Usted está aquí

Diciembre 2, 2018

Otra escuela posible, para transformar “el ombligo de la guerra” en el “ombligo de la esperanza”

En este país con una realidad dulce-amarga hay que enamorar la esperanza para construir juntos el Ombligo de la Esperanza. 

 

Jorge Elías Salas Fuentes
Año:
2017
Categoría: Rector                          
Región:
El Carmen, Bolívar. 
Institución Educativa: Institución Educativa Técnica Agropecuaria Giovanni Cristini Cristini. 

 

Llegué a la docencia, por una hermosa carambola de la vida, quería ser médico, un gran doctor, era el sueño mío y el de mi padre, tal vez pediatra oncólogo, que ayudara a los niños y niñas que sufren a diario con esta mortal enfermedad y así, evitar ver morir, como me tocó a mi única hermana, a corta edad. Pero la vida me tenía deparado otro camino, un año después de la muerte de Milena (q.e.p.d.) la única hermana de 8 varones, es asesinado mi padre, en medio de esta absurda guerra que vivimos por más de medio siglo. Y es entonces cuando Dios y la vida me indican que hay una profesión donde también se puede curar y sanar almas, una profesión donde se puede luchar contra el cáncer de la ignorancia y es así como me hago, pulso a pulso: Maestro…y aprendiz de poeta, que creo (en mi caso) son sinónimos.

Y luego en el período comprendido entre 1998-2006, empezó mi experiencia como rector de una institución de la Arquidiócesis de Cartagena, posteriormente desde 2008, luego de superar un concurso de méritos soy nombrado Rector en período de prueba en la Institución educativa Rafael Núñez (Municipio de Córdoba-Bolívar) donde laboro hasta diciembre de 2009. En 2010-2015 ya nombrado en propiedad soy trasladado a la Institución Educativa Técnica La Floresta del municipio de San Juan Nepomuceno y posteriormente desde abril de 2015 hasta la actualidad en la IETA Giovanni Cristini Cristini del Carmen de Bolívar.

 Mi labor la combino con la pasión de escribir: poesía y relatos (actualmente he publicado 5 libros de poesía), en donde dibujo mis experiencias personales, así como mis aprendizajes en el campo de la docencia y como directivo, convencido que la escuela es espacio de construcción colectiva, de esperanza contra la desesperanza reinante, territorio de paz, de diálogo de saberes, de resistencia y resiliencia, valores que desde el campo directivo de la producción literaria promuevo en mi quehacer.

A través de ese trasegar, he aprendido y la vida me lo ha enseñado que para lograr el cumplimiento de las normas de convivencia, mediar en los conflictos que se presentan a diario y la búsqueda de los logros en la comunidad se hace necesario promover el diálogo, el trabajo en equipo y la participación de los estamentos de la comunidad educativa, ya que soy un convencido en que como seres sociales, somos constructores y protagonistas de nuestra realidad.

Mi labor la he desarrollado en tres municipios del departamento de Bolívar: Córdoba, San Juan Nepomuceno y el Carmen de Bolívar, los tres ubicados en la subregión denominada “Los Montes de María”, en donde la guerra manchó durante años esta bella tierra y en donde hoy se quiere forjar otra realidad posible. Y es que soy un convencido, que desde la escuela, se puede, sí y sólo si le damos su verdadero valor y si le inyectamos ojos, manos, corazones y una alta dosis de amor, convertirse en espacio de Libertad, en espacio creador, un espacio en donde confluyen sueños, en donde se produce cultura y liberación y donde se puede sembrar y cosechar esperanzas en medio de tantas desesperanzas. En ese caminar empecé a coordinar una propuesta de producción textual a la cual bautizamos como “La Cosecha”, apoyada por la organización KaiRed Colombia (Kairós Educativo) de la cual hago parte y coordino un grupo denominado “La Red Teoartística de los Montes de María”, esta inició en el año 2009 en el Carmen de Bolívar, con aproximadamente once jóvenes coordinados por mi y el docente Lic. Yonny Salas. Este grupo aumenta y se unen al equipo coordinador las docentes: Lic. Elizabeth Pérez Pérez y la Lic. Lilibet Pérez Pérez.En 2010 soy trasladado al corregimiento de San Andrés (municipio de Córdoba – Bolívar) y allí comencé con un grupo de jóvenes, niños y niñas algunos-as bachilleres y muchos estudiantes de la Institución Educativa Rafael Núñez, con aproximadamente unos veinte jóvenes, y en su coordinación me apoyé en la Lic. Lida Meza Ruiz. Y en el año 2011 año en que fui trasladado al municipio de San Juan Nepomuceno a la Institución Educativa Técnica Industrial La Floresta, conformamos un tercer grupo bajo la coordinación de las profesoras Lic. Margarita Castellar y Lic. Margarita Pérez, sumándose en el 2012 la Lic. Mirta Romero Arrieta. Actualmente, continúan los tres grupos, renovados en una gran proporción y fortalecidos, con la firme misión de forjar a través del Arte expresiones de Vida, Paz y Esperanza; formarnos para la convivencia pacífica, la autovaloración y la práctica de valores como el respeto, la participación y el empoderamiento, orientando este proceso mediante dinámicas de interacción social y talleres de creación artística. De esta manera estamos contribuyendo y fortaleciendo la formación humana y la construcción del proyecto de vida de los miembros de la Red. Y con el apoyo de la Corporación Kaired hemos logrado la publicación de dos producciones escritas: “la Cosecha” en el año 2012 y “la Cosecha 2” en el año 2014, en la cual se recogen los trabajos de los miembros de esta comunidad que hermana varias instituciones de los Montes de María y con los cuales se han hecho integraciones a nivel local, regional y nacional, siendo un aporte a la construcción de paz, convivencia y a la reconstrucción de la memoria histórica y el tejido social de esta región golpeada por la guerra.

 En esa búsqueda de nuevas formas de construir la escuela, promuevo la construcción colectiva, el reconocimiento de los valores propios y de las potencialidades de todos de todas y el acompañamiento y la articulación con los programas estatales que buscan mejorar la calidad educativa en esta institución, es así como actualmente estamos articulados con el SENA-Bolívar, y tenemos el apoyo de los programas: Computadores para Educar, PTA: Programa Todos a Aprender y en este año, la institución recibió un reconocimiento por parte del Ministerio de Educación Nacional, un incentivo por haber mejorado el MMA.

En la formulación de las metas y programas, estamos en el camino de lograr la participación de los equipos de docentes de las cinco sedes con que actualmente cuenta la institución, hagan su aporte para la construcción de estos, es así como en las semanas de desarrollo institucional, previa planeación se desarrollan estos aspectos. El cumplimiento se asegura con el apoyo de los y las coordinadores de la institución y con el apoyo de la tutora del Programa Todos A Aprender, quien ayuda en lo pertinente a su labor, sobre todo en el ciclo de básica primaria.

Los recursos financieros y físicos, tienen la particularidad en este país, que nunca son suficientes y en el caso concreto de la institución donde laboro, donde aún no hay un cerramiento, donde el personal administrativo es mínimo, donde hay muchas necesidades, toca “multiplicar los panes” e involucrar a los miembros de la comunidad educativa para que aporten en la construcción del presupuesto, de plantear en equipos las prioridades y de enfatizar en lograr que haya eficiencia y eficacia en la utilización de éstos y que haya equidad en su distribución. A lo largo de mi labor directiva, es una de mis preocupaciones asegurar el acceso de los niños y niñas al proceso educativo, por lo cual promuevo políticas encaminadas a lograr este objetivo, teniendo en cuenta que todas las instituciones que he dirigido albergan población en extrema pobreza, de barrios marginales, población víctima del conflicto, lo que hace necesario la implementación de estrategias que permitan que la escuela sea de puertas abiertas, incluyente y humana, en donde se promuevan los valores tales como: la convivencia pacífica, la autovaloración, el respeto, la esperanza, el amor, los deseos de superación y la resiliencia, para poder transformar las realidades tan injustas y duras, que viven nuestros educandos, en otra más justa y aportar con total convicción en la construcción de la Paz en esta tierra hermosa llamada Colombia.

Anoto además dentro de mi labor y mi opción a favor de los procesos sociales y la construcción de Paz tres aspectos más: primero la beca obtenida para participar en el Seminario de construcción colectiva del Departamento Ecuménico de investigaciones-DEI-2013 de San José de Costa Rica (Octubre- Noviembre de 2013), con la propuesta de investigación denominada: EL KAIRÓS DE LA POESÌA COMO ALTERNATIVA EMANCIPADORA PARA LOS JÓVENES DE LOS MONTES DE MARÍA EN EL CARIBE COLOMBIANO, la cual fue escogida por esta entidad y publicada en Costa Rica: http://www.deicr.org/el-ombligo-de-la-esperanza

La publicación de mi cuarto libro “Y la Escuela se Hizo Poesìa” (poesía, Editorial Dimensión Educativa, Bogotá. D.C. Marzo de 2009, en el cual le escribo a la escuela desde una perspectiva poética y humana, llena de sus realidades y escrita con ojos de niño, adulto y enamorado de la vida. http://kaired.org.co/servicios/tienda/arte/libros-de-poesia-y-cuentos http://kaired.org.co/servicios/tienda/arte

Y este año, el 14 de julio acabo de ganar el primer puesto en el “Premio Nacional de Poesía y Cuento por el Sí a la Paz” auspiciado por la fundación Lidera en la ciudad de Bogotá. http://media.wix.com/ugd/9c3dea_08f033bbe7cf42cf986be039093c5e5c.pdf

Escrito por
Rector de la Institución Educativa Técnica Agropecuaria Giovanni Cristini Cristini, ubicada en El Carmen, Bolívar.
No hay votos aun
Estadísticas: .