Usted está aquí

Diciembre 7, 2018

Ponerle fin a la práctica de prohibir que las niñas embarazadas vayan a las escuelas

La educación juega un papel importante en el empoderamiento de las mujeres para progresar social y financieramente. Conozca el por qué. 

Aunque la mayoría de los países han firmado y ratificado tratados internacionales que defienden la igualdad de género, este compromiso no siempre es lo suficientemente claro en lo que respecta a la educación. En muchos lugares, siguen existiendo prácticas discriminatorias que mantienen a las niñas embarazadas fuera de las aulas.

Se ha convertido en una práctica rutinaria el administrar pruebas de embarazo en escuelas de la República Unida de Tanzania, país que tiene una de las tasas de embarazo en adolescentes más altas del mundo. Según Human Rights Watch (HRW, por sus siglas en inglés), unas 8000 niñas son expulsadas cada año por estar embarazadas. Tan solo el año pasado, John Magufuli, presidente de Tanzania, dijo que no se permitiría a las mujeres embarazadas regresar a la escuela. La expulsión de niñas embarazadas de las escuelas también se ha denunciado en la República Democrática del Congo.

Tratados internacionales como la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), la Convención Relativa a la Lucha Contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza (CADE, por sus siglas en inglés) y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ICESR, por sus siglas en inglés) son fundamentales para evitar que esto suceda. Piden, por ejemplo, una reducción de las tasas de abandono escolar por parte de las mujeres (artículo 10, CEDAW), el fin de la discriminación en lo que respecta a la educación (artículo 3, CADE) y el acceso a la educación para todos (artículo 13, ICESR). Incluso, tanto la República Unida de Tanzania como la República Democrática del Congo han ratificado a los tres. Esto significa que los mecanismos de los tratados que permiten a los ciudadanos desafiar a los gobiernos que violan estos derechos no se están utilizando de manera efectiva.

La educación juega un papel importante en el empoderamiento de las mujeres para progresar social y financieramente. Es por esto que es particularmente importante garantizar el acceso a oportunidades de aprendizaje para todas las niñas en los países donde tienen más probabilidades de casarse o dar a luz a una edad temprana. El Informe 2013/4 EFA GEM estimó que hasta 3,4 millones de nacimientos ocurren antes de que las niñas alcancen los 17 años en el África subsahariana y en el sur y el oeste de Asia. Una de cada siete mujeres jóvenes se ve afectada en las dos regiones.

Avanzar en esta dirección beneficia a las decisiones propias de las mujeres, se ha encontrado que mejora su salud y la de sus hijos y, a largo plazo, provoca una transición demográfica de alta a baja tasa de natalidad. Empoderar a las mujeres asegurándoles que permanecerán en la escuela les da más control sobre las decisiones de fertilidad.

Los gobiernos y los ciudadanos pueden detener la discriminación contra las mujeres embarazadas. Varios países han tomado medidas activas para eliminar los estigmas asociados con las niñas embarazadas con el objetivo de promover la permanencia escolar.

Uganda, por ejemplo, tomó medidas antidiscriminatorias en 2013 y 2014 contra la exclusión de las mujeres embarazadas, mientras que también pretende reducir el embarazo en la adolescencia y el matrimonio a edad temprana. Los resultados incluyeron un aumento del 4 % en las tasas de finalización de la educación secundaria para las niñas. El gobierno de México puso a prueba las subvenciones para adolescentes y permitirles volver a la escuela después del embarazo. El país ocupa el primer lugar en embarazos en adolescentes entre los 35 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE, según UNICEF en 2017).

El embarazo adolescente es un reto para todas las sociedades, pero mantener a las niñas embarazadas en la escuela y ofrecerles incentivos para regresar a la escuela después del parto son estrategias significativas para enfrentar este desafío.

 

Fuente: World Education Blog

Traducción: Andrea Lugo

Escrito por
El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM) es un informe anual independiente, acreditado y de base empírica que publica la UNESCO.
No hay votos aun
Estadísticas: .