Imagen de Alianza Compartir - Artifice Innovación y Cromociencia

Alianza Compartir - Artifice Innovación y Cromociencia

Alianza Compartir - Artifice Innovación y Cromociencia

La innovación se hace innovando

Publicado: Jue, 14/01/2016 - 00:00

Conozca los retos en educación a los que responde este programa desarrollado por la organización Artífice.

En esta sesión final del programa “practicar la innovación en el aula de hoy”, presentaremos los retos en educación a los que responde el programa en su ejecución, a lo largo de las diferentes sesiones.

Al concebir y ejecutar este programa, quisimos ser fieles a la frase del título de esta sesión, entendiendo el programa como la presentación de una serie de elementos sensibles, con un orden coherente y una distribución adecuada de énfasis, que permitiera vivir al participante el proceso de ¡innovar, innovando¡

Es importante agregar que son muchos los retos y oportunidades que tiene la educación hoy en día en un país como el nuestro, que la siente en retraso; sin embargo, y curiosamente, la misma sensación de retos y oportunidades, la tienen también los países líderes o referentes en educación. Ello es un reflejo del proceso complejo que es la educación en todas las latitudes: para todos los países, aún la educación está muy lejos de una situación que brinde comodidad y tranquilidad, y por ello todos consideran importante aprender a innovar continuamente sobre su sistema educativo.

Otro aspecto a resaltar de nuestra visión particular de la innovación y del programa propuesto, es: en innovación preferimos caminar con los “zapatos que se tienen”. Es decir, que partimos del contexto y situación general actual, para promover la autoconfianza y el empoderamiento de actores, buscando que, de manera no-invasiva y fluida, estos hagan evolucionar su situación y aquella de la educación hacia los estados buscados.

La realidad descrita en los párrafos anteriores es un testimonio de la necesidad de dar respuesta, por medio de la innovación, a grandes retos aún subyacentes en educación.

A continuación ponemos al descubierto el conjunto de trayectos, es decir, cada uno de los puntos de partida y los puntos deseables de llegada, que constituyeron los retos a los que nuestro programa busca orientarse en educación:

 

  1. Migrar de un aprendizaje centrado en el docente a aprendizajes centrados en el alumno, para su desarrollo cognitivo y emocional. 
  2. Promover la evolución de un aprendizaje como proceso individual, al descubrimiento  del aprendizaje como comunidad de enseñanza-aprendizaje, potenciado por la interacción con los demás.
  3. Complementar un aprendizaje disciplinar, con un autoconocimiento del individuo que promueve aprendizajes significativos de la disciplina.
  4. Pasar de ver el aula como el único espacio de enseñanza y aprendizaje, a entender que cualquier interacción y contexto se presenta con oportunidades de enseñanza-aprendizaje (aprendizaje situado).

5.   Pasar de entender la enseñanza y el aprendizaje como procesos de transmisión de un saber  estático, a verlos como procesos de donde emergen dinámicamente entendimientos y conocimientos trascendentes para el individuo y su entorno.

A continuación, se hace una breve descripción de estos retos y la referencia a la sesión o sesiones en las cuales se brindan las herramientas que consolidan competencias para alcanzarlos:

  1. Migrar de un aprendizaje centrado en el docente, a aprendizajes centrados en el alumno, para su desarrollo cognitivo y emocional: en un proceso tradicional de enseñanza-aprendizaje en el aula, el rol activo le corresponde al docente y el estudiante puede estar relegado a un rol pasivo. Lo que se busca con migrar esta situación, es que el estudiante genere un rol-proactivo en la clase y en su proceso de aprendizaje; rol en el que es capacitado y que además, es afín con su preferencia de colores. En este programa, en la Sesión III, se entrena al grupo en un juego proactivo de roles.
  2. Promover la evolución de un aprendizaje como proceso individual, al descubrimiento del aprendizaje como comunidad de enseñanza-aprendizaje, potenciado por la interacción con los demás: el aprendizaje alrededor de un tema específico se enriquece con los entendimientos y las dificultades del otro, de allí que el aprendizaje en interrelación con los demás, tenga más trascendencia que un aprendizaje individual. En la Sesión IV, se capacita al grupo en la construcción colectiva de conocimiento sobre la base de la interacción, el entendimiento y el consenso que va generando el grupo a través del juego de roles individuales y grupales.
  3. Complementar un aprendizaje disciplinar, con un autoconocimiento del individuo que promueve aprendizajes significativos de la disciplina: cuando el alumno se reconoce como sujeto con capacidad de aportar y recibir en su proceso de aprendizaje, y su aprender se nutre con su contexto y vivencias, este aprendizaje tiene un sentido más amplio y enriquecido para el alumno y el grupo (aprendizaje significativos). La Sesión V del programa, es una puesta en escena de estas actividades de la comunidad de enseñanza-aprendizaje, en un tema de la materia de clase.
  4. Pasar de ver el aula como el único espacio de enseñanza y aprendizaje, a entender que cualquier interacción y contexto se presenta con oportunidades de enseñanza-aprendizaje (aprendizaje situado): el aprender es para la vida, el estudiante es un ser social, como tal, las disciplinas deben propiciar vivencias y experiencias en este sentido. La forma de autoconocimiento y aprendizajes que promueve el programa, empoderan para interactuar en escenarios diferentes al aula de clase, aprendizaje situado a partir de sus relaciones y contexto. La comprensión del programa en sus diferentes sesiones, es un empoderamiento para la acción en contextos adicionales al aula.
  5. Pasar de entender la enseñanza y el aprendizaje como procesos de transmisión de un saber  estático, a verlos como procesos de donde emergen dinámicamente entendimientos y conocimientos trascendentes para el individuo y su entorno: cuando el aprendizaje del alumno no está sólo centrado en el contenido disciplinar, puede encontrar experiencias diferentes y novedosas que le permiten ampliar su comprensión del mundo y su entorno, generándole la capacidad de aportar creativamente como sujeto social.

Para concluir, cuando se lleva este programa a la práctica con el grupo de clase, se convierte en un “laboratorio” para el aprendizaje, la investigación y la innovación de la materia, y más importante aún, hace del proceso de enseñanza y de aprendizaje algo dinámico y socializador, que promueve el autoconocimiento, y potencia el pensar y el actuar del individuo partiendo de su contexto.

Imagen de Alianza Compartir - Artifice Innovación y Cromociencia

Alianza Compartir - Artifice Innovación y Cromociencia

Alianza Compartir - Artifice Innovación y Cromociencia

Compártalo

La Fundación Compartir, Artífice Innovación y Cromociencia; establecen una alianza para desarrollar proyectos que propicien y desencadenen la innovación en distintos escenarios del sector. Para comenzar, se crea el programa “Practicar la innovación en el aula de hoy”. Con este programa se busca acompañar a grupos de maestros con sus alumnos a experimentar y vivir la innovación en el aula de clase, invitándolos a conformarse como una comunidad de enseñanza-aprendizaje efectiva y a incorporar a sus clases las dinámicas individuales y grupales que brinda la Metodología del Color (Cromociencia), como herramienta que facilita el proceso de innovación en educación.

Califique este artículo
Promedio: 5 (6 votos)