¿La compra de votos viene desde el colegio?

Del por qué es importante enseñar democracia representativa en las aulas de clases. 

El gobierno escolar es un medio por el cual los estudiantes levantan su voz, se hacen escuchar y eligen a sus representantes ante el consejo estudiantil. Pero, realmente, ¿bajo qué argumentos votan por estos?

El hecho de que los niños participen en el gobierno escolar y que sean sus compañeros quienes los elijan, es una actividad que los ayuda a crecer como ciudadanos, pues les enseña, desde pequeños, a votar por un representante, quien será su voz en las decisiones que se deban tomar en el consejo estudiantil. Lastimosamente no se inculcan, desde este momento, los valores democráticos sobre los cuales ellos deben realizar este voto.

Compra de votos desde el colegio

Es muy común ver que los niños que exponen sus propuestas ante el curso al que pertenecen llevan un dulce o un “detallito”. Obviamente, muchos de ellos no tienen aún en su cabeza los conceptos de ‘comprar votos’ o de ‘corrupción’ tan claros y, notoriamente, esto lo están haciendo sin estos fines.

Sin embargo, allí radica el problema: si en ese momento no se les explica lo que implicaría estas acciones en la vida adulta, ese pensamiento de que “el obsequio es más importante que las ideas al momento de presentarlas”, irá creciendo.

Algunos profesores no ven tan grave el hecho de que los niños lleven alimentos o dulces al momento de exponer a sus compañeros las propuestas de su candidatura, ya que lo hacen sin ninguna maldad y ellos crecen pensando que no es algo malo o que tenga sus consecuencias.

Pero, entonces, ¿cómo se les enseña que deben elegir por ideales o propuestas y no por las cosas que se les obsequia a cambio de un voto?

Explicarles las diferentes maneras por las cuales ellos puedan exponer sus propuestas, como debates o foros, espacios en donde los demás puedan formular preguntas y puedan estar seguros de las propuestas por las que quieran votar, será un excelente ejercicio de la democracia estudiantil una cultura adecuada para que, al crecer, no se fijen en los obsequios sino en las propuestas de los candidatos.

Si se les inculca a los niños desde el colegio cómo se realizan unas buenas votaciones, con unas decisiones basadas en lo que realmente importa en este ámbito, al momento de ejercer su derecho al voto en unas elecciones presidenciales, de alcaldía o de cualquier otro tipo en el futuro, ellos tomarán sus decisiones basándose en lo que realmente importa: las ideas.

 

*Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad estricta del autor.
Imagen de Natalia Cárdenas Ávila

Natalia Cárdenas Ávila

Estudiante de Lenguas Modernas con énfasis en Traducción de la Universidad EAN. Manejo del idioma inglés, alemán y portugués. Practicante en la Fundación Compartir.

Compártalo
Califique este artículo
Promedio: 5 (6 votos)

Contenidos relacionados

Lego: bloques de construcción para educar a niños y jóvenes

Implementar el juego en el proceso de formación, es un apoyo efectivo en aprendizaje con visión a futuro. 

La sensibilización del docente para lograr la inclusión dentro del aula

La inclusión educativa con niños con necesidades educativas especiales debe partir de la propia sensibilización del docente.

Los colombianos pedimos ‘ñapa’ para todo, menos para educarnos con calidad

Múltiples factores pueden explicar las causas de la deserción, pero en este escrito nos centraremos en el estudiante y su propia responsabilidad.