Creado el: Lun, 10/07/2017 - 00:00 por Palabra Maestra

8. La práctica del docente hoy

Hermer Guardo, explica qué sigue para su trabajo ‘CRECEN’ en cuanto a proyección comunitaria, enseñanza en el posconflicto, retos y proyecciones. 

Tabla de contenido

  1. Formación para la paz en y desde la escuela mediante el Comité de Resolución de Conflictos Escolares (Perfil y Trayectoria del docente Hermer Manuel Guardo Serrano)
  2. Contexto
  3. Aprendizajes de los estudiantes
  4. Propuesta didáctica
  5. Profundización
  6. La voz del profesor y otras voces
  7. Impacto de la presentación en el Premio Compartir
  8. La práctica del docente hoy

 

Construcciones y definiciones alrededor de su práctica 

 

Proyección comunitaria: ahora soy agente de beneficio social

“Ahora tengo una concepción más sólida respecto a lo que es la estructura profesional y lo que es la necesidad de consolidarme como agente de beneficio social, en el marco de la proyección comunitaria. Yo soy educador, la profesión me alcanza para trabajar y, de cierta manera, para conseguir mi sustento y el de mi familia, me permite sobrevivir. Pero he aprendido que ser educador implica ir más allá, implica ver la educación con un alto sentido de compromiso. Por esto, como docente me convertí en un agente de servicio social, en un agente benefactor en la comunidad. Muchas personas esperan que uno, desde su profesión, les ayude a transformar sus vidas, que incida en ellos de manera positiva ayudándoles a construir y a consolidar un proyecto de vida. Esto me ha permitido reconocer la necesidad que tengo de transformar la imagen que tenía de mi función y de mi papel como educador.”


De docente a investigador

“Poco a poco, uno va yendo más allá del aula y eso lo lleva a la necesidad de estar conociendo y escudriñando. Esta situación le permite llegar a un momento en el que aspira a convertirse más en investigador que en docente. Esta nueva perspectiva también la he ido configurando en los nuevos aprendizajes que, de manera progresiva, he ido incorporando a mi vida profesional.”


Construcción de estrategias pedagógicas pertinentes 

“Por un lado, En la Institución tenemos una serie de estrategias metodológicas puntuales, algunas son muy propias de nuestro contexto, aprendidas acá. Algunas de estas tienen que ver con dinámicas de grupo que se incorporan desde juegos tradicionales, cuentos y leyendas, por ejemplo. Y a partir de dichas dinámicas de grupo, las cuales son llevadas al aula, se desarrollan estrategias metodológicas en las que los niños logren interactuar, haciendo las veces de los personajes que son propios de los cuentos o de las leyendas abordadas.

Mediante estos espacios es posible observar a los estudiantes, ya sea a través de la dramatización o del conversatorio, y, así, recoger lo esencial y lo pertinente para transformarlo en situaciones que se relacionen con el plano de lo moral o de lo ético.

Esto es una suerte de incorporación, o más bien de alianza, entre la moralidad y la pedagogía de los valores o de lo moral. Por ejemplo, el hecho de poder trasladarles la inquietud de que, por encima de cualquier obstáculo o de cualquier circunstancia, uno tiene que ser resiliente y tratar de sobrevivir.

Por otro lado, cuando estuvimos en Alemania y en Centro América con otros docentes, logramos apropiar algunas estrategias metodológicas muy puntuales como el cine foro, el teatro foto y el teatro imagen. A partir de estas analizamos cómo podíamos implementarlas en el aula. Además, pensamos en vincular las expectativas y los sueños de los niños a la práctica pedagógica, para lo cual ellos dibujaban y expresaban aquello que pensaban y lo que quería ser a futuro en los escenarios de teatro foro, de teatro imagen y de cine foro. 

Así, a partir de lo que observamos en su presentación, realizamos una recapitulación y un análisis de lo que ellos eran. A su vez, comenzamos a tratar de orientarlos en procesos de formación que fueran orientados al campo de la ética y la moral. Esto pues pensábamos que así los niveles de convivencia, que eran aquellos a los cuales estaba orientada nuestra práctica pedagógica, podían mejorar en la Institución Educativa.”


 

Propósito de enseñanza prioritarios en el posconflicto desde la propuesta

Construcción de estilos de vida moralmente expectables

“En la Institución le hemos apostado mucho a lo que es una vinculación directa de la pedagogía con la construcción de estilos de vida que sean moralmente expectables. Les tengo que explicar eso, porque muchas veces choca en el escenario de la diversidad y de los Derechos Humanos. Hemos visto que muchos de nuestros estudiantes están apostándole a estilos de vida que, a juicio de muchos pedagogos, cortaría con lo que tiene que ver con una sana convivencia. Por esto, los docentes hemos tratado de reorientar sus visiones sobre el ejercicio del libre desarrollo de la personalidad, con el fin de que hagan el pleno uso de este. Esto para que no tuvieran consecuencias negativas ni en su vida personal ni en sus relaciones con los otros.

También, estudiamos algunos insumos pedagógicos y algunos teóricos como Kohlberg, Piaget y Kant. Retomamos sus aportes y, con los estudiantes, analizamos de cerca las posturas morales. En el escenario de la socio-antropología, examinamos lo que tiene que ver con los componentes del yo interior, tales como la voluntad y la conciencia. Por ejemplo, uno de los aspectos en los que queremos que reflexionen es el principio de la consecualidad, en las consecuencias de sus acciones.

A lo largo de este trabajo procuramos que, mientras ellos hacen uso pleno de su libre desarrollo de la personalidad, sientan que nosotros, a su lado, los formábamos y orientábamos para que construyeran un proyecto de vida de manera autónoma, el cual fuera armónico con sus intereses y con lo que la sociedad esperaba de ellos.

Este trabajo es muy complejo, no es fácil tratar de encontrar resultados al principio, es en un proceso. Reconocemos una ventaja que tenemos frente a la educación en las ciudades y es que aquí es posible observar que los estudiantes son más receptivos a lo que les decimos, a cómo los queremos guiar. Por esto, hemos tratado de ayudarlos a crear un proyecto de vida con el cual se sientan a gusto y, además, con el que sus familias sientan que el esfuerzo que hicieron dándoles su estudio valió la pena.”


 

Retos y Proyecciones

Identificarme con mis estudiantes: todo un reto

“Muchas veces tuve que olvidarme de cosas que normalmente hacía como persona pero que, eventualmente, podían ser incompatibles en el ejercicio de la pedagogía, en el testimonio que proyectaba hacia ellos y en su visión. Cuando llego al aula de clase a veces tengo que olvidarme de problemas y situaciones personales para presentarles ese rostro que ellos desean ver, ese espejo en el cual quieren mirar. Pues este ha sido otro reto continuo, el identificarme con ellos, está bien que cronológicamente no podamos ser pares y profesionalmente tal vez tampoco. Pero, desde la perspectiva de vernos como personas, como seres humanos, tanto ellos como los docentes podemos convivir. Este reto me ha llevado a la pedagogía de la horizontalidad, a estar al nivel de ellos y no como superior. Esto en aras de que tanto los estudiantes como los docentes nos sintamos a gusto y en confianza, estableciendo las respectivas fronteras, en un ambiente de comprensión.”

 

Manejo de la información y las relaciones en medio de la adversidad social

“En la unión de los Montes de María el manejo de la información y la transmisión de saberes debe hacerse con mucha cautela, sobre todo cuando quienes van a vivir la experiencia en el aula han crecido en este lugar, en los momentos de 1997, 1998, 2001 y 2003. Por esto, antes, el querer expresarme de manera directa con mis estudiantes no me era tan fácil, pues en el aula podía contar con niñas que quizás estaban saliendo con algún paramilitar o con niños que eran “mosca”, como le llamamos aquí, eran informantes. El saber eso se convertía en una frontera que me impedía llegar a donde quería. Para mí, era necesario decir las cosas de manera indirecta y saber decirlas.

Ya se han ido derrumbando muros, con lo cual tenemos más libertad como docentes. Por eso, uno de mis mayores retos ha sido tratar de encontrar estrategias a través de las cuales pueda llegar a los estudiantes de una manera más clara para que, así, entiendan lo que realmente quiero hacer. Y, por ejemplo, en caso de que crean que estoy tratando de involucrarme con sus ideologías o con un asunto que no me compete como profesor, es importante para mí darles a entender que nuestro propósito es meramente formativo, pedagógico.

Cuando me enfrento con estudiantes que están sembrando el caos en la sociedad o que son miembros de grupos armados al margen de la ley, que quieren creer que estoy tratando de involucrarme con su qué hacer, tratando de ser un denunciante o una voz que protesta en contra de eso, es muy importante saber cómo persuadirlos en otra perspectiva. En esos momentos he procurado ser entendido y, a la vez, ser tolerante para saber llevar las situaciones.” 


 

Compártalo

Califique este artículo
No hay votos aun