Usted está aquí

Lo emergente en educación en tiempos de Covid-19

La escuela tradicional quedó atrás, debemos ajustarnos y aprovechar el momento que se está viviendo con este aprendizaje autónomo.

Julio 14, 2020

“Tenemos que preparar a los estudiantes para su futuro, no para nuestro pasado”, Ian Jukes

En estos tiempos de Covid-19 sale a relucir la palabra “Héroes”, que significa, de acuerdo al diccionario enciclopédico (2009), “persona venerada por realizar proezas con gran valentía”, una descripción que Javier Pombo (2020) la da al escribir Los maestros: héroes anónimos en la crisis de la pandemia.

Todas las características que da en su escrito están muy relacionadas con lo que somos: humanidad, que se le llama a la facultad para comprender, sentir afecto y demostrar solidaridad con otras personas. La palabra humanidad deriva del término humanitas del latín que se refiere a la calidad de humano y en estos momentos, sí que surgen.

Desde esta perspectiva y en concordancia con Delors (1994), a partir de la educación formal se deben cambiar las prioridades, no es  dar sola y exclusivamente preferencia a la adquisición de conocimientos, hay que dar prelación a otras formas de aprendizaje, que conciba la educación como un todo.

En este tiempo de confinamiento el saber convivir (uno de los pilares de la educación), ha sido emergente y expuesto, pues ha tocado saber vivir juntos o saber vivir con los demás, y esto ha sido un aprendizaje para todos en general, algunos adaptándose y otros en proceso, pues todavía estamos escuchando que… la falta de educación, que no utilizas el tapaboca, que sabes que estás enfermo y al no quererte tú, pues no quieres al otro porque no permaneces en cuarentena.

Relacionando desde los procesos de enseñanza lo anteriormente dicho, hay varios actores que nos muestran las siguientes perspectivas:

  • La educación, que pasó de ser presencial a estar en casa y emerge, no en una educación virtual (pues no todos tienen la oportunidad de conectividad), sino una educación a distancia, en donde lo principal es el aprendizaje autónomo que trae consigo muchas cosas positivas:
  1. La responsabilidad
  2. La independencia
  3. La comunicación
  4. El asertividad
  5. El aprender a convivir
  6. El identificar los aprendizajes previos
  7. La metacognición y otros más
  • Los Maestros, que para algunos no es solo preparar esas guías de aprendizaje autónomo, con tal detalle y tal estrategia, que permita que las competencias que se quieren desarrollar se dé, desde la distancia. Estos maestros son escucha activa, apoyan, son solidarios, sin tener en cuenta el estrato social. Es desde esta perspectiva que se aprende a diferenciar si eres docente o eres maestro. Así como surgen o emergen cosas maravillosas que generan un vínculo más cercano entre él y el estudiante, también y de manera desafortunada hay docentes que no se han atrevido a cambiar y se quedan en zona de confort, al asumir que todo es entendido y que, en vez de apoyar al estudiante con guías de aprendizaje autónomo, se limitan a enviar talleres cambiando el sentido al proceso.
  • Los estudiantes, quienes se dividen en tres grupos, los emocionados por vivir el proceso, que tratan de ir paso a paso, siguiendo las instrucciones para conseguir los propósitos diseñados. Están el grupo de los que les toca hacerlo, para “pasar el año escolar” y que no viven el proceso, sino que hacen las cosas porque les toca, o le prestan al compañero para presentar “evidencia” y los que están totalmente desmotivado, que buscan otras opciones de vida “al parecer”, en medio de estas circunstancias y no desarrollan actividades, no quieren saber de la escuela, no desean hablar y su actitud se puede ir a los dos extremos o se dedican a dormir o ser callados o por lo contrario se vuelven agresivos y en contra de todos.
  • Los padres, quienes se dividen en tres grupos, los responsables que se preocupan y están atentos a cumplir y que sus hijos cumplan desde su rol, los que, si su acudido no realiza las actividades, culpan al profesor, que no está pendiente, que no ha llamado (siendo que la responsabilidad es mutua) y los que no se preocupan por nada y no le dan la solución para que su hijo salga adelante académicamente (pero si pendiente de reclamar merienda, si es el caso del estudiante cuando el estado la da).
  • La comunidad, vecinos, amigos, familia, compañeros que en algunos casos son solidarios y si no se conoce la problemática, se preocupan para que en la institución la conozca, los que intentan ayudar, pero luego pierden el impulso por ver la despreocupación de quienes deben estar a cargo y los que para nada apoyan en tiempos de crisis porque sencillamente no es su problema.
  • La sociedad, que queda al descubierto que tan enferma está no de Covid-19, sino de la falta de conciencia, responsabilidad, respeto por el otro y que en muchas ocasiones justifican el hacer las cosas mal por la necesidad. 

Como conclusión, desde la educación ya existe un cambio y que, desafortunadamente, lo estamos viviendo a la fuerza, la escuela tradicional quedó atrás, debemos ajustarnos y aprovechar el momento que se está viviendo con este aprendizaje autónomo, que está centrado en el educando y en las familias, porque con los estudiantes conseguimos la independencia y con los padres, ya tenemos más contacto que antes era muy difícil. Todo esto nos lleva a transformar una sociedad.

Por otro lado, en todo el proceso de educación en tiempo de Covid-19, donde intervienen todos los actores, emergen dos posiciones, y es la de las personas que tienen conciencia de que esto nos trajo un cambio y que, si no empezamos a adaptarnos desde ya, van a venir cosas mucho más difíciles de las que se están viviendo actualmente. La otra posición es la de las personas que todavía no creen que esto pueda generar un daño y son los que no se cuidan, están en fiestas, no usan tapabocas, no se lavan las manos porque en su imaginario y en su verdad “no va a pasar nada”, todavía no se han dado cuenta que ya está pasando y depende de cada persona; ojalá cuando lo comprendan, no sea demasiado tarde.

REFERENCIAS:

  • Delors, Jacques (1994). "Los cuatro pilares de la educación", en la Educación encierra un tesoro. México: El Correo de la UNESCO, pp. 91-103.
  • Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
  • “Humanidad” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: designificados.com/humanidad [Consultado: 8 de julio de 2020].

 


*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Ingeniera de sistemas, especialista en gerencia del talento humano, especialista en estudios pedagógicos y maestrante en educación.
Promedio: 5 (3 votos)
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.