante las próximas semanas. Invítalos a sugerir con qué frecuencia o cuándo les gustaría saber de ti. Dales una manera de comunicarse contigo si tienen alguna pregunta. Recuérdales que este es un momento difícil y confuso, pero que el aprendizaje continuará y que tú estás allí para apoyar a su hijo a través de este proceso.

Los maestros tienen la oportunidad en este momento de ayudar a sus comunidades de una manera increíblemente importante. Es posible que no seamos trabajadores de la salud que luchan contra el virus en la primera línea, pero podemos mantener la fortaleza y ayudar a mantener un cierto sentido de estabilidad en la vida de nuestros estudiantes y sus familias.

Contenido publicado originalmente en Transforming Education bajo la licencia Creative Commons. 

Traducido por Daniela Saavedra Rodriguez.

 


Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Becaria TeachPlus y profesora de matemáticas de 9º grado en el equipo de aprendizaje basado en proyectos "STEAM Studios" de la Academia TechBoston.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.