La segregación en el campo educativo debe reducirse con rapidez si queremos un país equitativo. El conocimiento debe ser democrático y no categórico.

Desde el pasado 7 de enero el Movimiento Todos por la Educación inició una campaña virtual para impedir que se grave con el 5% los útiles escolares

“Todo el desarrollo de la sociedad humana se basa en que las personas se ayuden unas a otras[1]

De acuerdo con el movimiento ‘Todos por la Educación’, sólo tomando la propuesta del gravamen a los útiles escolares más de nueve millones (9.000.000) de niños del país se estarían viendo afectados en el acceso a recursos educativos. Cifra preocupante pues son estos niños el futuro de nuestra sociedad.

A finales de diciembre de 2015 una comisión de expertos presentó la propuesta de lo que será el insumo a la nueva reforma tributaria estructural, que se presentará en Marzo de 2016 al Congreso.  Entre sus recomendaciones se propone gravar con el IVA en un 5 por ciento a los útiles escolares, uniformes, transporte y alimentación escolar; además de un 4 por ciento en el costo de las matrículas para tener acceso a la educación.

De apropiarse esta medida en marzo, se sumaría a un escenario de alta inflación y bajo incremento en el salario mínimo. Aunque no es un tema sencillo, el gobierno está en la búsqueda de una reforma equitativa que cumpla con los principios de eficiencia para lograr un sistema fiscal exitoso.

De acuerdo con el movimiento Todos por la Educación, sólo tomando la propuesta del gravamen a los útiles escolares más de nueve millones (9.000.000) de niños del país se estarían viendo afectados en el acceso a recursos educativos. Cifra preocupante pues son estos niños el futuro de nuestra sociedad. ¿Qué valores le podemos exigir a la comunidad si no contamos con una formación que permite a niños desarrollarse en un sentido integral, tanto académico como moral? ¿Cómo fomentar sueños y aspiraciones cuando no se brinda recursos óptimos en los años básicos educativos?

En un país donde cada día crece la brecha entre ricos y pobres, la propuesta de aplicar impuestos sobre los útiles escolares y matrículas es insensata. Si el gobierno aspira a una reconciliación efectiva y sincera debemos empezar por apostarle a la educación, ya que en ella recae gran responsabilidad de nuestros actos como seres humanos. De llegarse a aprobar este capítulo de la reforma tributaria, quedaría en evidencia que sólo aquellos que puedan financiar sus estudios pueden recibir este beneficio.

La Fundación Compartir no está de acuerdo con la propuesta de gravar en igualdad de condiciones a toda la población incluyendo a aquellas personas que se encuentran en condición de vulnerabilidad dado su bajo ingreso económico. Por lo mismo, apoyamos la petición creada en la plataforma virtual change.org por el movimiento ciudadano que busca la firma de todos los colombianos y colombianas posibles para decirle al Ministerio de Hacienda y Crédito Público que descarte dicha propuesta de los expertos.

[1] Dalai Lama. “Una fuerza para el bien”

*Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad estricta del autor.
Imagen de Melissa Hernández

Melissa Hernández

Coordinadora de incidencia Política de la Fundación Compartir

Compártalo
Califique este artículo
No hay votos aun

Contenidos relacionados

Los jóvenes en Bogotá 'pedalearon' por la educación de Colombia

Luego de casi 2 años de haber impulsado el Pacto por la Educación, Todos por la Educación se propuso incidir en las políticas locales educativas. Esta vez el turno fue para la paz.

¿Cómo decidí ser maestra?

Ser docente, más que ser una profesión, es una vocación.  

La etiología del malestar docente

Consciente de la importancia del clima laboral para el bienestar y la salud de los educadores, el profesor Carlos Abril se propuso rastrear indicios de malestar e identificar sus causas.